Brujería en la Guerrilla Colombiana – Guerra Paranormal

Desde tiempos inmemorables, los más grandes gobernantes, reyes, dictadores y estrategas militares, de una u otra forma, han consultado o han seguido las indicaciones de personas que dicen tener contacto con el “más allá”.

Brujería en la Guerrilla Colombiana

Buscan obtener una ventaja más frente a sus enemigos, cercanos o en el campo de batalla. La fuerzas armadas colombianas tienen algo en común: hechizos y conjuros parecen protegerlos en una guerra entre el bien y el mal que sucede en más de una dimensión.

Recurren a rituales de magia negra, conjuros para cerrar los cuerpos a las balas, desapariciones misteriosas.

Ritos chamánicos en medio de la selva, utilizados principalmente por comandantes guerrilleros, igual que rezos y oraciones para protegerse de las balas o para hacerlas certeras y eliminar así al oponente.

Hay, incluso, frentes guerrilleros o bloques paramilitares que han llegado a tener brujos dentro de sus filas y en algunos casos han fusilado a quienes parecen tener poderes que vendrían desde el más allá.

La guerra es una situación extrema en el ser humano

En este documental se muestra cómo en muchas ocasiones los videntes, brujos o hechiceros son utilizados como arma de estrategia militar, o por otro lado, en la última alternativa para conocer el paradero de alguien que por diferentes circunstancias ha sido víctima de la guerra.

Fácilmente, un sicario al servicio del narcotráfico, exparamilitares o guerrilleros, pueden recurrir a una santidad para que los protega, “o al Diablo, por si Dios está muy ocupado”, como afirma un hombre que dice no necesitar de la vista para poder ver más allá de todos los demás, y a quien recurren aquellos que se dedican a matar por dinero.

Mientras, por el lado de las víctimas, ante el desespero de la violencia, buscan en el más allá una respuesta a su dolor.

Es el conflicto armado de más larga duración en Colombia, como nunca antes se vio.