Fenómeno Abducción

Fenómeno Abducción

Relatos procedentes de los más remotos rincones del planeta nos advierten de una escalofriante realidad: desde los albores de la Humanidad miles de personas han sido arrebatadas de su hábitats naturales por lo que parecen ser entidades extraterrestres.

Fenómeno Abducción — Secuestros Extraterrestres

A bordo de sus súper-máquinas han sido concienzudamente examinados, para al poco tiempo ser devueltos al lugar donde fueron capturados, con la memoria del dramático incidente prácticamente borrada. Desde ese momento, las vidas de estas personas.

La evidencia no deja lugar a dudas

Centenares –tal vez miles– de semejantes nuestros han sido secuestrados por presuntos “extraterrestres”, para ser llevados a bordo de sus supernaves y ser sometidos allí a una compleja manipulación psíquica y física, con fines que desconocemos hasta ahora.

Según los investigadores norteamericanos John Schuessler –ingeniero de la NASA– y Richard Niemtzow –exobiólogo– contamos con al menos ciento treinta casos de secuestros conocidos.

Ambos investigadores tomaron esos episodios para tratar de encontrar patrones de comportamiento comunes en semejantes relatos, y hallaron una amplia gama de coincidencias verdaderamente asombrosas, que nos obligan a creer en la realidad objetiva de tales hechos.

El proyecto VISIT

Nombre que recibió el trabajo llevado a cabo por Schuessler y Niemtzow, realizó asimismo un retrato robot del tipo de entidades más frecuentemente reportadas en los sucesos.

De apariencia humanoide, con una estatura media de 1,20 metros, cabeza desproporcionadamente voluminosa, ojos muy grandes y prolongados lateralmente, piel grisácea, boca y nariz apenas esbozadas y brazos muy largos, y trazó las líneas maestras que se encuentran en todo relato fidedigno de “secuestro OVNI”.

Por su parte, el folklorista Thomas E. Bullard consiguió demostrar en un monumental estudio que realizó sobre trescientos nueve casos de este tipo, que estos episodios siguen un orden tan sorprendente como revelador, y en el que destacan ocho episodios clave.

A saber: captura, examen, deliberación, excursión, viaje a otros mundos, teofanía, regreso y consecuencias. Si bien todos los elementos no aparecen en todos los casos, sí hay un 84 por ciento de situaciones en los que el orden se cumple matemáticamente.

Estamos, pues, hablando de abducciones.

¿Qué significa el término abducción?

A esta clase de extraños incidentes vinculados a la fenomenología OVNI los ufólogos los denominamos “abducciones”.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, este término significa, en el contexto jurídico, “rapto por persuación o violencia”. A él le siguen cuatro acepciones más que corresponden a la Filología y la Lógica, la Milicia y la Zoología, que aquí no nos interesan.

De hecho, los ufólogos han adoptado esta palabra a su terminología teniendo sólo en cuenta la primera definición, pudiéndose precisar que en Ufología, “una abducción es el supuesto secuestro de uno o varios seres humanos por presuntos extraterrestres”.

Obsérvese que aquí se emplea la misma terminología prudente y aséptica que en España utiliza, por ejemplo, la prensa diaria y el Ministerio del Interior para referirse a los secuestros practicados por bandas terroristas.

Todo el mundo es “presunto” y “supuesto”, mientras no se demuestre lo contrario. Se parte, siempre, de la presunción de los hechos.

Las “Leyes del Misterio”

Desde ahora, emplearemos el término abducción únicamente en su sentido ufológico.

Después de más de cuarenta años de investigaciones sobre el particular, estamos en condiciones de afirmar que conocemos aproximadamente un millar de casos de abducción en todo el mundo, destacando por su mayor incidencia las zonas geográficas de América del Norte y del Sur.

Aunque presumimos igualmente que este número es sólo “la punta del iceberg”, ateniéndonos a las características intrínsecas del fenómeno que nos ocupa, y que a continuación detallamos..

Aamnesia o tiempo perdido