Mitos y verdades sobre los remedios de la abuela

Los remedios de la abuela son esas recetas “mágicas” dotadas de una sabiduría milenaria que se sostiene a lo largo del tiempo, acompañada con la nostalgia y ternura que nos despierta la más anciana de los nuestros. El avance de la medicina, hoy en pleno siglo XXI, comprobó en muchos casos que esos “remedios caseros” que la abuela creaba y nos aplicaba con éxito, tienen su correspondiente explicación y respaldo científico.

Tirar el cuerito para el empacho: verdad

Esta técnica tiene su explicación médica, ya que ese efectivo pellizcón en la piel estimula las salidas nerviosas en la parte abdominal. Ese estimulo mecánico activa la liberación de neurotransmisores desde estas fibras nerviosas en el órgano afectado [estómago, intestinos, hígado y páncreas], particularmente, cuando hay un empacho. La efectividad de esa tirada de cuerito se potencia cuando sucede entre la vertebra dorsal 10 y 12, ya que se aumenta la movilidad del estomago lleno de una comida rápidamente ingerida, indicó la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, médica endocrinóloga.

Sopa de pollo para el resfrío: mito

Se trata de un mito que realmente no tiene mucho asidero. El caldo puede ser el elemento que colabore con el dolor de garganta porque las bebidas calientes así lo hacen, pero químicamente todo lo que ya esta cocido pierde las propiedades que pueden ejercer un estimulo sobre la inmunidad, especialmente la vitamina C y la vitamina D, con lo cual químicamente no sería útil. Podría ser caldo de pescado y fundamentalmente de verduras porque el pollo industrial viene de mala calidad por la alimentación que les dan y además por el trato que les dan.

El vinagre combate los piojos: verdad

La pediculosis es una enfermedad mundial que afecta a la mayoría de los países. Es altamente contagiosa y de fácil propagación, especialmente entre chicos. Y entre los remedios caseros para combatir los piojos, siempre se viene a la memoria el uso del vinagre. El vinagre es muy utilizado como piojicida, aunque no es el método ideal para combatir a los piojos.

“El vinagre se lo utiliza para ablandar al piojo de su agarre al pelo por el ácido acético que contiene. El peine fino debe hacer la otra parte para quitarlo. Pero no es totalmente efectivo, y el pelo no suele quedar bien”, explicó la doctora en Ciencias Biológicas de la UBA, María Inés Picollo, investigadora principal del Conicet, que lidera el grupo de científicos que investiga los mecanismos de resistencia de los piojos y las nuevas fórmulas para eliminarlos y repelerlos.

“También está aceptado que repele, pero para ello se necesita una solución con 50% de vinagre, lo que implica un olor muy fuerte permanente en la cabeza. Y también tenés al palo amargo, que se lo compra en la farmacia y se lo mezcla con alcohol para aplicarlo en la cabeza. Pero el alcohol es irritante a la piel”, agregó la experta.

Clavo de olor para el dolor de muelas: verdad

El mito dice que masticar clavo de olor calma el dolor de muelas. Y en gran parte es cierto, ya que el clavo de olor tiene un compuesto llamado eugenol que calma el dolor. Además, por contener un potente antiséptico también combate el mal aliento al eliminar las bacterias que lo producen, afirmó Corina Aruguete, nutricionista del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna…


seguir leyendo en página: