Auriculoterapia — Tratamiento de patologías a través del pabellón auricular

Auriculoterapia

La Auriculoterapia es una técnica reflexoterápica que utiliza el pabellón auricular con una finalidad diagnóstica y terapéutica. A lo largo de la historia tenemos múltiples referencias al tratamiento de distintas patologías a través del pabellón auricular.

Auriculoterapia

Aunque sería Nogier, allá por los años cincuenta, el primero en explorar con un criterio científico, e inspirado en los principios tradicionales chinos, los procesos que tienen lugar en la oreja.

En la oreja aparece una imagen representada que correspondería a la de un feto en el útero materno a término. En base a esto, se puede afirmar que existe un punto auricular reflejo para cada zona o estructura corporal.

Aquí cabe destacar que esto solo es demostrable en situación de enfermedad. En una persona sana, la aurícula no presentará ninguna molestia ni dolor a la exploración, así como ningún tipo de alteración.

Pero basta con que el organismo presente un desequilibrio fisiológico para que la oreja que antes era “muda” e insensible a la presión, acuse inmediatamente dolor, incluso al mínimo roce.

Estos puntos reflejos auriculares que aparecen en situación de enfermedad se pueden detectar fácilmente por distintos medios, como la inspección visual o la presión con el palpador, y se pueden tratar de igual forma, produciendo efectos a distancia de mejoría o desaparición de los síntomas que muestra el paciente.

La Auriculoterapia puede usarse como tratamiento único o complementario a otro tipo de terapias

Su indicación principal es el tratamiento del dolor, tanto agudo como crónico, aunque también puede usarse para tratar tanto disfunciones orgánicas como funcionales así como para trastornos psíquicos.

  • Puede tratar cefaleas, dolores articulares y musculares, odontalgias, trastornos digestivos como gastralgias, náuseas y vómitos, trastornos intestinales como diarrea o estreñimiento, problemas menstruales, ansiedad, nerviosismo, insomnio, etc.
  • Algunos famosos también se tratan mediante la auriculoterapia. En la imagen, Penélope Cruz con “balines” terapéuticos en la oreja.
  • Tiene pocas contra-indicaciones, entre ellas, mujeres embarazadas, pacientes débiles o fatigados, pacientes con anemia o con enfermedades graves, como hipertensión, cardiopatías o asma no controlados, o dolores que puedan representar un cuadro quirúrgico.

En resumen, esta técnica es de fácil aprendizaje, así como de práctica sencilla puesto que no precisa de material complejo ni caro; tiene rápidos y buenos resultados, tiene múltiples indicaciones y pocas contra-indicaciones y además no solo nos sirve como método de tratamiento, sino también como método de diagnóstico.

Por último, comentar que la Auriculoterapia permite una comunicación constante del terapeuta con el paciente, lo cual le implica aún más en el tratamiento, dándole seguridad y confianza, algo imprescindible para la consecución del éxito terapéutico.

La auriculoterapia y sus utilidades

@ cimformacion.com