Diez planetas se alinearán y provocarán una extraordinaria energía

Diez planetas se alinearán y provocarán una extraordinaria energía

Esta semana que entra, tendremos una configuración planetaria muy poco común. Todos los planetas, un total de diez astros, se alinearán y provocarán una extraordinaria energía, llena de gran poder e intensidad.

Diez planetas se alinean

Ya desde el sábado 8 de diciembre, siete astros están alineados, incluyendo a la Luna que pasa por Capricornio.

Una vez nuestro satélite salga de ese signo y entre en Acuario, enlazará las energías de los siete planetas con otros tres, para llegar a un total de diez cuerpos celestes alineados, es decir, todos los astros que tradicionalmente conforman la carta astral.

La alineación de 10 planetas

Comenzará con la entrada de la Luna a Acuario, este lunes 10 de diciembre y durará hasta el jueves 13 de diciembre cuando la Luna saldrá de la franja acuariana y romperá la cadena de diez astros.

Sin embargo eso no significa que los efectos de la alineación planetaria se disiparán rápidamente, porque seis astros se mantendrán alineados unos días más.

La alineación planetaria estará conformada de la siguiente manera:

Venus y Mercurio en Escorpio; Júpiter y el Sol en Sagitario; Saturno y Plutón en Capricornio; Luna en Acuario; Neptuno y Marte en Piscis; y Urano en Aries.

La alineación planetaria

Se activa cuando los astros se colocan uno tras otro, en fila india, sin que quede un signo vacío en la cadena planetaria. En este caso, son seis signos (la mitad de la rueda zodiacal) que se “encadenan” gracias a esta alineación: Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis y Aries.

La astrología mundial, que estudia los efectos planetarios globalmente (efectos políticos, sociales, culturales, ideológicos, etc.) en cada una de las naciones del mundo y en las relaciones internacionales en general, menciona que bajo los efectos de alineaciones planetarias como ésta, se producen grandes desequilibrios en las estructuras y comportamiento de nuestra sociedad.

Cuando se habla de desequilibrios, quiere decir que no es tiempo para ser conservadores, para que las cosas queden como están, porque los desequilibrios energéticos mueven a cambios profundos en las sociedades, llevan a que se produzcan hechos fuera de lo común que provocan virajes en el rumbo de los acontecimientos.

Estas energías forman parte de procesos que se van acentuando, no son hechos puntuales, sino que forman parte de sucesos que se van enlazando unos con otros y terminan provocando eventos de gran trascendencia que dividen en un antes y un después la historia de los pueblos.

Esta alineación planetaria nos habla de que estamos en un tiempo histórico de gran trascendencia, que en cada colectividad tendrá sus particularidades, pero que en lo global indica un ciclo renovador muy intenso.

Pedro González Silva