Júpiter y Neptuno Gran Conjunción

Júpiter y Neptuno harán conjunción, es decir, estarán en un mismo punto exacto del signo de Piscis, el martes 12 de abril (aunque sus efectos se sentirán desde una semana antes y hasta una semana después), generando influencias de largo alcance para la humanidad.

Júpiter y Neptuno Gran Conjunción Abril 2022

Las energías que despertarán con esta conjunción, aunque sutiles, serán a la vez muy poderosas, porque confluyen en este fenómeno, cualidades de gran afinidad entre los astros y el signo que protagonizan esta confluencia.

Júpiter era el antiguo regente de Piscis, y aún mantiene su afinidad con este signo; Neptuno es, desde su descubrimiento, el actual gobernante de esta franja del zodíaco, por lo tanto, ambos astros se encuentran cómodos en la zona cósmica del pez, y sus cualidades destacan allí.

Efectos de gran magnitud

Los efectos que puede provocar esta conjunción, son de gran magnitud, porque Júpiter es de energía expansiva, y a su vez, Neptuno no conoce límites, va más allá de lo físico, por tanto resulta difícil de describir cómo Júpiter puede provocar expansión en un ámbito neptuniano que no tiene límites.

Júpiter se asocia a la mente abstracta, filosófica, y Neptuno a su vez a lo extrasensorial, por lo que la unión de ambos genera un poder de visión extraordinario.

Si se aprovecha en el sentido positivo y elevado esta energía, es posible generar, tanto en lo individual como en lo colectivo, una maravillosa vibración espiritual que impacte nuestro entorno y genere eventos de extraordinaria importancia.

Sin embargo, esta energía también puede funcionar para mal en aquellos seres de baja vibración, y traer situaciones cargadas de fanatismos, dogmatismos, fundamentalismos.

Júpiter y Neptuno

El Júpiter mitológico gobierna los rayos, y Neptuno los mares; y por tanto, ambos unidos en un sentimiento negativo, pueden generar grandes tempestades; ya sea tormentas internas en nuestra psique, como aquellas que se dan en lo colectivo por disputas entre bandos fanatizados.

Tratemos nosotros, desde nuestro mundo interno, de conectarnos con las mejores cualidades de esta conjunción planetaria; que sus energías sutiles eleven nuestras vibraciones y podamos generar una gran corriente de armonía que se haga sentir en nuestro entorno y más allá, en un efecto multiplicador y omniabarcante.

Relacionado

Pedro González Silva