Estornudar dos o más veces seguidas

Estornudar dos o más veces seguidas

Estornudar dos o varias veces es usual en muchas personas, pero sabes a qué se debe. Resulta que la partícula o agente contaminante que tenemos dentro no consiguió salir con el primer estornudo, y entonces le sigue otro o los que sean necesarios.

¿Por qué estornudamos dos o más veces seguidas?

Según el diccionario de la Real Academia Española, estornudar es:

“Despedir o arrojar con violencia el aire de los pulmones, por la espiración involuntaria y repentina promovida por un estímulo que actúa sobre la membrana pituitaria”.

Es decir que el estornudo es una importante reacción de nuestro sistema inmunológico, un mecanismo de defensa del aparato respiratorio para mantenernos sanos.

Nuestra nariz se limpia de bacterias y virus al estornudar. De otro modo, permanecen en nuestro organismo.

¡¡Achís!!

Puede parecerte una acción insignificante un “achís” seguido de un “salud”, pero va más allá. Cuando una partícula entra a tu nariz, y no debería hacerlo, el cerebro reacciona y se activa el centro del estornudo. ¿A que no sabías que tienes esto en tu cuerpo? Así es.

Y se encuentra en el bulbo raquídeo (cerca de la base del cerebro) que envía la orden para que tus ojos, tu garganta y boca se cierren herméticamente.

Inmediatamente, tus músculos abdominales se contraen con fuerza y empujan el diafragma, lo que hace que tus pulmones necesiten dejar salir el aire. Entonces, el aire contenido sale repentinamente de la nariz y la boca junto con algo de mucosidad y saliva.

En cuestión de segundos, ¡tu cuerpo expulsa unos 100 mil gérmenes al aire!

Más vale que no haya nadie cerca de ti o acabará salpicado si no te cubres el rostro.

Causas de los estornudos

La mayoría de las veces estornudamos porque tenemos algo en la nariz que nos irrita o pica como después de oler pimienta, la caspa de los animales, sensibilidad a la luz y los rayos del sol (que muchas veces ayudan a liberar los estornudos), además del resfrío común o la gripe.

Hay personas que estornudan después de tener sexo o durante el período de abstinencia a las drogas y algunos medicamentos.

Además, si estornudamos de forma débil es más probable que volvamos a hacerlo, porque no logramos limpiar nuestra nariz.

Por el mismo motivo es que las personas que tienen una alergia o resfrío estornudan con mayor frecuencia y en intervalos cortos de tiempo. En cambio, con un estornudo fuerte es posible que las fosas nasales queden limpias en menor tiempo.

Relacionado

elperiodiquito.com