¿Por qué germinar las semillas? – Aprenda a germinar los granos

Aprenda a germinar los granos
Aprenda a germinar los granos

Cada día de nuestra vida, gastamos mucha energía. Vivir es gastar energía. Trabajamos, estudiamos, corremos, caminamos, viajamos, hablamos y amamos. Esas energías que gastamos hay que recuperarlas de nuevo, para ello es indispensable alimentarnos bien y saber que no todos los alimentos contienen las sustancias que necesita nuestro cuerpo, por lo tanto, es indispensable consumir “granos germinados”, así nuestro cuerpo crecerá y se mantendrá fuerte, sano, enérgico y vibrante, alejado de las enfermedades comunes.

Aprenda a germinar los granos

En la escuela primaria adquirimos este conocimiento, en segundo grado nos explican cómo se germina una leguminosa o cualquier otra semilla, ¿cuál es el resultado? es la propia explosión de la vida expresada y manifestada en un diminuto grano, ¡ése es su secreto!

Lo que existe en el microcosmos existe en el macrocosmos, lo que está presente en el átomo, lo está en el cosmos. No existe diferencia entre los dos. Una pequeña semilla lleva consigo el potencial de convertirse en un gran árbol, todos los nutrientes que dan vida están en ella celosamente almacenados para nuestro propio consumo.

Son alimentos demasiado concentrados, así que sólo podemos ingerirlos en pequeñas cantidades y masticarlos perfectamente para poder digerirlos bien.

El secreto de la germinación nos fue brindado a corta edad, pero ha sido desperdiciado porque la educación escolar no sirve para vivir, pues no se ha aprovechado esa excelente fuente de nutrientes para nuestra alimentación.

La germinación quedó como una simple enseñanza de segundo grado por ignorarse que allí podía estar nuestra principal fuente de proteínas.

¿Cómo germinar?

  1. Elegir un recipiente, que puede ser un frasco de boca ancha o una bandeja o un envase grande.
  2. Sumergirlos totalmente en agua la primera noche. (sólo 12 horas).
  3. Al día siguiente, bote el agua y asegúrese que sus granos estén todo el tiempo húmedos (no sumergidos en agua), no deje que se sequen.
  4. Permítales que respiren aire fresco (no tapar).
  5. Regar y escurrir inmediatamente (2 veces por día).
  6. Cada grano tiene un ritmo de crecimiento diferente (entre 2 y 5 días). Luego están listos para comer o cocinar ligeramente…

¿Por qué germinar las semillas?

Porque al germinar se dispara la vida en estado latente, las moléculas de agua desplazan a las moléculas de aire eliminando así el desprendimiento de gases en los intestinos, al germinar el grano se repotencia, aumentando su capacidad nutritiva. La fuente más económica de proteínas y nutrientes son los granos germinados.

¿Qué hacer con los granos germinados?

Se cocinan igual que los granos no germinados. Use su sazón casera (no agregue cochino), se necesita menos tiempo y con la menor cantidad de calor posible. También son agradables al comerlos crudos, frescos y crujientes en sandwiches, ensaladas y sopas. Se pueden añadir a jugos de frutos.

¿Qué granos podemos germinar?

Cualquier grano, grande o chiquito, redondito o larguito, blanquito o verdecito, lentejas, frijolitos, garbanzos, habas, caraotas rojas, blancas y negras, trigo, avena, alfalfa, etc. Los granos crecen en volumen de 4 ó 5 veces su tamaño, al absorber agua. Así, rinden la economía del hogar.

Cómo germinar las legumbres y los cereales

página anterior ←


Por: Alfredo Zurita para Notitarde