Frau Elsbeth Ebertin — Astróloga alemana que predijo la llegada de Hitler

Corría por entonces 1923, una época dura para Alemania ya que, tras haber sido derrotada en la Gran Guerra, se veía obligada a pagar con descontento las llamadas reparaciones de guerra a sus antiguos enemigos.

Frau Elsbeth Ebertin

En ese territorio germano hastiado fue donde germinó la semilla del Partido Nacional Socialista Alemán y la de su joven líder, Adolf Hitler, un antiguo soldado de apenas 34 años que, poco a poco, se iba abriendo paso hacia la cumbre de la política.

No obstante, y a pesar de que empezaba a dejar su huella en la sociedad, el futuro Führer no era en aquellos días más que un desconocido cabecilla local con un futuro incierto, aunque prometedor. Precisamente el 30 de septiembre de ese mismo año, el líder recibió una curiosa misiva de una de sus fans.
 

Hitler recibió una carta de una de sus miles de admiradoras, de nombre María Heiden, quien se hacía eco de la publicación de un horóscopo que de él había realizado Frau Elsbeth Ebertín, quien pertenecía a una importante estirpe de astrólogos alemanes y que utilizaba innovadoras técnicas astrológicas que todavía hoy emplean los profesionales de los astros tanto en Europa como en Estados Unidos, señala Herradón en su nuevo libro.

 
Nacida en 1880 y experta en las ciencias ocultas, Ebertín era conocida por ser la primera astróloga profesional de Alemania y contaba con un extenso currículum -entre sus clientes, de hecho, se había encontrado el rey de Bulgaria.

Al ser famosa en todo el país, Hitler leyó atentamente el horóscopo que había redactado la mujer. Curiosamente, éste estaba fechado en 1914 (año en que el futuro dictador se hallaba dándose de tiros en las trincheras de media Europa en plena Primera Guerra Mundial) y se refería a un hombre nacido el 20 de abril de 1889 –el mismo día y año en que el joven Adolf había venido al mundo.

La predicción comenzaba así:
 

Un combatiente nació el 20 de abril de 1889 y en su nacimiento el Sol se encontraba a 29 grados de Aries (…) Es posible que pronto contribuya al ímpetu que pondrá la piedra a rodar. De acuerdo con las constelaciones estelares, en definitiva, el hombre debe ser considerado con seriedad, y está destinado para el papel de un líder en futuros conflictos. Casi parece que, quien yo tengo en mente, fue escogido por el destino bajo esta fuerte influencia de Aries, para sacrificarse él mismo por el pueblo alemán y soportar todo con valentía y bravura (…), pero al menos dará el ímpetu a un movimiento de liberación alemán, que entonces irrumpirá de repente de una manera elemental.

 
Treinta años antes de la subida de Hitler al poder, Ebertín había dado en el clavo. Con todo, el horóscopo continuaba, aunque aderezado con algo de nacionalismo:
 

El pueblo alemán sólo podrá regresar a ser él mismo de nuevo en los campos políticos y religiosos mediante algunos líderes espirituales enviados por Dios, en especial por el grupo de individuos que creen en Dios y tienen una sensibilidad cosmológica, y quienes se encuentran por encima de los partidos políticos. (…) Una vez que el momento correcto en el tiempo llegue (…) entonces las estrellas, que ahora brillan en lugares ocultos, aparecerán como meteoros brillantes de gran belleza.

 
Según parece, la profecía agradó al joven Adolf Hitler quien, a partir de ese momento, la usó como forma de propaganda afirmando que su destino estaba escrito en las estrellas.

Realmente parecía estarlo, pues Ebertín –fuera por los astros o por pura suerte- acertó en el futuro que esperaba al líder del partido Nacional Socialista, quien se alzó con el poder de Alemania en 1933 e inició una de las guerras más sangrientas de la historia el 1 de septiembre de 1939 tras invadir Polonia… leer artículo completo