Aprender a liberarte de las actitudes tóxicas que te rodean

Estás con el mejor de los estados de ánimo y te sientes genial. De repente sientes que te han robado la energía y el ánimo. ¿La fuente de este bajón?

Has encontrado a alguien con una mala actitud y ha proyectado una sombra sobre tu propio estado de ánimo. Si bien es una elección personal el tratar de desviar los estados de ánimo negativos de los demás, no siempre es tan fácil pues las emociones son contagiosas y estamos programados para sentir empatía con los que nos rodean y para sintonizar con sus emociones.

Los estados de ánimo y los pensamientos negativos de una persona tóxica son muy penetrantes: energía nerviosa, ira, tristeza, quejas y una constante visión del mundo teñida de negatividad. Y si te sucede que te encuentras con gente tóxica en su vida de forma diaria, dejando que su negatividad te afecte, puede erosionar tu propio sentido de ti mismo y desinflar incluso las perspectivas más optimistas.

Las emociones negativas constantes pueden llevarte a la enfermedad y a una menor esperanza de vida. Las personalidades tóxicas no son saludables para ellos mismos ni para ti. Y puesto que la miseria ama la compañía, la gente tóxica tratará de arrastrarte a su redil. Sin embargo, hacerse cargo de la defensa de sí mismo y aprender a liberarte de las actitudes tóxicas que te rodean, te ayudará a sostener tu punto de vista saludable, satisfactorio y optimista.

Descubre cuáles son tus actitudes actuales hacia la vida en general

No puedes ser exitoso, cuando tú mismo posees energía negativa que te detiene. Haz un balance de tus acciones y palabras. Si tus propios comportamientos se dirigen en dirección de la autocompasión y el pesimismo (te percibes como víctima), es hora de volver a los orígenes y volver a empezar tomando la decisión de adoptar creencias y actitudes más optimistas. La vida te dará lo que tú esperes de ella, así que tus expectativas deben equilibrarse con medidas realistas y un marco más positivo. Comienza por ti mismo antes de echar la culpa a los demás por tus fracasos y miserias.

Aprende a detectar la energía (o vibraciones) de tu alrededor

Además de conocerte bien a ti mismo, necesitas saber cómo te sientes cuando hay gente tóxica a tu alrededor. Probablemente ya sabes cómo hacerlo, pero debes aprender a convertirlo en un acto consciente, no sólo en una reacción inconsciente. Por ejemplo, piensa en cómo te sientes cuando entras en un lugar donde todo el mundo es amable y no tienes que hacer nada más para participar en una conversación casual.

Entonces, piensa en entrar en un sitio donde el humor es inexistente, los asistentes apenas son capaces de balbucearte un saludo y parece que tienen otras cosas que hacer que involucrarse contigo y sus rostros están llenos de resentimiento y tienen el deseo de estar en cualquier lugar menos donde se encuentren.

La energía en ambos casos es enormemente diferente y la vas a recoger inmediatamente. Con los individuos es lo mismo; crecerá conscientemente cuando uno se siente enaltecido o irá a la baja según que personas estén en tu presencia. Tú puedes tomar medidas para decidir sobre cómo reaccionar una vez que reconoces estos sentimientos.

Reconoce a los tipos de personalidades tóxicas

Todos tenemos nuestros días malos, y cada uno de nosotros es propenso a la tristeza de vez en cuando. Sin embargo, cuando se trata de la gente tóxica, la tristeza parecen ser un estado permanente de su ser y estar deprimido, malhumorado, enojado, etc. se convierte en un rasgo de la personalidad primaria en lugar de un estado temporal de la mente. Aquí puedes ver varios tipos de personalidades tóxicas..

Echa un vistazo a la compañía que buscas (o atraes)

En cuanto a la lista en el paso anterior, analiza amistades, relaciones familiares, colegas de trabajo y decide objetivamente cuán saludables son estas personas en cuanto a tu bienestar y serenidad…

→ continúa página 2


seguir leyendo en página: