Remedios caseros contra el vértigo

el vértigo

El vértigo es un estado en el que los pacientes experimentan mareo, inestabilidad y la sensación de que van a desmayarse o de que todo alrededor está girando. Es un desorden que afecta el equilibrio y está relacionado con mensajes del cerebro que no están bien elaborados y con un mal funcionamiento de los sistemas sensoriales.

Remedios caseros contra el vértigo

Las causas de estas alteraciones son múltiples, pero en cualquier caso las personas que sufren de vértigo deben consultar a fisioterapeutas que los ayuden a practicar ejercicios favorables al balance corporal. También es conveniente realizar ejercicios aeróbicos en casa que provean al cuerpo y al sistema nervioso de movilidad y dinamismo.

Se recomienda que se desarrolle un patrón de sueño regular, lo que le dará estabilidad al organismo y ayudará a renovar las sinapsis diariamente. Igualmente se deben reducir los niveles de estrés y buscar maneras de relajar la mente y el cuerpo, de modo que la presión arterial y otros signos vitales mantengan sus valores idóneos.

Algunos remedios caseros han probado ser eficaces. En los vértigos relacionados con el azúcar en sangre, se debe recurrir a jarabes y jugos de frutas que suben los niveles de glucosa y alivian los síntomas de la enfermedad.

El ginkgo

Una planta que está adquiriendo mucha popularidad es el ginkgo, ya que mejora la circulación y la función cerebral, incrementando el aporte de oxígeno que llega al cerebro.

Puede hacerse una infusión de ginkgo (Ginkgo biloba L.) poniendo una cucharadita en una taza de agua hirviendo. Después de dejar reposar 5 minutos, cuele la infusión y tómese 3 tazas al día. Si lo prefiere puede conseguir el ginkgo en extracto y en cápsulas en los herbolarios.

Para preparar el extracto mezcle 25 gotas en un poco de agua o zumo de frutas y tome 3 dosis al día.

Las cápsulas vienen en concentraciones de aproximadamente 500 mg, eso le permitirá tomar sólo una cápsula diariamente. Sus resultados son muy buenos.

El Jengibre

Jengibre es una raíz que tiene excelentes resultados en disminuir el vértigo, el mareo y las náuseas. En una taza de agua hirviendo ponga media cucharadita de moca de jengibre (Zingiber officinale R.) en polvo. Déjelo reposar 3 minutos y ya está listo para tomar. Su sabor resulta un poco picante, pero al poseer tan buenas propiedades vale la pena probarlo.

Diente de León

Diente de león para aliviar los síntomas relacionados con el vértigo. Para la decocción ponga 60 g de diente de león (Taraxacum officinale W.) en 750 ml de agua. Hierva a fuego lento durante 1 hora en un cazo, hasta que se reduzca 1/3 (aproximadamente el preparado se reducirá a medio litro).

Déjelo reposar 10 minutos y fíltrelo con un colador. Guarde en un lugar fresco en una jarra tapada. Tome de 2 a 3 infusiones al día, endulzadas con miel o con melazas de arroz o trigo.

El diente de león también se puede tomar en forma de extracto. Para preparar el extracto, basta con poner 30 gotas del mismo en un poco de agua o zumo de frutas y beber 3 dosis al día.

Otros remedios
  • Infusión de rusco y de cayena le ayudará a mejorar la circulación. Ponga 25 g de rusco (Ruscus aculeatus L.) y 5 g de cayena (Capsicum frutescens L.) en medio litro de agua. Debe cocer durante 5 minutos y después cuélelo. Tome 2 infusiones al día. Si la infusión no le agrada al paladar, puede tomar estas plantas en cápsulas simples, que podrá encontrar en los herbolarios.
  • Menta, se prepara como una infusión normal, añada a una taza de agua hirviendo 5 hojas de menta (Mentha piperita L.) frescas o secas. Déjelo reposar 5 minutos y beba 2 tazas diarias, una por la mañana y otra a media tarde.
  • Artemisa esta infusión también le puede ser de gran ayuda. Ponga 15 hojas frescas o secas desmenuzadas de artemisa (Artemisia vulgaris L.), en 1 litro de agua hirviendo durante 10 minutos. Fíltealo y tome una infusión cada mañana, en ayunas.
  • Otros productos, como las cápsulas de raíz de jengibre y el té negro mezclado con jengibre machado, brindan alivio inmediato y eliminan las náuseas y la desorientación. La manzanilla y la menta pueden ser buenos sustitutos para el jengibre.

Si el mareo proviene del estado de embarazo se puede remediar poniendo dos cucharadas de germen de trigo en una taza de leche tibia. Esta fórmula es muy aplicada para aliviar los malestares mañaneros.

Las personas anémicas pueden sentir mareos con mucha frecuencia. En sus casos, lo ideal es fortalecer las dietas con alimentos ricos en hierro (pescado, aves, carnes magras), ácido fólico y vitamina B12 (ambos en vegetales de hojas verdes).

En general estos pacientes deben reducir al mínimo el consumo de cafeína y alcohol. Son sustancias que de manera natural pueden provocar mareos. También deberían eliminar paulatinamente de sus dietas las golosinas y frutos secos salados, en dependencia de la gravedad de los síntomas.

Aviso: La información contenida en esta artículo tiene carácter meramente informativo y no puede ser considerada como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico. Si tiene cualquier enfermedad o dolencia le recomendamos que consulte con un profesional de la salud.


Otra Medicina