Mi media naranja…

Mi media naranja…

El Zohar, libro sagrado de los cabalistas, registra como “condición humana” encontrar a nuestra alma gemela, media naranja o costilla: ¿Por qué? ….sin la parte perdida de nuestra propia alma, no evolucionamos.

Mi media naranja… Las almas gemelas

“Las almas unificadas en su masculino y femenino residen en estado de pureza en “La Casa del Tesoro de las Almas”; pero antes de ser enviadas a la Tierra un Ángel las separa.

Desunidas permanecen, incluso varias vidas, hasta que adquieren la sabiduría y madurez individual que les permita completar su entrenamiento y realizar la encomienda del plan Divino. (Escrito está enel Zohar).

Destino inevitable es su unión

Su acercamiento tendrá que darse pese errores que cometan por su libre albedrío y lo mucho que les pese el karma o “La Medida por Medida”, como le llaman los cabalistas:

“La búsqueda es misión a cumplir, para que las almas se fundan en el gran significado de la unión marital”. ( Zohar III, 283b).

Nuestra alma gemela

No es difícil, si estamos alertas, descubrir a nuestra alma gemela: hay señales para identificarla; ejemplos: Se comparte una raíz espiritual. Se comparten objetivos. Se recuerda el origen común. Se camina a una misma meta.

Aun así, el encuentro de las dos mitades no sucede por arte de magia. A veces se da con rechazo físico o puede ocasionar divorcios, lo que es preferible ante de que una de las mitades muera sin unificarse.

Rosa María Campos

¿Por que no es perfecta la relación de almas gemelas?