Los Niños y El Zodíaco

Los Niños y El Zodíaco, InfoMistico.com

Cada vez son personas que se interesan por expandir su conciencia y comprender las energías que sus hijos vienen a encarnar a la Tierra.

Los Niños y El Zodíaco — Características y personalidades

Cada persona viene al mundo un día específico, en un horario y en un lugar geográfico determinado. Todos estos datos dan lugar a un mapa que nos permite develar el tesoro que somos.

La llamada carta natal (o carta astral) habla de quienes somos conscientemente, cómo es nuestra energía emocional, la misión que venimos a cumplir en la vida (entre otros temas de mucha importancia). Hoy abordamos el tema de zodiaco y los niños.

El niño Aries

Raro sería que este niño, ávido de exteriorizar sus energías, creciera sin un solo chichón en la cabeza, ya que siempre es muy revoltoso. Apenas acaba de nacer, desea crecer con todas sus fuerzas. Es impaciente, febril, ansioso, se enciende a la mínima contrariedad y le arrebatan unos enfados memorables.

Se siente más atraído por las actividades manuales y deportivas que por los estudios o elucubraciones intelectuales, pero puede dar muestras de una intuición sobresaliente o tener el don de la anticipación.

El niño Tauro

Este niño tiene una gran necesidad de sentirse seguro, de tener la sensación o creer que su entorno o medio es relativamente inmutable. es muy glotón, pero también muy lento, tarda más que los demás en comer.

Lo que es válido para su comportamiento con la comida, desde su más tierna infancia, lo es también para los demás aspectos. Mientras esté rodeado de afecto y se le dé todo lo que necesita, será dulce y tranquilo; pero, al mínimo cambio en lo cotidiano, se mostrará nervioso de buenas a primeras.

El niño Géminis

Muy pronto da muestras de una facilidad de expresión y de intercambios con los demás, con lo que atrae gran cantidad de amigos. Sin embargo, seguramente este niño tan simpático y vivo no siempre esta de buen humor en su marco familiar.

Desde muy pequeño es muy amable, sonriente y muy despierto. Pero también desde muy niño observamos el aspecto camaleónico de su personalidad, la capacidad que tiene para adoptar o imitar el modelo de costumbres. Es de naturaleza curiosa. Le gusta aprender y comprender; pero, a la vez, es hablador e indisciplinado.

El niño Cáncer

Bueno, afectuoso, tímido, sociable, tiene sobre todo la necesidad de sentirse acompañado, amado, mimado, animado, seguro. Es más vulnerable que los demás niños. Lleno de dulzura y ternura, difícilmente este niño consigue desprenderse de la fusión carnal y afectiva que le une a su madre.

Tarda más de lo habitual en caminar, ya que encanta que lleven en brazos, que le acunen y se ocupen de él, que estén pendientes de su humor. Tener éxito, luchar y vencer no son cosas que le motiven. Sólo puede motivarle cierto gusto por el poder o la sed de popularidad.

El niño Leo

Posee un carácter franco, leal y generoso. Instintivamente sabe que todo lo que desea lo tiene al alcance de la mano. De ahí que nunca se sienta culpable de hacer el vago.Es un niño al que la naturaleza y la vida han tratado bien. De entrada, es sano y desborda vitalidad, se cree el rey de su entorno, que considerará su territorio.

Si le pillan, lo considera un desafío y da la cara. Siempre se las arregla para salir bien parado de las situaciones o bien dominarlas, evidentemente, a su manera. Es positivo confiar en él, considerarlo de igual a igual, y no como un niño, con tal de motivar su corazón noble y animarle a cultivar su generosidad natural.

El niño Virgo

Como quien no quiere la cosa, observa con lupa todo lo que ocurre a su alrededor. No se le escapa ni el gesto más insignificante, esas cosas que son tan reveladoras de la verdadera naturaleza de las personas. Si algo no le gusta, lo sabrás rápidamente por sus problemas digestivos.

Hay que prestar atención a todo lo relacionado con sus cuidados ya que, para él, todos los detalles cuentan. Así pues, pronto aprende a estimar, evaluar, medir, calcular, contar.

Este don innato le hace correr el riesgo de convertirse en contable de sus sentimientos y emociones; pues tiene muchos escrúpulos a la hora de dejarse llevar de ellos.

El niño Libra

Posee una naturaleza delicada, un carácter flexible, cambiante, adaptable, siempre dispuesto a satisfacer a los demás, a no hacer nada que pueda herir o contrariar. Es un niño que aspira a la tranquilidad, a vivir en condiciones serenas y equilibradas.

Duerme mucho, pero su sueño está lleno de pesadillas que lo dejan en un estado fuera de la realidad, como si presintiera que la barrera entre sueño y realidad es muy delgada. Así mismo detesta las injusticias.

También en este aspecto, le gusta mandar de forma discreta pero con seguridad, arreglar las cosas a su manera, poner orden a su alrededor, su propio orden evidentemente.

El niño Escorpión

Calibra, juzga, sondea, provoca. Tanto está tranquilo y misterioso, como es la víctima de sus impulsos que pueden llevarle muy lejos, incluso demasiado lejos, pues siempre tiene curiosidad para saber hasta dónde puede llegar.

Aunque todavía no esté en condiciones de expresarlo o mostrarlo claramente, este niño tiene el don de probar todo lo que toca, ve, se le ofrece o se le presenta. Las prohibiciones no bastarán para frenarle ni inhibirle, ya que le gustan los desafíos e incluso, en cierta forma, le estimulan.

Más orgulloso y posesivo de lo que aparenta, la mentira y la traición le hieren profundamente.

El niño Sagitario

Afable, sociable, alegre, ingenuo, le gusta cansarse físicamente más que a los demás niños, hacer deporte y participar en competiciones, pero más por placer que por demostrar sus capacidad a los demás, ya que lo que le atrae es participar, sentir que puede expresarse libremente, dar a los demás lo mejor de sí mismo.

Su buen humor, su entusiasmo, básicamente su buena voluntad aporta la alegría a su entorno. Es un niño que ama la vida y lo demuestra. El mal no es algo que permanezca en él, es como si todo le resbalase, como si no ocurriera nada.

Ayúdale pues a tomar conciencia de los límites de las cosas, ya que casi siempre se le escapan.

El niño Capricornio

Su sensatez y su semblante serio a veces incomodan, ya que da muestras de una madurez precoz. Este rasgo de carácter es muy flagrante en las niñas de signo, que tienen una lucidez y un realismo que confunden. Es el niño de silencio, poco ruidoso, que parece muy concentrado en sí mismo, poco abierto al mundo exterior.

En realidad, si de entrada se encierra en sí mismo, es para reunir mejor fuerzas, que casi siempre posee una vitalidad frágil, que compensará con una gran resistencia y un sistema de autodefensa muy elaborado.

Se muestra más razonable que sus padres, asumiendo fácilmente el papel de padre o madre cuando una de las dos figuras está ausente.

El niño Acuario

Posee el instinto de lo relativo, los cambios de valores, los giros de las situaciones y la otra cara de la moneda. De ahí su gusto por la paradoja, ya que ve el lado opuesto de cada cosa.

Por jugar o por simple curiosidad, te dirá NO cuando tendrá ganas de decir SI, sólo por experimentar una situación paradójica y poner a prueba tus reacciones. Es un niño bastante imprevisible. Aparentemente tranquilo, amable encantador, pero que de golpe, puede ser inquieto, indomable, gruñón, susceptible.

Estos cambios de actitud se deben a que es receptivo a todas las corrientes exteriores que se cruzan en su camino y le cuestan canalizar, de las que se defiende y contra las cuales se rebela para poder protegerse de ellas.

El niño Piscis

Hipersensible, tiene una personalidad potencialmente rica y abundante. Este niño posee antenas receptivas que captan todo lo que pasa a su alrededor en el mundo visible e invisible. Intuitivamente, sabe si gusta o si es rechazado.

De entrada, vive en un estado tal de ósmosis y fusión con su madre, cuyo vientre se habría quedado encantado, y luego con su entorno relacional y físico, que aspira durante toda su vida a encontrarlo de nuevo, casi siempre a pesar suyo o inconscientemente.

Ello explica su naturaleza angustiada, su frágil vitalidad, sus emociones exacerbadas, que compensa mostrando una gran capacidad de adaptación de cara a los demás a aprovechando desde muy pequeño su don innato de comprender y participar en las penas y las alegrías de los demás.

Távata, Astróloga y consultora de Feng Shui | clarin.com

No dejes de leer

Cambia la habitación de tus hijos y desarrolla su potencial

Se dice que los niños que duermen en habitaciones con problemas de localización, ya sea de la habitación o de la cama, pueden presentar problemas del sueño y hasta ser diagnosticados incorrectamente..

Scroll al inicio
Abrir Chat
1
💬 Toc, Toc
Escanea el código
¿Necesitas Ayuda?