¿Usar esmalte de uñas podría hacerte engordar?

En el arduo (y muchas veces placentero) camino de verte más bella, podrías estar generando ciertos efectos en tu cuerpo. Así lo halló un estudio, que le atribuye a un ingrediente comúnmente presente en el esmalte de uñas, la posibilidad de generar cambios hormonales.

El esmalte de uñas es más que una simple coloración.

Un ingrediente peligroso

Probablemente ya no lleves la cuenta de las veces que te pintaste las uñas. Por eso, deberías saber lo que podría contener tu esmalte, según un estudio reciente.

El ingrediente polémico es un químico llamado Fosfato de Trifenilo (TPHP, por sus siglas en inglés), detectado en los cuerpos de todas las mujeres que, como voluntarias de una investigación, se habían pintado las uñas con un esmalte de uñas común, según un comunicado de prensa del estudio, publicado en octubre de 2015 en la revista científica Environment International.

Estos resultados serían evidencia de que este ingrediente, también usado en la fabricación de plástico y como retardante de fuego en los muebles de gomaespuma, entraría en el cuerpo a través del esmalte de uñas.

¿El problema?

Se sospecha que podría generar cambios hormonales en las personas, según el comunicado de la investigación. En efecto, estudios anteriores habrían sugerido que el químico en cuestión interactuaría con una proteína que es esencial para regular el metabolismo del cuerpo y la producción de células de grasa. Todavía, los científicos están llevando adelante más investigaciones para determinar si el TPHP contribuye a ganar peso y a la obesidad, indica el comunicado.

Sin aviso

El TPHP actuaría como plastificante para hacer que los esmaltes duren más y sean más flexibles, y estaría presente en mayor medida en aquellos transparentes, que en los de color. Sin embargo, los investigadores habrían observado que en muchos esmaltes utilizados, el TPHP ni siquiera figuraba entre los componentes enumerados en la etiqueta, señala el comunicado.

En la opinión de una experta

Para conocer más sobre los efectos de dicho ingrediente, consultamos con una experta, la médica dermatóloga Irene Bermejo, quien nos dijo:

“No puedo garantizar exactamente si esto es así o no. Sin embargo, sí se sabe que el Fosfato de Trifenilo (TPHP) es una sustancia que se usa en los esmaltes para darles más flexibilidad y durabilidad. Hay algunos estudios de la Universidad de Duke y de otras universidades británicas, en donde se establece que esta sustancia podría ser absorbida a través de la cutícula (y no a través de la uña, ya que es impermeable a la absorción de moléculas porque es una queratina dura), y que interferiría en el sistema endócrino, pudiendo incentivar la obesidad en las pacientes”, concluyó.

Si tienes dudas sobre este tema, consulta con un médico.


Vía Yahoo!