Antibióticos naturales que puedes encontrar en tu cocina

Cientos de años antes del descubrimiento de la penicilina, la gente utilizaba remedios naturales para curar las infecciones. La buena noticia es que ahora los investigadores están redescubriendo sus poderes curativos, por lo que si estás enferma, además de seguir el consejo de tu médico también puedes probar estos antibióticos naturales que puedes encontrar en tu cocina.

  1. Todaespecia
    Conocida como todaespecia o pimienta de Jamaica, esta especia puede ayudar a evitar que las bacterias se multipliquen en los alimentos. Queda excelente en platos caribeños y asiáticos.
  2. Espárragos
    Los espárragos aumentan el número y la actividad de los glóbulos blancos de la sangre, que nos protegen contra las bacterias, incluyendo E. coli y Staphylococcus aureus.
  3. Albahaca
    Las hojas y las semillas de esta hierba aromática, que llegó del oeste de la India hace más de 2.000 años, tienen propiedades antibacterianas. Utilízala en la cocina o aplica aceite de albahaca a las heridas.
  4. Arándanos
    Estas pequeñas frutas contienen compuestos que contrarrestan infecciones por E. coli. Sus taninos inhiben el crecimiento bacteriano y evitan que las bacterias se adhieran a las células que recubren el tracto urinario. La mayor concentración de taninos se encuentra en el jugo de arándanos.
  5. Eucalipto
    Las aromáticas hojas del eucalipto son ricas en eucaliptol, un potente antibacteriano que se inhala para tratar infecciones respiratorias, o se aplica externamente para prevenir la infección en heridas.
  6. Ajo
    Rico en la alicina, un compuesto antibacteriano, el ajo se ha utilizado desde la antigüedad para tratar enfermedades potencialmente mortales y evitar la sepsis en las heridas. Utilízalo crudo en la cocina, o toma cápsulas de ajo.
  7. Té verde
    El té verde contiene polifenoles, agentes antimicrobianos clave que perturban el metabolismo de las bacterias, evitando que se multipliquen.
  8. Miel
    Las propiedades antibacterianas de la miel ayudan a prevenir infecciones en heridas. Incluso puede combatir el Staphylococcus aureus resistente a los antibióticos.
  9. Orégano
    Esta hierba fácil de cultivar es rica en aceites esenciales que poseen propiedades antibacterianas. Hay ungüentos que contienen extracto de orégano que sirven para tratar infecciones en las heridas.

Así que antes de correr a la farmacia, ¡corre a la cocina a buscar uno de estos antibióticos naturales!


Fuente: iMujer