Venus en Libra

Venus en Libra y Almas Gemelas

El lunes 16 de agosto, Venus, el astro del amor, entra al signo que le es más afín: Libra. Este signo simboliza las fuerzas de la armonía, representa el concepto del amor y de las relaciones de pareja..

Venus en Libra y Almas Gemelas

En su naturaleza más pura, donde el punto medio entre los pares de opuestos indica el equilibrio donde se encuentran y unen dos seres que se atraen. La presencia de Venus en este signo, que es su casa, le permite activar sus cualidades en forma integral, sin matices que las distorsionen.

Bajo estas energías que están por activarse, es momento propicio para abordar el tema de las almas gemelas y de las relaciones kármicas, es decir, aquellas relaciones que se forman porque ya existe un lazo espiritual que une a una persona con otra.

Relaciones kármicas

¿No te ha pasado que cuando conoces a alguien, te parece como si lo hubieras conocido desde siempre? ¿Por qué queremos a ciertas personas y a pesar de que vivamos dificultades a su lado, no podemos desprendernos de ellas y siempre las recordamos?

¿Por qué hay gente que marca una huella en tu vida y te la cambia para siempre, hasta el punto de que nunca puedes olvidarla?

Esas son relaciones kármicas, el alma de esa o esas personas estuvo unida a la tuya en tiempos remotos; hay asuntos pendientes entre ustedes y en este momento vinieron a encontrarse de nuevo para cerrar un ciclo.

Los encuentros con esas personas no son casuales, es el destino que nos lleva a reencontrar a esas personas cuyas almas ya habían estado unidas a la nuestra.

Las almas gemelas

Las almas gemelas son las nacidas de una misma llama espiritual en el principio de los tiempos. De esa llama se dividieron en dos almas que a través de sucesivas vidas fueron adquiriendo experiencias propias, y volvieron a reencontrarse una y otra vez, hasta que temporalmente, la “muerte” los separó.

No siempre el encuentro con el alma gemela significa una relación fácil, muchas veces hay dificultades y desencuentros, que forman parte de nuestro crecimiento espiritual y del cúmulo de experiencias que debemos experimentar en cada una de nuestras vidas; pero el encuentro con nuestra alma gemela siempre es impactante e inolvidable.

Russ Michael en su libro “Cómo encontrar a su alma gemela”, señala que la imagen que tenemos de nosotros mismos determina nuestro éxito o fracaso en cualquier cosa, y especialmente en la relación de pareja y la búsqueda del alma gemela.

Dice Michael: “¿Qué piensa usted de sí mismo? ¿Se gusta? ¿Puede pensar en sí mismo como alguien que tiene éxito en todos o casi todos los objetivos, o la idea de que usted no puede hacerlo domina sus pensamientos conscientes?”

“Toda persona que logra atraer su alma gemela es una persona con una buena autoimagen, es también la clase de persona realizadora, es decir, que hace que los deseos se hagan realidad actuando sobre ellos”.

Cada alma en forma humana es divina

“Sepa que cada alma en forma humana es divina. Algunas almas humanas muestran la irradiación de identidad y dignidad con más claridad que otras, porque es su momento. El momento de usted se halla únicamente a un pensamiento y una acción de distancia.

Usted no tiene más limitaciones que las que se haya impuesto a sí mismo. Sus creencias ayudan a crear toda la aparente realidad que experimente”.

Nos dice Michael: “La energía viene después del pensamiento; tenga cuidado de lo que teme, porque su miedo puede hacerlo convertirse en realidad.

Nuestro centro de atención merece estar en una mente abierta, no en una mente cerrada, en buenos y productivos pensamientos y sentimientos, no en miedos y dudas autodestructivas, aburridas y persistentes”.

“Cese de luchar consigo mismo, la paz no viene de odiar la guerra, esto sólo añade más odio a su vida, la paz viene de amar la paz. Póngase ante el sobrecogedor espejo de su conciencia, dese la orden de que usted no es débil, no es inferior, no es inadecuado.

Deben dejarse atrás todas las falsas creencias, no les dé más energía. Deje las experiencias negativas en el pasado”.

Relacionado

Lazos espirituales de las almas gemelas

Pedro González Silva