Una gran “Cruz Cósmica Cardinal” en el cielo

El año 2014, indudablemente nos ofrece un cielo muy productivo, de intensa energía, gracias a los planetas y sus configuraciones que estimulan todas las áreas de nuestra vida.

Gran Cruz Cosmica Cardinal

Desde el año 2007 los cielos alojan una formación astral importante, una gran Cruz Cósmica Cardinal, que si bien terminará su ciclo en 2020, se manifiesta con su máxima energía durante este mes de abril. ¿De qué se trata?
 

Una gran cruz se forma cuando cuatro planetas se ubican a 90º en el cielo, y está compuesta por dos oposiciones y cuatro cuadraturas. Esta configuración que hoy nos ocupa, se denomina Gran Cruz Cardinal, porque cada uno de los cuatro planetas que la integran están en los signos cardinales

 
Los tránsitos de los planetas que integran esta Gran Cruz, tendrán una influencia muy importante a nivel personal y colectivo. Textos antiguos indican que Jesucristo nació dentro de esta alineación cósmica. También eventos importantes como la gran depresión de los años 30, el movimiento hippie de los años 60, ambos caracterizados por una gran inestabilidad social y el surgimiento de nuevos modelos en sociedades organizadas.

La Tierra, como planeta, se verá afectada por esta influencia a nivel global. ¿Qué esperar durante este período?
Mucho movimiento en la superficie terrestre, la naturaleza toda se verá muy movilizada: las capas geológicas, las aguas, los vientos. La Tierra buscará su equilibrio energético. Este aspecto afecta también las estructuras sociales y políticas, y es de esperar que el ámbito de las relaciones humanas se oriente a reforzar las condiciones espirituales. Durante estos últimos días de abril especialmente, y luego con menor intensidad hasta el 2020, todo tenderá a cambiar.

¿Cómo nos afectará este fenómeno celeste en lo personal?
 

Júpiter en Cáncer — Sensibilidad y espiritualidad


La sabiduría y la espiritualidad del gran benefactor del zodíaco, se une a la sensibilidad y el poder receptivo de Cáncer. Como resultado, cambia nuestra percepción, se amplía nuestra visión de vida, nuestra intuición crece, facilitando el contacto con nuestras emociones más profundas.

Urano en Aries — Despertar e innovación


Urano y su energía generadora de cambios bruscos y reveladores, se une a los impulsos y la acción del impetuoso Aries. Podrán surgir cambios repentinos a nivel personal: nuevas concepciones y conceptos de libertad, nuevas formas de pensamiento.

Plutón en Capricornio — Renacimiento y evolución


Plutón, símbolo de transformación, se une a la fortaleza silenciosa y la constancia de Capricornio. El resultado será que todo lo que impulsa el planeta del cambio, se llevará a cabo hasta el final, bajo la acción laboriosa de Capricornio.

Marte en Libra — Poder de decisión y armonía


Marte, símbolo de energía masculina, se manifiesta a través de la afirmación, el poder de decisión y las acciones. Al tomar contacto con Libra, nos invita a valorar las relaciones, actuar a favor de la unión y armonizar el modo de relacionarnos con el otro.

 
La Gran Cruz Cósmica nos invita a proponernos nuevas metas, hacer cambios radicales de vida, algunos pueden ser positivos, mientras que otros podrán parecer caóticos a primera vista, solo resta recordar, que la oscuridad, es simplemente el otro lado de la luz.

Vía » http://voces.huffingtonpost.com/