Select Page

Astrología Diciembre 2017 – Nuestra compasión estará en su punto más alto

Astrología Diciembre 2017 – Nuestra compasión estará en su punto más alto

Este último mes del año, ha comenzado con dos arquetipos fundamentales en conexión, como son Júpiter-Neptuno, dos planetas que tienen mucho que ver el uno con el otro por que hablan de nuestros ideales y anhelos, que tan desafiados se encuentran en este momento.

Los dos planetas son los regentes del signo Piscis donde se encuentra Neptuno en la actualidad.

La intensidad de nuestras creencias están al rojo vivo, y todos parecemos habernos posicionado de un lado u otro, defendiendo alguna idea política u otra, aunque nuestra verdadera necesidad es de contacto con lo divino, nuestra relación con eso que llamamos Dios.

Neptuno en Piscis

El hecho de que este aspecto planetario, ocurra en signos de Agua, no es algo que ocurra cada día y mucho menos con Neptuno en Piscis, signo que no visita hace 165 años, ni volverá a visitar por otro siglo y medio.

Este trígono no volverá a formarse , ni se ha formado en nuestras vidas desde este punto del Universo, pues aunque Júpiter da vuelta al Sol cada 12 años , la última vez que transitaba Escorpio, hace una docena de años, Neptuno estaba en Acuario y cuando Júpiter vuelva a estar en Escorpio en el 2029, Neptuno ya estará en Aries.

Por tanto esta es la oportunidad de vivir estas energias, que nos inspiran hacia lo divino de una forma especial.

Nuestra compasión estará en su punto más alto

Y la toma de consciencia de que la mayoría del mundo es pobre y una mímina parte rica, y de que la mayoría de nosotros mortales navegamos en el mismo barco, será una llamada a la acción para muchos.

Uno conecta con Dios, cuando conectamos con el AMOR, y en ese espacio, no hay lugar para el descuido, para el ignorar, que en efecto, sí tenemos la capacidad para mejorar el mundo y dejar este planeta en mejores condiciones que lo encontramos, y proveer a nuestros hijos con una esperanza y una comunicación con la Naturaleza, que tanto para mi, como para muchos otros, es eso que llamamos Dios.

La DIOSA

Pues es una energía femenina, que nos indica la inexistencia del tiempo para muchas cosas. La Sabiduría, la Paz, el Amor, no saben de tiempo.

Neptuno principalmente y sobre todo en Piscis se pregunta ¿qué es eso que llamamos tiempo? La conexión con la Diosa es atemporal. Uno no conecta con Dios a las 4 de la tarde de un lunes, y el martes a las 6 de la mañana desconecta.

La intuición típica de Piscis se ve aumentada con el paso de Neptuno por este signo

El único paso de este planeta por Piscis en toda nuestra existencia. Por lo menos en esta existencia física. Si realmente tenemos la consciencia de que no hay dos momentos iguales, este es uno de ellos cuando, o cosechamos las enseñanzas del mismo o nos lo perdemos.

Mucha gente, sobre todo muchos Piscis tendrán grandes intuiciones sobre como podemos sobrevivir estos momentos de confusion religiosa y política que vivimos. No hay Dios que nos pida que cortemos nuestra vida o la de otros, en su nombre.

Si bien Cristo lo hizo, fué justamente para eso, para que nosotros no tengamos que hacerlo. Las verdaderas experiencias pico y no hablo de aquellas causadas por ácidos o ayahuasca, es la experiencia de conectar con el Todo, y en ese Todo, solo nos encontramos con infinito Amor, donde las diferencias del color de nuestra piel, o nuestras preferencias sexuales o nuestro género, no existen más que como una mera variación de lo humano, igualmente que las diferentes especies de pájaros, en su extraordinaria diversidad.

Superluna Llena en Géminis

Hemos comenzado este mes con una potente Superluna Llena en Géminis y como ocurre a menudo la primera semana de este mes, Mercurio se ha estacionado Retrógrado por última vez este año, y lo hace a 29 de Sagitario, por tanto, coincide con Saturno, a punto de dejar este signo y con Folo.

Saturno-Folo en Sagitario, regido por Júpiter, en línea con el Centro Galáctico, ese punto misterioso en el centro de nuestra Galaxia, que emite potente ondas electromagnéticas, con una potencia que nos resulta difícil comprender.

Mercurio retrocediendo en este punto del zodíaco, nos habla de un final muy marcado, de la necesidad de concluir un capítulo más en nuestra vida, y una revisión de nuestros ideales. La sensación del grado 29, de cualquier signo, es la toma de consciencia, es escuchar una voz interna que dice : “ya está bien de esto”, hora de evolucionar hacia algo mejor, más constructivo y más cargado de Amor, y sobre todo de Compasión y Paciencia con las imperfecciones humanas.

Este es un momento en el mundo, lleno de divisiones, todos parecemos sentados en la acera de enfrente, apuntando nuestra crítica a la otra mitad que piensa diferente, que vota por el otro partido, que defiende al otro político, sin darnos cuenta que somos parte del mismo patrón, sentados en sillas opuestas, para poder mutuamente recordarnos los errores que cometemos.

El problema radica en que sino nos movemos de la acera en la que nos encontramos nunca veremos la totalidad de la pintura y seguiremos discutiendo, pensando que tenemos razón y el de enfrente está equivocado.

Para mí, este ha sido una lunación caótica, y en medio del caos, bastante estresante y cómica.

Me he mudado de casa. El nuevo piso es en la séptima planta y justo el día de la mudanza, el ascensor del edificio se rompió, la grúa de la compañía que me hacía la mudanza no funcionó por varias horas, lo que atrasó el traslado, y ahora cada vez que salgo a la calle debo subir y bajar 7 plantas por las escaleras.

Siendo esta lunación en Géminis y con su regente Mercurio en moción retrógrada, por supuesto que esperaba los inconvenientes por tanto me lo he tomado con humor, pero aunque sonrío, igualmente debo subir las escaleras por tiempo indefinido, dice la compañía que repara el ascensor. ;-D

Siendo esta lunación en signos mutables, que nos llevan a conectar con nuestros ideales y nuestros procesos mentales, con nuestro poder de adaptación al entorno, nos encontramos en busca de aquello que no es concreto, pero que nos inspira el alma.

Vislumbramos que en medio del tedio de la cotidianidad soplan aires de magia y belleza. El proceso de la búsqueda de la perfección es interesante, pues aunque sabemos que nunca llegaremos a ella, entendemos que es justamente el proceso, lo que nos lleva a querer mejorar, a querer sacar lo mejor de nosotros mismos, para poder evolucionar y colaborar en este proceso que llamamos VIDA.

Como toda gota en el vasto océano, cada uno de nosotros tenemos una función, y a la escalofriante insignificancia de nuestra cotidianidad, podemos infundir los colores mágicos del misterio que es esta Vida-

Cada uno de nosotros es VIDA y cada uno de nosotros tenemos el poder de cambiar y acercarnos a nuestro ideal, aún cuando sabemos que posiblemente no lleguemos a ello. Aquello que se quede en el tintero, lo completarán nuestros hijos, y así seguimos en este carrousel Cósmico, que a veces se siente más como una montaña rusa.

El argumento de que para qué molestarse en “hacer” si nada nunca cambia, ya no sirve, pues la evidencia nos dice que todo ha cambiado (aunque muchos argumentos políticos nos digan lo contrario) y continua cambiando sin parar.

La Astrología es la fiel prueba de ello. El reloj Cósmico nunca está igual, ni lo estará jamás.

Los aspectos claves de este año, como son la cuadratura Quirón-Folo, la cuadratura Saturno-Quirón, la oposición Júpiter-Urano, el trígono Júpiter –Neptuno, la cuadratura Júpiter-Plutón, tienen que ver con Júpiter y Sagitario, y ambos arquetipos nos hablan de nuestras creencias.

Del proceso de individuación que tiene que ver con econtrar nuestros propios dioses, nuestro propio y único contacto con lo divino, con esa parte de nuestra psiquis que nos permite conectar con el Amor, hacia nosotros, hacia el resto de las especies, al entorno que nos rodea y a la consciencia que vivimos en un hogar llamado Tierra.

De una Belleza (Venus) insuperable, y que lo único que tenemos que hacer es aprender a cuidarlo y a llevarnos bien entre nosotros, como en una familia. Aunque discutamos con nuestros hermanos y hermanas, siguen siendo familia, siguen siendo parte de ese engranaje donde crecimos y por tanto compartimos con todos ellos más de los que nos gustaría.

Lo vivido en nuestra niñez, nos marca para toda la vida, nos guste o no, y por más que hayamos hecho años de terapia, cuando nos reencontramos con eventos que nos recuerdan aquellos vividos cuando éramos niños, se nos detonan los botones que nos hacen reaccionar, crecer, doler, y aunque no recordemos el hecho en si, el dolor y la reacción están allí, para siempre.

Quizás el mensaje de Folo y de Quirón, estos dos centauros, estos dos extraños que vienen de tierras lejanas, es acerca de conectar con la herida familiar y colectiva y aprender a curar juntos, pues aunque parezca que por motivos diferentes, todos sufrimos, todos tenemos momentos felices, todos amamos y todos reímos, en castellano, en catalán, en ingles, en ruso, en japonés, etc, pues la Vida nos ocurre a Todos por que Todos y cada uno de nosotros somos la Vida.

Saturno en Capricornio

Lo más importante de este mes es sin duda la entrada de Saturno en su propio signo, en Capricornio, por primera vez en 30 años, por tanto si esa es tu edad, estás viviendo el primer retorno de Saturno en tu vida, momento único, definitivo, que nos impulsa hacia donde nos encaminamos de una forma inequívoca.

Saturno nos indica el camino y nos presenta con aquellas cosas que no nos apetece hacer pero sabemos que debemos hacer.

Por ejemplo: pagar impuestos, ir al dentista, tomar responsabilidad por erróneas decisiones del pasado, etc.

Nos confronta con las consecuencias de nuestras decisiones y por eso le llaman el Señor del Karma.

Como estoy preparando un artículo sobre ello, aquí solo diré que Saturno en su propio signo funcionará más potentemente aún y pondrá el énfasis aún más en las Instituciones.

Nos recordará que por más que detestemos el Sistema y sus Instituciones, deben estar. Nos indicará el camino para poder producir cambios pero no con revolución, sino con Evolución.

Si estás en tus 58- 59 años, entonces estás viviendo tu segundo Retorno de Saturno, otro hito importante de la Vida.

Este será un tránsito del Señor de los Anillos más potente que muchos pues en su paseo por su propio signo, se encontrará con Plutón, formando una conjunción en los últimos grados de este signo, lo que ocurrirá en 2019- 2020 y esto sí que será un momento que no olvidaremos, pero de ello también escribiré más tarde.

Así que por ahora, feliz Diciembre, feliz Navidad y Año Nuevo y feliz final de este 2017. Un abrazo a todos.


Cristina Laird – Astrología Arquetípica