Sanar a nuestro niño interior

“Divinidad, que hay en mí, amado Padre, Madre Dios, te pido por favor que borres las memorias toxicas, dolorosas que hay en mí, en mis células que son las que impiden que yo sea libre. Ya que el dolor es tan grande por no poder verme como tú me ves, como tú me creaste, un alma pura y libre.

Oración para sanar a nuestro niño interior

Te pido con todo mi amor, que vuelva a sonreír, a ser espontaneo (a), que la frescura de mi sonrisa vuelva para que de esta manera se manifieste en mis acciones.

Se que al recuperarme a mi mismo (a) recupero la alegría por la vida.

Se que me he fragmentado en miles de versiones que no soy, para agradar a los demás, para sentirme aceptado (a), valorado (a), reconocido (a), amado (a)

Te pido que abras mi corazón para que mi Yo adulto, sepa cuidar a mi Yo más joven, a mi niño (a) que necesita de ser escuchado, cuidado, amado, protegido, respetado, valorado.

Se que con la fuerza que tu, Mi amada Divinidad que me provees será posible que por fin me pueda integrar con dulzura y suavidad para siempre.

Se que todos tenemos un niño (a) que está buscando desesperadamente cubrir sus necesidades para manifestar en este plano la felicidad, la plenitud y sobre todo la libertad.

Gracias por haber escuchado mi plegaria que se que con convicción esta ha sido escuchada, y todo está dado y concedido”

Relacionado

Nos quedamos en la edad en la que nos hizo falta amor

Centro de Ángeles Y Maestros Kuxtal