Escorpio busca la revancha en elecciones de EE.UU

Escorpio busca la revancha

En las elecciones presidenciales de Estados Unidos realizadas en 2016, el geminiano Donald Trump, candidato del Partido Republicano, derrotó a la escorpiana Hillary Clinton, candidata del Partido Demócrata.

Escorpio busca la revancha

En las elecciones presidenciales de 2020, el escorpiano Joe Biden, candidato del Partido Demócrata, va por la revancha contra Donald Trump, quien busca la reelección como abanderado de los republicanos.

Revisamos las cartas astrales de ambos candidatos, a fin de determinar tanto sus cualidades personales ligadas al liderazgo que cada uno de ellos ejerce, como sus posibilidades electorales.

Joe Biden

En Joe Biden destaca la cantidad de planetas que tiene en su signo solar Escorpio, y todos ellos ubicados en la casa astrológica número 12. El Sol, Mercurio, Venus y Marte son los astros que ocupan esa zona del zodiaco en el mapa astrológico del ex vicepresidente de EEUU.

Tal configuración astrológica revela a un líder que oculta cosas, que tiene cartas bajo la manga, que no dice todo lo que sabe ni da a conocer sus verdaderos planes.

Escorpio es el signo más reservado del zodíaco, el signo de lo oculto, y la casa 12 conlleva a situaciones poco claras, misteriosas, y a veces ilegales.

Donald Trump

En el caso de Donald Trump, ocurre todo lo contrario.

Su energía geminiana, marcada por el Sol junto a Urano en ese signo, en la casa astrológica número 10, le da una tendencia no solo a decir todo lo que piensa y hace, sino que incluso, lo puede hacer de manera imprudente, gritando a los cuatro vientos sus ideas, por más desfachatadas que puedan parecer.

El Sol de Joe Biden indica a un hombre que nació para ejercer el poder tras bastidores y a la sombra; el de Donald Trump indica a un hombre con cualidades innatas de liderazgo, que nació para ser el centro de la atención, y ejercer el poder a la luz pública.

La misión de vida de Joe Biden es aprender a gerenciar, a desarrollar habilidades de liderazgo para lo cual debe evitar la tendencia a llevar una vida desordenada; tiene la misión de aprender a desarrollar sus propias ideas y no sólo repetir las recetas de la organización y de los líderes que lo respaldan.

La misión de vida de Donald Trump es ejercer el poder y desarrollar efectivamente la comunicación, para que sus ideales no queden en el aire, sino que tomen forma concreta y tangible.

El ascendente de Joe Biden

El ascendente de Joe Biden es Sagitario, y su planeta regente, Júpiter, se encuentra muy bien ubicado en Cáncer, donde le favorece para tener don de mando y popularidad; sin embargo, el hecho de estar en el sector de lo oculto, la casa octava, provoca que su mando no se exteriorice fluidamente, a menos que lo ejerza en conjunto con otras personas, y su popularidad, por tanto, queda algo opacada, con el agregado de que su Júpiter está retrógrado y por tanto su energía no se exterioriza tan fácilmente.

Neptuno en el sector 10 de su carta astral, indica una forma de ejercer el liderazgo algo sinuosa, confusa, sin rumbo claro, pero que a la vez puede resultar magnética en el trato personal, y generar empatía con grandes multitudes.

El ascendente de Donald Trump

El ascendente de Donald Trump es Leo, el signo del liderazgo, que además está en conjunción con la estrella Regulus, la de los líderes y gobernantes, y cerca de su Marte también en Leo, que le da una personalidad controversial y ruda; su astro regente es el Sol, el cual se encuentra en la casa 10, el sector del poder, de los jefes y gobernantes.

Para el día de las elecciones, el 3 de noviembre, la Luna, que en astrología mundial se relaciona con las masas populares, estará en Géminis, y al finalizar el día estará sobre el Sol de Donald Trump, lo que nos puede hacer pensar en una decisión popular que lo favorece.

Si nos vamos más allá, y pensamos en aquello que está predestinado, encontramos una asombrosa sincronía entre la misión de vida de Trump y el momento electoral, pues el Nodo Lunar Norte no solamente transita por Géminis, sino que estará tocando tanto al Sol como al Nodo Lunar Norte (retorno de los nodos) de la carta astral del actual presidente de Estados Unidos, lo que indica que en este tiempo, él estará viviendo eventos predestinados que lo harán avanzar en su misión de vida, que es, precisamente, el ejercicio del poder.

Por tanto, las energías astrológicas activadas en las elecciones de Estados Unidos, le vienen como anillo al dedo a Donald Trump, y parecen marcar un destino ineludible, a pesar de que en estos momentos, la situación pareciera serle adversa.

Trump nunca fue favorito

Al respecto, es bueno recordar que en 2016, Trump nunca fue favorito ante Hillary Clinton, sin embargo, en aquel entonces, el retorno de Júpiter en su carta astral (él lo tiene en Libra y en aquel momento ese astro transitaba por ese signo), marcaba un ciclo que lo favoreció enormemente, al punto de lograr la Presidencia de Estados Unidos.

En cuanto a Joe Biden, el día de las elecciones, el Sol, que estará transitando por su signo Escorpio, hará conjunción con Marte de su carta astral en la casa 12, lo que revela un momento no muy agradable para el candidato demócrata, lleno de tensiones, nervios, y rabia contenida, que sabrá ocultar y equilibrar, porque su Luna en Tauro lo favorece para mantener a raya sus emociones.

Donald Trump tiene en su carta astral muy activado el factor sorpresa

Lo súbito, lo repentino, representado por la conjunción de Urano y el Sol en su carta astral. Tanto en lo económico como político, ha tenido fuertes bajones y asombrosas recuperaciones. Hay que estar atentos, porque ese factor sorpresa es el que puede inclinar la balanza a su favor a última hora.

Urano al igual que el Sol y que el Nodo Lunar Norte, lo tiene en Géminis y en la casa 10 del poder. Para seguir con la sincronía que muestra el cielo con la carta astral de Trump, para el momento de la nueva toma de posesión presidencial, 20 de enero de 2021, el Nodo Lunar Norte se posa de manera exacta sobre su Urano natal, ubicado, como ya dijimos, en su sector del liderazgo.

Y a este hecho astrológico, se suma que para ese día de la toma de posesión, Marte y Urano estarán en exacta conjunción en Tauro, lo que nos permite augurar que las primeras acciones que tomará el Presidente de EEUU en este nuevo período presidencial, tendrán características impactantes y sorpresivas.

Esta energía estará muy acorde con la conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario que estará activa en ese momento, y que representa una oportunidad de reestructuración a fondo en el mundo entero, tanto en lo político, económico, social e institucional. Una nueva gran etapa de 20 años

Pedro González Silva

Relacionado

Nodo y Mercurio Retrógrado activan destino de Donald Trump