Superstición, mística o fe, el mundo de los espíritus cautiva a los latinos en Estados Unidos.

amuletos

Una encuesta reciente del Centro de Investigaciones Pew reveló que cuatro de cada diez hispanos (39%), incluyendo una proporción similar de los católicos, creen en el mal de ojo, maleficios y hechizos.
 

El sondeo de Pew encontró que más de la mitad (57%) de los latinos en Estados Unidos creen que las personas pueden ser poseídas por espíritus, y el 44% afirma que la magia, la hechicería o la brujería pueden influir en la vida de las personas.

 
El mexicano Pedro Paisano (34) admite su firme creencia en los espíritus del mal que rondan a los recién nacidos, y en los amuletos de la semilla de bejuco conocida como ojo de venado para su protección.

“Mis abuelos contaban que el alma inocente de un bebé es deseada por ánimas que no descansan en paz y que el ojo de venado sirve para ahuyentarlas”, comentó. “En mi país se ponen espejos o tijeras en forma de cruz debajo de la almohada para proteger el sueño de los niños de un mal espíritu”.
 

De acuerdo con Pew, uno de cada ocho hispanos católicos en el país (12%) dijeron ser testigos de un exorcismo. Incluso los hispanos protestantes (37%) —incluyendo el 59% de los pentecostales— aseguraron ver al diablo o espíritus malignos ser extraídos de una persona.

 
“Las embarazadas y los niños son los que más sufren del mal de ojo, explicó la guatemalteca Juanita Feliciano (62). “Una mirada es suficiente para causar enfermedad. En mi pueblo se dice que hay gente que puede secar jardines nada más con verlos”.

Los dueños de botánicas a lo largo de la Avenida Roosevelt coinciden en que los amuletos son los más vendidos. El comerciante Carlos Oriuchi explicó que el ojo de venado sirve para combatir el mal de ojo, la pata de conejo para la buena suerte y la herradura con listones rojos para la protección del hogar son los artículos en los que confían sus clientes.

“La herradura se coloca en la puerta principal de la casa para impedir la entrada de enemigos y la envidia”, dijo. “Yo tengo una en mi negocio porque también sirve para la prosperidad”.

Vía » http://www.eldiariony.com/