Virgen del Rosario – Nuestra Señora del Rosario – 7 de Octubre

La Iglesia Católica celebra el 7 de octubre el día de la virgen del Rosario o Nuestra Señora del Rosario, patrona de varias ciudades, entre ellas Paraná, Rosario del Tala y Rosario de Santa Fe.

La Virgen del Rosario

Esta celebración fue instituida dentro de la liturgia por el Papa dominico Pío V en el año 1572. Su sucesor, Gregorio XIII, el 1 de abril de 1593, extendió la fiesta del Rosario a todas las iglesias y capillas en que estuviera erigida la cofradía.

Clemente XI, en 1716, extendió la solemnidad a la iglesia universal, unida al primer domingo de Octubre. Más tarde, quedó fijada en el calendario eclesiástico el día 7 de octubre. Sus iconografías muestran a la virgen con diferentes aspectos y nombres, ligados éstos a sus diferentes apariciones en diversos lugares del mundo.

La primera devoción del rosario tuvo lugar en Fangeaux, Francia

Y la revelación le fue hecha a Santo Domingo, fundador de la Orden de Predicadores o Dominicos, orden religiosa aprobada por el Papa Honorio III el 21 de Enero de 1217.

Se dice de Santo Domingo de Guzmán que una noche en la cual estaba dedicado a la oración, tuvo una visión y revelación especial: la de la Virgen entregándole el rosario y pidiéndole que le enseñe a la Iglesia la devoción del rosario.

Aunque no hay documento fehaciente de este hecho, la tradición unánime hasta tiempos muy recientes, avalada por documentos pontificios y argumentos diversos, atribuye a Santo Domingo el origen del rezo del Rosario.

A partir de esta aparición la virgen María es nombrada como virgen del Rosario. Fueron diez y ocho apariciones posteriores efectuadas hasta el año 1558 en dos lugares de Europa: la ciudad de Lourdes, en Francia y el pueblo de Fátima, en Portugal. Esto hizo que el mundo la reconociera como Virgen de Lourdes y Virgen de Fátima.

En ambas ocasiones la leyenda dice que la virgen realizó anuncios reveladores e insistió en pedirle a sus fieles: “¡Rezad el Rosario!”, y ella mismo lo rezó con los privilegiados videntes.

Nuestra Señora del Rosario de la Reconquista y Defensa de Buenos Aires

En Argentina, en los primeros años del siglo XIX fue nombrada como Nuestra Señora del Rosario de la Reconquista y Defensa de Buenos Aires, momentos en los cuales el país se encontraba tratando de lograr su independencia.

La imagen, vestida por sus feligreses para aquella ocasión con hermoso ropaje, aún se conserva en la Iglesia de Santo Domingo, ubicada en la esquina de las calles Defensa y Reconquista del barrio de San Telmo, muy cerca del Cabildo, de Plaza de Mayo y Casa de Gobierno; todos éstos, solares que datan de aquella época histórica.

En Argentina también, la ciudad de San Nicolás, provincia de Buenos Aires, fue escenario de un suceso de características singulares que trascendió las fronteras.

En septiembre del año 1983, la noticia de que en varias casa se iluminaban los rosarios, conmocionó al país, despertando el sentimiento religioso de unos y el escepticismo de otros.

Mientras el hecho se repetía con más frecuencia cada vez, una mujer sencilla recibe la aparición de la Santísima Virgen. Este hecho llevó a designar a esta ciudad como la “Ciudad de María”.

Comienza así un fluido diálogo donde la virgen avala sus mensajes con citas bíblicas.

La aparición se manifiesta a la vidente, como la “Virgen del Rosario” y le comunica su complacencia en que, para distinguirla de los otros lugares donde se la venera con esa advocación, se la llamara Virgen del Rosario de San Nicolás.

Advocación Mariana – Nuestra Señora del Rosario

Memoria de la santísima Virgen María del Rosario. En este día se pide la ayuda de la santa Madre de Dios por medio del Rosario o corona mariana, meditando los misterios de Cristo bajo la guía de aquélla que estuvo especialmente unida a la encarnación, pasión y resurrección del Hijo de Dios.

AIM Digital Argentina