La Profecía Kalachakra

La Profecía Kalachakra, InfoMistico.com

Shambhala, en sánscrito, significa “Fuente de Felicidad”. La información sobre este Reino se encuentra en las escrituras tántricas budistas consagradas a la Kalachakra (“Rueda del Tiempo”), y en los diferentes comentarios a estas escrituras compuestos a los largo de los Siglos.

La Profecía Kalachakra — Rueda del Tiempo o Ciclo del Tiempo

Este recóndito lugar se encontraría emplazado al norte del Río Sita, al que varios estudiosos modernos han identificado con el Río Tarim, en la región autónoma china de Sinkiang Uighur.

Este nace en las montañas de Kunlun y pasa, cerca del Paralelo 42 Norte, por el Desierto de Takla-Makán y la Cordillera de Tien Shan —las Montañas Celestes de los Taoístas—, a lo largo de una extensa zona escasamente poblada, de fronteras poco claras y políticamente convulsiva, que sigue siendo uno de los lugares menos conocidos del Planeta.

Según las escrituras, Shambhala está protegida por un anillo de resplandecientes montañas nevadas que mantiene el Reino a salvo de quienes no cuentan con la suficiente preparación.

Habitar en este Reino significa disfrutar de una perfecta atmósfera de equilibrio, desconocer las necesidades materiales y contar con unas condiciones ideales para la Ascensión Espiritual.

No obstante, los súbditos de este Reino no albergan rechazo alguno hacia el mundo material, sino que tratan de conocerlo profundamente. Debido a ello, ésta sociedad ha desarrollado una ciencia médica sofisticada, elevados conocimientos astronómicos y avanzados instrumentos tecnológicos.

Escrituras de Kalachakra

Las escrituras de Kalachakra recogen que el Soberano de ese Reino legendario posee un Espejo Mágico con el que puede contemplar acontecimientos que ocurren a miles de kilómetros de su Palacio. También hablan del dominio de una milenaria tecnología aeronáutica.

Los habitantes de Shambhala tienen una larga vida. En caso de no haber alcanzado el Nirvana, renacen en el mismo Reino o en algún otro Paraíso Celestial, un “Reino Puro” donde prosiguen su Evolución. No todos son iluminados, pero se hallan cerca de este estado y en proceso de alcanzarlo.

Según las escrituras de Kalachakra, hacia el 900 AEC, cuando Gautama, el Buda se hallaba en su último año de vida, transmitió estas enseñanzas en Dhanyakataka, al sur de la India.

Cierta tradición afirma que la Iniciación fue durante la Luna Sagrada de Wesak, en el Plenilunio de Junio. Entre los presentes, se encontraba Sukandra, el primer Soberano de Shambhala consignado en las crónicas.

Dharmarajas

Tras recibir las instrucciones completas de la Meditación Kalachakra, Sukandra regresó a su Reino, dedicándose intensamente a las prácticas de las técnicas aprendidas, convirtiéndose en el primero de los llamados Dharmarajas (“Reyes de la Verdad”).

Hoy suele aceptarse que el Buda murió hacia el 490 AEC. ¿Está errado este consenso actual y el Buda murió hacia el 900 AEC, como dicen los textos de Kalachakra? ¿O es que se atribuyó tardíamente a él la facilitación a Sukandra de las técnicas para convertirse en el primero de los Reyes Dharmarajas?

Reyes

Como quiera que haya sido, según los textos Kalachakra, estos Reyes fueron 7:

  1. Sukandra.
  2. Devendra.
  3. Tejasvin.
  4. Somadatta.
  5. Deveshvara.
  6. Chitrarupa.
  7. Devesha.

Reyes Kalki

A éstos, les sucederían los 32 Reyes Kalki (“Titulares de la Sabiduría”):

  1. Manjush Rikirti.
  2. Pundarika.
  3. Barda.
  4. Vijaya.
  5. Mitrabhadra Sumitra.
  6. Ratnapani.
  7. Vishnugupta.
  8. Suryakirti.
  9. Subhadra.
  10. Samudra Vijaya.
  11. Durjaya.
  12. Suryapada.
  13. Vishvarupa.
  14. Shashiprabha.
  15. Ananta.
  16. Parthiva.
  17. Shripala.
  18. Singha.
  19. Vikranta.
  20. Mahabala.
  21. Anirudha.
  22. Narasingha.
  23. Maheshvara.
  24. Ananta Vijaya.
  25. Rudra Chakrin.

La Profecía

Los textos de Kalachakra establecen un paralelismo entre importantes acontecimientos históricos del mundo exterior y la genealogía de sus Reyes.

Por ejemplo, dicen que, durante el Siglo 2 AEC, Manjush Rikirti —el primer Rey Kalki—, predijo el surgimiento del Islam en el “País de Mekha”, para 800 años en el futuro, durante el reinado del 10° Rey Kalki, Samudra Vijaya, y que esta Religión Monoteísta perduraría hasta el Fin de los Tiempos.

Efectivamente, Mahoma recibió su llamamiento como Profeta en la ciudad de La Meca —árabe: Makkah—, en Arabia Saudita, hacia el 610 EC.

De acuerdo con la profecía, a partir de la regencia del 21º Rey de Shambhala, Anidhura (“El Imparable”), el Budismo y las enseñanzas de Kalachakra empezaría a extinguirse casi por completo en Asia y tal estado persistiría hasta el advenimiento del último Rey Kalki.

La profecía contenida en las escrituras de Kalachakra se centra, principalmente, en el tema del enfrentamiento que tendrá lugar entre las Fuerzas del Dharma (Verdad y Justicia) y las Fuerzas de la Barbarie y el Materialismo, así como de la Edad de Oro que le sucederá.

Según los textos tradicionales, el 25° Rey Kalki, Rudra Chakrin (“El Iracundo de la Rueda”), irrumpirá en el mundo exterior para liberar a la Humanidad del Materialismo imperante. Pero..

¿Cuándo ocurrirá esto?

Suele considerarse que cada uno de los Reyes de Shambhala gobierna 100 años, por lo que se sitúa esta Conflagración Final para el año 2424, tres años antes de lo que se supone será el final del reinado de Rudra Chakrin.

Otros consideran que el advenimiento del 25º Rey podría ocurrir mucho antes, y especulan con la posibilidad de que no todos los Reyes de Shambhala hayan reinado durante un período completo de 100 años, viéndose acortado éste por el fallecimiento prematuro de algunos de ellos.

Mis cálculos personales indican que, asignando un promedio de reinado de 94 años por cada Rey, a partir del año 903 AEC, llegamos, significativamente, al año 2012 para el comienzo del reinado de Rudra Chakrin. ¿Será posible que ya estemos por entrar en el Final de los Tiempos de la Profecía Kalachakra?

El jinete del caballo blanco

Según las escrituras, en los tiempos inmediatamente anteriores al reinado de Rudra Chakrin, el mundo asistirá a un auge de los conflictos bélicos, hambruna, drogas, epidemias, enfermedades desconocidas, etc.

La Humanidad habrá perdido cualquier sentido de lo que significa la verdadera espiritualidad y los únicos dioses a los que rendirá adoración serán a la riqueza, la ostentación y el poder.

El signo que marcará el inicio del reinado de Rudra Chakrin será la aparición, en el cielo, de una “Gran Rueda de Hierro Voladora” (¿Acaso será esto lo que veamos el Último Día del Calendario Maya, 21 de Diciembre del 2012?).

Entonces, durante el gobierno de este Rey, dos bandos materialistas se disputarán el dominio del Planeta hasta que uno de ellos se erija en vencedor absoluto. De ese modo, el poder victorioso, completamente ignorante de la existencia de Shambhala, llegará a creer que no existe nadie más poderoso que él sobre la faz de la Tierra.

No obstante, llegará el momento en que este gobernante conocerá su existencia y entonces pretenderá someter el Reino a su control, un acto de agresión que obligará a Rudra Chakrin y a sus Ejércitos a salir fuera de los límites de Shambhala para sostener una guerra abierta contra los atacantes.

Rudra Chakrin

Rudra Chakrin es también conocido en las más antiguas tradiciones hindúes como el Kalki Avatara, descrito como un magnífico joven que monta un gran caballo blanco, con una espada semejante a un meteoro que hace llover muerte y destrucción por todas partes.

Su venida restablecerá la justicia en la Tierra, y marcará el regreso de una era de pureza e inocencia. Esto, a su vez, nos recuerda la visión del Apóstol Juan en Apocalipsis:

“Entonces vi el cielo abierto. Y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llamas de fuego, y había en su cabeza muchas diademas. Y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.

“Estaba vestido de una ropa teñida en sangre. Y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los Ejércitos Celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

“De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro. Y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”.

(19:11-16).

Según la Profecía Kalachakra

Tendrán lugar diferentes combates, en los que Rudra Chakrin utilizará su Gran Rueda Voladora contra los poderosos Señores Materialistas.

Así se habla, por ejemplo, de la batalla que se desarrollará cerca de Mekha, mientras el Apocalipsis habla de la reunión de los Reyes de la Tierra “en el lugar que en hebreo se llama Armagedón” —es decir, el Monte Meggido (Har-Meggido), en Israel—, para otra batalla.

Pero, aunque la palabra Armagedón ha pasado a nuestra cultura occidental como sinónimo de la Batalla Final entre el Bien y el Mal, según las escrituras Kalachakra, la Batalla Final ocurrirá al sur del Río Tarim en algún lugar situado en Irán o Turquía.

Ya que los Bárbaros Materialistas dispondrán de toda clase de tecnología bélica, Rudra Chakrin se verá obligado a combatirlos no sólo con sus temibles Ruedas Voladoras, sino también con medios mucho más sutiles y sofisticados que serán, en definitiva, los que le darán la victoria.

Según la profecía, este Rey se sumergirá en un trance meditativo profundo, gracias al cual creará un Ejército Mágico con el que derrotará a sus confusos adversarios.

Iniciación de Kalachakra

Entre los combatientes que acompañarán al Rey podrán contarse las reencarnaciones de muchos altos y conocidos Lamas, quienes desde hace Siglos efectúan constantes plegarias para renacer en el momento de la Gran Confrontación.

Se dice que todos aquellos que hayan recibido la Iniciación de Kalachakra formarán parte del Ejército de Shambhala. Morir en esa guerra, sea del modo que fuere, proporcionará automáticamente la liberación de la Rueda del Samsara (encarnaciones).

Amanecer de una Edad de Oro

Tras la derrota de los Bárbaros, tendrá lugar el Amanecer de una Edad de Oro, y el mundo conocerá Mil Años de Paz Universal. Esto también lo encontramos en el Apocalipsis:

“Y vi a la Bestia, a los Reyes de la Tierra y a sus Ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su Ejército.

Y la Bestia fue apresada, y con ella el Falso Profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la Marca de la Bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un Lago de Fuego que arde con azufre.

Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.”

“Vi a un Ángel que descendía del cielo, con la Llave del Abismo, y una Gran Cadena en la mano. Y prendió al Dragón, la Serpiente Antigua, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años.

Y lo arrojó al Abismo, y lo encerró, y puso su Sello sobre él, para que no engañase más a las Naciones, hasta que fuesen cumplidos los Mil Años […]”

(19:19-20:2).

Chakrin extenderá su dominio sobre el Planeta entero

Según la Profecía Kalachakra, Rudra Chakrin extenderá su dominio sobre el Planeta entero, que se convertirá en una extensión de Shambhala, y sus moradores ya no se verán obligados a ganar el pan con el sudor de la frente. Las cosechas germinarán sin necesidad de cultivo, y desaparecerán las enfermedades.

Esto nos recuerda las promesas bíblicas, como ésta, del Libro de Isaías:

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra. Y de lo primero no habrá memoria, ni vendrá más al pensamiento. Más os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado. Porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo.

Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo. Y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor. No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla. Porque el niño morirá de 100 años”.

(65:17-20).

Cuando llegue el momento de la muerte, las personas no albergarán temor alguno porque tendrán la certeza de que renacerán en un “Reino Puro”, con unas condiciones superiores incluso a las que se disfrutan actualmente en Shambhala.

Según algunos escritos de Kalachakra, tras el fallecimiento de Rudra Chakrin, éste será sucedido por 8 Reyes más, sin precisar lo que ocurrirá después. Ciertos Lamas creen que cuando Rudra Chakrin venza a sus enemigos, formulará una nueva profecía sobre lo que ocurrirá posteriormente.

La profecía del rey del mundo en 1890

Las primeras noticias sobre el “Rey del Mundo” en Occidente las trajo el explorador Ferdinand Ossendowski, quien oyó de él durante un viaje a Mongolia. Se trataría del Rey de Agarthi, el Reino Subterráneo. Agarthi es el modo mongol de la palabra sánscrita Agartha (“Inalcanzable”, “Inaccesible”).

La mayoría de los estudiosos cree que este Rey de Agartha no es otro que el Rey de Shambhala de las Escrituras Kalachakra, y que Shambhala sería la capital de Agartha, aunque también hay quienes cuestionan esta interpretación.

De cualquier modo, en 1920, durante su estancia en Urga (actual Ulan-Bator, capital de Mongolia), el Lama Bibliotecario del lugar, le habló a Ossendowski de las apariciones del Rey del Mundo, sus milagros y profecías.

Le dijo que se había aparecido 5 veces en la India y Tailandia en los tiempos del Budismo primitivo. En aquél entonces:

“Ocupaba una carroza magnífica tirada por elefantes engalanados con finísimas telas cuajadas de oro y pedrería. El Rey vestía un manto blanco y llevaba en la cabeza la tiara roja, de la que pendían hilos de brillantes que le tapaban la cara.

Bendecía al pueblo con una bola de oro rematada con un áureo cordero. Los ciegos recobraron la vista, los sordos oyeron, los impedidos echaron a andar y los muertos se incorporaban en sus tumbas por doquiera fijaba la mirada el Rey del Mundo”.

Otras 3 veces se habría aparecido el Rey del Mundo en tiempos más recientes, en los Monasterios de Sakkai, Erdeni Dzu (1770) y Narabanchi Kure (1890). El Lama le explicó a Ossendowski:

“Uno de nuestros Budas Vivientes y uno de los Tashi Lamas recibieron de él un mensaje escrito de caracteres desconocidos y en láminas de oro. Nadie podía leer aquel documento. El Tashi Lama entró en el templo, puso la lámina de oro sobre su cabeza y empezó a rezar.

Gracias a su plegaria los pensamientos del Rey del Mundo penetraron en su cerebro, y sin haber leído los enigmáticos signos comprendió y cumplió la regia disposición”.

A principios de 1921

Jelyl Dyamsrap, Hutuktu o Jefe Espiritual de Narabanchi Kure, le dijo a Ossendowski que cuando el Rey del Mundo se apareció a los Lamas de su Monasterio en 1890, realizó una serie de profecías para los 139 años siguientes (50 + 71 + 18 años), de modo que encontramos profecías hasta 1940, el 2011 y el 2029.

Según el Hutuktu de Narabanchi, el Rey del Mundo dijo entonces que, tras los 50 + 71 años a partir de 1890, “vendrán 18 años de guerras y cataclismos. Luego, los pueblos de Agarthi saldrán de sus cavernas y aparecerán en la superficie de la Tierra”.

Otra parte de la misma profecía que parece referirse a este período de “guerras y cataclismos” entre el 2011 y el 2029, indica:

“Las ciudades mejores y más hermosas perecerán por el fuego… una, dos, tres… El padre luchará con el hijo, el hermano con el hermano, la madre con la hija. El vicio, el crimen, la destrucción de los cuerpos y de las almas imperarán sin frenos.

Se dispersarán las familias. Desaparecerán la fidelidad y el amor. De 10.000 hombres, uno solo sobrevivirá […]. Se despoblará la Tierra. […] Sobre ella esparcirán tan sólo sus frutos la noche y la muerte”.

Plan de Genocidio Mundial de la Élite Global

Esto nos recuerda el Plan de Genocidio Mundial de la Élite Global que se ha estado denunciando en los últimos años. Según diversas fuentes, dicha Élite de dementes está planificando métodos para eliminar más el 90% de la población mundial. La profecía continúa:

“Entonces surgirá un pueblo hasta ahora desconocido que, con puño fuerte, arrancará las malas hierbas de la locura y del vicio y conducirá a los que hayan permanecido fieles al Espíritu del Hombre, a la batalla contra el Mal. Fundarán una Nueva Vida en la Tierra purificada por la muerte de las Naciones”.

Esto confirma nuestras sospechas y esperanzas de que no tengamos que esperar hasta el año 2424 para ver cumplida la Profecía Kalachakra, sino que a un momento mucho más cercano: el 2029.

Así sea.

Xentor Xentinel
Investigador Autodidacta de la Historia Secreta de la Tierra y el Cosmos, trabajando en la unión de las piezas del Gran Rompecabezas del Plan Cósmico desde 1989; divulgando información en Internet desde el 2002, y en Blogs desde el 2007