Remedio natural con vinagre para eliminar los hongos de las uñas

Remedios caseros para el mal olor de pies
Remedios caseros para el mal olor de pies

De la misma manera que cuidamos nuestros cabello o nuestra piel, las uñas deben recibir especial atención ya que suelen verse afectadas por los hongos, en particular, las uñas de los pies.

Los hongos se desarrollan en ambientes húmedos y cálidos y en los pies encuentran el lugar ideal para prosperar porque por lo general está cubierto por medias y con poca ventilación dentro de un calzado cerrado. Si bien los hombres son más propensos, también pueden padecerlo las mujeres y es importante combatirlos porque producen mal olor, picazón, sudoración son contagiosos y completamente antiestéticos.

¿Te imaginas lucir en unas hermosas sandalias unos pies con hongos en las uñas?

Inconcebible.

La onicomicosis, puede provocar debilitamiento de las uñas y descamación y muchas veces no es fácil de eliminar porque los tratamientos son largos y molestos. De modo que si de pronto empiezas a notar que alguna de tus uñas se engrosa y toma un color amarillento debes seguir este consejo que te ayudará a eliminarlos.

Ingredientes necesarios

  • Agua oxigenada
  • Alcohol etílico al 90%
  • Vinagre blanco

Preparación y aplicación

  1. Mezclar a partes iguales el agua oxigenada y el alcohol e incorporarle un chorro de vinagre.
  2. Lava las uñas en donde están los hongos y sécalas muy bien. Aplica la mezcla con un algodón dos o tres veces al día y pronto te librarás de los molestos hongos.

Recomendaciones útiles

  • Evita caminar descalzo por piscinas, vestuarios o duchas ya que esos suelen ser caldos de cultivo de los hongos. Procura hacerlo con algún tipo de calzado o cuida después de lavar bien tus pies.
  • No utilices tijeras o alicates para uñas de otras personas y desinfecta bien alguna que hayas prestado.
  • Utiliza calzado que permita la ventilación de los pies. Que no sean de plástico o muy ajustados.
  • Las medias de nylon no permiten que el aire circule libremente. Evita esta clase de medias y utiliza en cambio otras que sean de algodón. Cámbialas cada vez que las sientas húmedas.

Vía » saludable.guru