Superstición Tocar Madera para prevenir la mala suerte

superstición tocar madera
superstición tocar madera

Tradicionalmente cuando se habla de la fortuna, inmediatamente das un golpe sobre un pedazo de madera y dices “toco madera” para alejar la mala suerte. Esta creencia es una de las más famosas y tradicionales y casi nadie se resiste a tocar madera tres veces, como una manera de evitar que, algo que te están contando, que te parece de muy mala suerte, también te ocurra a ti.

Los mitos son interpretables así un suceso ha podido originar una creencia irracional, un mito que se ha ido extendiendo. Es por esto que hay mitos y supersticiones muy extendidos y otros que prácticamente solo se conocen a nivel local. Este es uno del primer grupo, ya que es conocido mundialmente.

Tocar Madera

Origen de la superstición tocar madera

El origen de la superstición de tocar madera como antes decíamos no es único sino que hay varias hipótesis. En general la creencia extendida es que tocar madera desvía la mala suerte.

Los Arios mazdeístas tocaban madera para ponerse bajo la gran seguridad y protección de Atar, genio del fuego. Se creía que dicho poder estaba enteramente encerrado en las venas de la madera.

Procede de una milenaria costumbre basada en la creencia de que en las vetas moradas de la madera reside el genio del Fuego y la Vitalidad.

Según la tradición esa madera solo podía ser de roble. Los cultos en torno al roble son muy antiguos. Surgieron independientemente entre los indios norteamericanos alrededor de 2000 A.C., y más tarde entre los griegos. Ambas culturas, al observar que el roble era alcanzado frecuentemente por el rayo, supusieron que era la morada algún dios, los griegos pensaban que el dios Zeus se relacionaba con el roble.

Los celtas como muchas otras culturas antiguas eran animistas, pensaban que objetos comunes y elementos de la naturaleza como los árboles tenían alma. Los dioses representaban sus dioses en la tierra. Tocar madera para los celtas era una forma de alejar la mala suerte y atraer la protección. En los árboles según la mitología celta habitan duendes y hadas. En Irlanda dar pequeños golpes en un árbol simboliza dar las gracias a los duendes.

Para los cristianos, la cruz de madera en la que fue crucificado Cristo posee un especial poder mágico. Tocar la madera de la cruz era antiguamente un símbolo de protección frente a todo tipo de males. Simbolizaba una forma de súplica para pedir protección.

Otras hipótesis sobre la superstición de tocar madera, nos llevan al siglo XIX, cuando se jugaba un juego llamado Knock On Wood, tocar madera era como considerado territorio neutral, como en los jugos de niños se dice “esto es casa” y en ese lugar nada malo ocurre.

En china la madera era considerada como el quinto elemento para griegos, egipcios e hindúes la madera simboliza ciencia, sabiduría, y longevidad.

La unión de ambas creencias (cruz de Jesús y el roble como morada de los dioses) ha hecho con el tiempo que, para un gran número de personas, el hecho/gesto de tocar o decir “toco madera” sea un símbolo para ahuyentar malos presagios y encomendarse a la buena suerte.

Supersticiones sobre madera

  • Tocar madera cuando se expresa un deseo, para que se te cumpla.
  • Se recomienda tocar madera cuando alabas a una persona, por si las entidades oscuras escuchan, no les suceda nada malo.
  • Se recomienda cortar la madera en luna cuarto menguante para no atraer la mala suerte.
  • Los objetos de madera cuando despiden un buen olor traen buena suerte.
  • Se dice que cuando vigas o mesas de una casa crujen es señal de que la muerte esta cerca.
  • Si quemas madera y emite unos silbidos, recibirás muy pronto una visita.
  • Ver trozos de madera tirados en forma de cruz presagia mala suerte.
  • La madera cortada en luna cuarto creciente no tiene efectos mágicos.
Tocar madera sin patas

Otra variante de esta superstición se relaciona con tocar madera de una puerta, un cuadro, no vale una mesa, o unas sillas.

Esta última parte no se sabe si es para dificultar aún más la tarea de tocar madera, así que si alguien necesita tocar madera y no tiene una puerta, cuadro o árbol a mano se suele tocar la cabeza. Muchas personas que aparentemente no creen en supersticiones, se sorprende tocando madera por algo que les contaron.


Vía » esoterismos.com