Lluvia de Estrellas Las Líridas

Este viernes 22 de abril el cielo albergará de nuevo a una lluvia de estrellas tratándose esta vez de las Líridas que desde el pasado jueves visitan el planeta. Será este viernes cuando el fenómeno celebre su punto álgido y nos brinde un gran espectáculo lumínico de hasta 18 objetos por hora.

El show será visible casi a la perfección para el hemisferio norte mientras que el resto del mundo también será testigo de ella sólo que en una menor calidad. En México será visto a partir de las 19:00 horas.

Pero las sorpresas no terminan ahí pues una segunda lluvia fascinará a la mayoría en esta misma semana. Las nombradas Pi Púpidas, le harán justicia al hemisferio sur presentándose perfectamente el 24 de abril.

¿Qué son las lluvias de estrellas y qué las origina?

Las lluvias de estrellas son fenómenos que se dan cada vez que la Tierra pasa por una franja de residuos espaciales, usualmente una trayectoria previa de algún cometa. Lo que sucede es que el planeta, al atravesar el campo de residuos los intercepta, entonces, al contacto con la atmósfera se incendian y eso es lo que vemos como meteoros.

¿Cada cuanto se da una de ellas?

Este fenómeno, como se ve en efemérides como las que publico regularmente en el calendario del blog, es bastante regular. Todos los años la Tierra pasa más o menos por las mismas zonas y por lo tanto por los mismos residuos, por lo tanto, cada año hay lluvias de estrellas aproximadamente por las mismas fechas. Lo que cambia de año a año es la intensidad de las estrellas, la cantidad relativa de avistamientos y la duración, esos son los datos que hay que consultar cada año, pero prácticamente todos los meses hay por lo menos una lluvia de estrellas.

¿Cuánto dura?

La Tierra tarda varios días cruzando la zona por la cual se ubican los residuos espaciales, por lo tanto y dependiendo del ángulo en que la tierra cruce esa zona y la amplitud de la zona, las lluvias de estrellas duran cierta cantidad de días. Ésta duración no es muy variable de año a año, lo más importante es saber qué día será el más intenso en ese período, ese día se llama Máximo y es cuando se verán más meteoros.

Cada noche, dentro del período de la lluvia de estrellas, se puede observar el cielo y ver unas cuantas pasar, pueden ser sólo 3 ó pueden ser más de 100. La mejor hora de observación es después de la media noche, especialmente llegando a la madrugada (a las 3 o 4) porque la noche está en su periodo más oscuro, pero la mejor hora de observación depende del radiante particular de la lluvia observada.

¿Qué es el radiante y qué tiene que ver con el nombre de la lluvia?

Cada lluvia de estrellas tiene un punto particular en el cielo del cual parecen venir los meteoros. Eso es engañoso porque los meteoros simplemente pasan en cualquier dirección, el radiante es simplemente un punto del cual provienen muchos de los que se pueden ver.

Cada lluvia tiene su nombre asociado a su radiante, por ejemplo, las Leónidas son una lluvia de estrellas que sucede en Noviembre, cuyo radiante es Leo, las Oriónidas suceden por Octubre y su radiante es Orión. A veces en diferentes épocas del año ocurren lluvias cuyo radiante es una constelación que ya tiene asociada otra lluvia, entonces se distinguen por un grado adicional de precisión usando el nombre de una estrella de la constelación que aparenta ser más preciso como radiante.

¿Qué se puede esperar de una lluvia de estrellas?

Éstos fenómenos varían mucho de uno a otro, lo más importante es recordar que suceden regularmente y que sólo hay que consultar efemérides de Internet para saber si estamos cerca de una de ellas. Usualmente una lluvia de estrellas es muy emocionante, no importa si son pocas o no, pero el sólo hecho de ver más de una estrella fugaz en una noche es bonito y a veces, contando con suerte, se pueden ver gigantescas bolas de fuego que atraviesan la atmósfera, esos son llamados Bólidos.

Existen dos parámetros importantes de una lluvia de estrellas: el brillo y la cantidad de objetos/hora (THZ o Tasa Horaria Zenital). Aunque como mencioné anteriormente, los fenómenos varían un poco cada año, generalmente las de más objetos son las Quadrántidas (120Obj/hora en Enero, las Perseidas (100Obj/hora en Junio) y las Leónidas (más de 100Obj/hora en Noviembre).

Las más brillantes, por otro lado, son las Alfa-centáuridas (2.0 en Enero) y las Phi-púpidas (2.0 en Abril), la medida del brillo es como el de las estrellas: mientras menor el número (magnitud) mayor el brillo, contando conque números negativos son brillos más grandes que los de Venus y Sirio, por ejemplo, un objeto de 2.0 es mas brillante que uno de 3 ó más.

Otro parámetro que a veces es subvalorado es la velocidad promedio de los meteoros, ésta implica mejores observaciones en el sentido de permitir observar fenómenos más largos y usualmente mucho más espectaculares, por lo que a veces una lluvia de estrellas de pocos avistamientos puede ser muy emocionante si la velocidad promedio es baja, como en el caso de las Gemínidas, que dentro de las de más frecuencia horaria tienen una velocidad promedio relativamente baja. Finalmente, dependiendo del origen y composición química del objeto que generó los residuos, también se considera importante el color de los objetos, a veces de múltiples colores otras veces sólo amarillo brillante.


Fuente: Regeneracion.mx