Calcular una carta astral sin conocer la hora de nacimiento

¿Cómo calcular una carta astral sin conocer la hora de nacimiento?

Si la carta está levantada para una hora natal insegura, la misma validez de la carta será puesta en duda y mucho más aun su «aplicación». Esto sugiere que el único punto de partida seguro no es la declinación, sino la observación del nativo en persona y la consideración de los patrones e historia de su vida.

¿Cómo calcular una carta astral sin conocer la hora de nacimiento?

La base para el trazado está dentro de él o de ella; la carta astrológica se limita a representarlos de una manera gráfica.

Si podemos verificar que la carta que tenemos entre manos es verdadera con relación a la vida, porque des­cribe fielmente la persona del nativo y el curso de su vida, entonces ya podemos utilizar esa carta como base para continuar con el trazado.

Si no es así, hemos de utilizar todos los medios disponibles para ajustar la carta natal a una hora natal exacta, que realmente describe con fidelidad al nativo y su vida, un proceso llamado «rectifica­ción».

Corregir una Carta Astral

Es ajustar dicha Carta, dado que la mayoría de las veces las personas no conocen tal momento exactamente, y solo facilitan al astrólogo una hora y un minuto aproximado. En la consulta astrológica pueden presentarse cinco casos característicos:

La persona desconoce totalmente la hora de nacimiento (tan solo conoce el día)

El Horóscopo de “consolación”, con las posiciones planetarias a mediodía de su día de nacimiento (a las 12 horas), y con sus aspectos.

En base a este Horóscopo de consolación, se le podrá a la persona hablar un poco del estado celeste de los planetas, de las posibles configuraciones típicas que puedan formar (stellium, cruz cósmica, gran trígono, etc.), de las agrupaciones elementales (planetas en Fuego, Tierra, etc.), de algunos aspectos importantes que puedan haber entre los planetas, etc.

En este caso, siempre habrá que llevar gran cuidado con los planetas rápidos (especialmente la Luna) y también con aque­llos aspectos que tengan un orbe bastante grande (y que posiblemente unas horas después del mediodía ya no sean efectivos).

En caso de no obtener resultados convincentes en la rectificación, una solución que produce buenos resultados consiste en situar al ascendente en los mismos grados que el Sol y levantar el resto de las casas a 30 grados cada una.

La persona sabe tan solo que nació por la mañana, por la tarde o por la noche

Comprobando con dicha persona los signos del Zodiaco que “ascendían” en ese período (serán aproximadamente, unos cuatro o cinco) y viendo cuál de ellos le encaja más personal y fí­sicamente.

Deberemos de recordar que el Ascendente rige ante todo el carácter externo de la persona y también su aspecto físico y vitalidad. En este último caso de querer sacar el aspecto físico de una persona por su Ascendente, deberemos de tener muy en cuenta los planetas “ascendentes” que modificarán bastante la naturaleza del Ascendente (toda la información al respecto se ofrece en un capítulo posterior).

También deberían de tenerse en cuenta los aspectos que recibe dicho Ascendente hipotético.

También ayuda a corregir la Carta Natal el ver el signo en el que está la Luna, que por su movimiento más rápido, puede cambiar en varias horas de un signo al siguiente. Ver enton­ces (con la Luna) cual es el comportamiento emocional e instintivo del sujeto (en base a preguntas hechas con mucho tacto y paciencia).

Finalmente, también puede ayudar a corregir la Carta Natal el comprobar si algún planeta en este intervalo de tiempo pasa de movimiento Retrógrado a Directo, o viceversa, especialmente con los planetas personales Mercurio, Venus ó Mar­te.

La persona conoce su hora de nacimiento con una oscilación de dos horas

Se levantan dos horóscopos, uno a la hora más temprana y otro a la más tarde, y si un planeta en cualquiera de los dos horóscopos se sitúa cerca del AS o del MC (sobre todo) es probable que cuando éstos, progresados, alcanzan al pla­neta, haya ocurrido algo importante en la vida de dicha persona.

Esta corrección anterior también se puede realizar por di­recciones (un grado igual a un año). Tanto en un caso como en otro, las direcciones más importantes a tener en cuenta serán las del AS, MC, Sol, Luna y también los planetas rápidos (Mercurio, Venus y Marte).

Ayuda también en estos casos a corregir la Carta Natal el verificar en el nativo la actuación de los planetas en las Casas, que en este caso puede cambiar al haber dos horas de margen de error de una a la anterior o a la posterior.

Igualmente, también podemos valemos para corregir la Carta Natal de los tránsitos de los planetas lentos (especialmen­te Saturno y Urano) por los ángulos del tema natal (especialmente AS y MC).

Finalmente, también algunos de los métodos antedichos (ver si la Luna ha cambiado de signo, comprobar los posibles As­cendentes en la persona, etc.) pueden ser utilizados con éxito en este caso.

Cuantas más coincidencias se produzcan, tanto en los trán­sitos como en las direcciones, tanta más exactitud habrá en el ajuste de la Carta Natal.

La persona conoce su hora de nacimiento con un margen de error de una hora o menos

Levantar la Carta Natal para la hora y el minuto intermedio de dicho intervalo. Ejemplo: Si el nacimiento fue entre las 9 y las 10 horas, se levan­tará una Carta Natal para las 9 horas 30 minutos.

Con lo que el margen de error ya se reduce a la mitad (en este ejemplo ± 30 minutos), sea, que el Ascendente y las Casas podrían oscilar ± 7 grados, con lo que ya es mu­cho más fácil aplicar los méto­dos de corrección antedichos.

También puede servir de ayuda para corregir la Carta, si utilizarnos el sistema de Placidus, el comprobar si dicha Carta tiene o no tiene signos interceptados dentro de alguna casa. Estos signos interceptados (al leerle su significado) pro­vocan siempre en el nativo reacciones muy fuertes (tanto positivas como negativas).

Si permanece indiferente, es muy probable que no tenga dicho signo interceptado. Otro indicativo para situar el nacimiento en otro momento. De forma general suele funcionar hablarle al nativo de las características negativas del signo interceptado y de la necesidad de desarrollar las cualidades del signo contrario.

En este caso, una vez utilizados todos los métodos antedichos podrá pasarse directamente al supuesto número 5, es decir, cuando la persona conoce su hora de nacimiento con y un margen de error de10 a 15 minutos.

La persona conoce su hora de nacimiento con un margen de error de diez o quince minutos

Es aconsejable empezar con la carta de un familiar o amigo, o un cliente que desee compartir la información sobre su vida. No es conveniente comenzar con la carta de una celebración o de un desconocido total por varios motivos:

Exactitud en la hora de nacimiento. La hora de nacimiento facilita­da al público, por las celebridades en especial, puede no ser correcta.

Redondeo de la hora: aun cuando presumiblemente te hayan da­do el tiempo correcto, es posible que hayan redondeado la hora, puesto que la persona, la madre o cualquier otra fuente de información, no entienden lo importante que es la hora exacta del nacimiento.

Necesidad del contacto personal

Conseguirás una información solamente esquemática, a menos que entrevistes al nativo personalmente o dispongas de una biografía bastante completa y exacta. Pero para una celebridad viva siempre quedan cuestiones abiertas.

Cuando tengas ya experiencia en el trabajo de rectificación, una labor muy interesante es el rectificar las cartas de las figuras históricas, pero ese no es el lugar para comenzar.

Cuando trabajas a través de un contacto personal puedes obtener «feedback» (realimentación) directo y respuestas muy completas a tus preguntas sobre los acontecimientos de la vida. Esto te proporcionará un cuadro mucho más completo para poder contrastarlo con la confirmación astrológica apropiada

Con tu trabajo inicial, elige una carta para la que la hora de nacimiento, sea muy aproximada, incluso exac­ta. La razón es que la rectificación es realmente lo mismo que la verificación de la exactitud de la carta.

Observa bien cómo funciona todo en una carta correcta, antes de empezar a intentar rea­justes en una carta con mayor margen de error.

Autor: Francisco Lorenzo
Co-autor de Astroworld y creador astroworld.es