Mitología Nórdica Fundamentos

Mitología Nórdica Fundamentos, InfoMistico.com

Las Sagas y las Eddas son las dos fuentes principales utilizadas para registrar la mitología nórdica. Las primeras son colecciones de relatos legendarios e históricos escritos por autores no identificados, principalmente de Islandia. El núcleo de la mitología nórdica, en cambio, se encuentra en las Eddas.

Conceptos fundamentales de la mitología nórdica

Hay dos subgrupos principales de las Eddas: la Edda poética o mayor y la Edda en prosa o menor.

Alrededor de 1220, Snorri Sturlinson se encargó de recopilar la Edda Menor, que conservaba las tradiciones orales de los pueblos escandinavos para siempre. La segunda colección, la Gran Edda, fue escrita por el enigmático Saemund “el sabio”, y completa la primera.

En ella encontramos la famosa Voluspa, que cuenta la historia de cómo Odín encontró a Volpa, una inteligente bruja que más tarde compartiría con él sus conocimientos sobre la creación del universo.

La creación del universo

Mitología Nórdica Fundamentos, InfoMistico.com

El Ginnungagap existía al principio. Era el vacío, el vasto e interminable abismo; lo que los egipcios llamaban las Aguas Primordiales, la Noche de la Biblia o el Caos de los griegos.

Sin embargo, se trataba de un superorden que superaba la capacidad de la razón humana, no del caos provocado por el desorden. El comienzo de la mitología cosmológica tiene lugar en este punto, cuando no hay objetos ni cosmos.

Niflheim

El Niflheim, la niebla interminable, se congela en la matriz de este mundo, el Ginnungagap, y lo congelado se manifiesta.

Entonces el Dios Invisible, que se encuentra en el fondo del abismo, envió un viento abrasador que, utilizando el calor del Muspelheim (el fuego primigenio), derritió el hielo y disipó la niebla.

La quietud absoluta del hielo y la velocidad constante del fuego -la dualidad en conflicto- darán origen a todas las cosas. Estas dos pulsiones primigenias son las que, en su eterna batalla armónica, a través de encuentros y desencuentros, pondrán y mantendrán la vida en movimiento.

Cuando Platón explica en El Timeo que el Demiurgo usa la tierra y el fuego para crear el cosmos y luego necesita el agua y el aire como componentes intermedios para unificar la creación, nos recuerda estos conceptos.

La Tierra y primeras criaturas

La Tierra y las primeras criaturas que la habitan, el gigante Ymir y la vaca Audumla, surgirán del deshielo de las aguas primordiales.

Mitología Nórdica Fundamentos, InfoMistico.com

En clave de interpretación, el enorme Ymir representa la materia, que solo recientemente se ha distinguido del caos primordial; el primer proceso de creación en el que existen por primera vez los elementos naturales.

La Gran Madre Universal, el alma cósmica que mantendrá toda la creación unificada y vibrante, está representada por la vaca Audumla, por otra parte.

Los mares de hielo inactivos son lamidos por Audumla, que luego los transforma en leche que el enorme Ymir puede consumir. De las ubres de Audumla emanarán los cuatro ríos del universo, que hidratarán toda la creación. Es fascinante observar que varias tradiciones incluyen el concepto de la vaca.

Siddhartha Gotama

El nombre de Siddhartha Gautama se relaciona con el que guía a la vaca Go, y en las tradiciones africanas, las vacas son vistas como la creación de Dios a través de la cual los hombres descienden a la Tierra para apacentarlas mientras comen.

Otros ejemplos son Kamadhemu en la India, en cuyo interior residen todos los dioses, Hathor en Egipto, que será la que proteja a Horus, y las tradiciones budistas.

La idea de que la leche fue el primer alimento puro de la creación también es significativa; la palabra galaxia deriva de la palabra griega gala, que significaba leche en el mundo antiguo, y la Vía Láctea es el nombre de la región del cosmos donde se sitúa nuestro sistema solar.

Mitología Nórdica Fundamentos, InfoMistico.com

Buri, “el creador”

Un gran trozo de hielo será lamido por Audumla, y de su interior surgirá Buri, “el creador”.

El nombre Bor, que significa “el nacido”, se dará al hijo de Buri. Los gigantes de hielo, de los que se formará Bestla, serán creados a partir de la transpiración del gigantesco Ymir.

Los tres principales dioses nórdicos -Odín, Vili y Vé- son hijos de Bor y Bestla. Los gigantes y los dioses se enzarzarán ahora en un combate constante hasta el Ragnarok, el momento en el que el universo termina. La lucha vuelve a ser vista como la fuente de la vida en la psique nórdica.

Los primeros seres en ser creados serán esta trinidad celestial de dioses, y con ellos se completa la creación. Para construir el universo, los tres hermanos deben matar al gigantesco Ymir.

Los cuatro puntos cardinales, Nordri, Sudri, Austri y Vestri, los cuatro enanos, sostendrán la bóveda celeste, que se levantará con la ayuda de su cráneo. Su sangre dará origen a los océanos, los ríos y todos los líquidos del mundo. Sus dientes formarán las montañas.

Dado que la lucha entre generaciones por la creación de un nuevo mundo se representa con frecuencia en las mitologías, la idea de que los dioses de una tercera o mayor generación se enfrenten a los gigantes o monstruos que les preceden parece una regla natural.

Zeus mató a su padre Cronos en Grecia, mientras que Marduk cortó por la mitad al monstruo marino Tiamat en Mesopotamia, poniendo fin al conflicto entre los dioses y los titanes.

Este proceso representa una transición del caos, a menudo conocido como cosmos, al orden. El caos, que aún carece de una forma definida y está siempre en guerra, será dividido, distinguido y ordenado por una deidad, que colocará cada objeto en su lugar adecuado para servir mejor al progreso de la evolución cósmica…