Luna Nueva 23 de Abril 2020 — Predicción astro-meteorológica

Cuatro veces al año, el novilunio se produce a una distancia angular “crítica” con relación al planeta Saturno. Así es como cíclicamente, en cada estación meteorológica se abren, astronómica y simbólicamente, las “puertas grandes del cielo”.

Luna Nueva 23 de Abril 2020

Esto sucederá el 23 de abril y será el único novilunio de la primavera que forme cuadratura con Saturno señalados en un recuadro morado en la imagen.

De modo que esta es la carta astral que lleva en sí las claves del cambio de “tiempo” (Saturno) ya estemos tratando del tiempo meteorólogico o ya de “los tiempos” en el sentido del ambiente social.

Casualmente, en el mapa celeste de esa lunación también se hallan en contacto de cuadratura Mercurio y Júpiter (señalados en una elipse verde en la imagen) los planetas que marcan la apertura de “las puertas de los vientos”.

Movimiento muy significativo en las capas altas de la atmósfera

De modo que se puede predecir, a partir del día 23 de abril, un movimiento muy significativo en las capas altas de la atmósfera y, consecuentemente, inestabilidad ambiente así como cambio en la fuerza y/o dirección de los vientos en superficie.

A nivel social, también leeríamos inestabilidad y un “cambio de de vientos”, del tipo de noticias, del comercio, de los sistemas de comunicación y de la opinión pública o de los mandatarios.

Mientras, Venus se va acercando a tocar el trígono con Marte señalados en un cuadrado rojo, cosa que al perfeccionarse el contacto prometería una apertura de las puertas de las aguas, es decir precipitaciones, lluvias que preceden a la fertilidad y por tanto, a la buena marcha de las cosas, de la economía.

Venus en-lenteciendo su avance

Aunque… cosa curiosa, Venus va a ir en-lenteciendo su avance, perseguirá inútilmente a Marte, retrocederá, se “echará para atrás” y no alanzará a formar el trígono con Marte, sino que hasta… ¡PRINCIPIOS DE JUNIO! No formará una cuadratura con él.

De modo que hasta entonces la predicción astro-meteorológica del 23 de abril en adelante, no podrá ser la de lluvias adecuadas y beneficiosas, sino la de “tiempo desapacible”, húmedo, propicio a la entrada de borrascas, pero “poco activas”, hasta los primeros días de junio.

El consiguiente pronóstico social para la estación sería que desde el 23 de abril y hasta principios de junio no veremos “abrirse las puertas” (del inicio de las lluvias productivas o de las primeras soluciones económico-sociales).

Para las coordenadas de la península ibérica la presencia de Marte ascendiendo por el horizonte indica inclemencias, picos agudos y repentinos de fiebre, adrenalina y decisiones atrevidas, pioneras y precipitadas flotando en el ambiente meteorológico y social.

@ Adela Ferrer astróloga

Artículos Relacionados

Be the first to comment