Cambia la habitación de tus hijos..

habitación de tus hijos

Se dice que los niños que duermen en habitaciones con problemas de localización, ya sea de la habitación o de la cama, pueden presentar problemas del sueño y hasta ser diagnosticados incorrectamente.

Cambia la habitación de tus hijos y desarrolla su potencial

A lo largo de mis 37 años de carrera en el campo de la psicología y la astrología védica he visto muchos casos de niños que no pueden dormir en las noches por razones aparentemente desconocidas.

Mientras los especialistas dicen que son problemas de inseguridad, miedos o hasta de manipulación, la causa se puede deber a que los niños están durmiendo en habitaciones con problemas de localización (sea de la habitación o de la cama). Esto se conoce en India como Vastu, que es equivalente al Feng Shui.

Vastu

La palabra Vastu significa literalmente “el lugar en donde las personas viven”, y es una disciplina que tuvo sus orígenes hace más de veinte mil años en India. Del mismo modo en que hay una relación íntima entre el tiempo y el espacio, la hay entre la astrología védica y el Vastu.

En nuestros análisis de los casos de niños cuyos sueños están alterados, así como su comportamiento en general, hemos encontrado los siguientes denominadores comunes:

La cama de los niños está orientada en la dirección incorrecta

Si la cabecera de la cama está orientada hacia el norte, el niño no podrá dormir profundamente por lo tanto se levantará irritable y su aprovechamiento académico será deficiente.

La razón es que las líneas magnéticas de la Tierra corren de norte a sur y alinearse con estas produce excitación y no descanso. El oeste y el sur son aceptables. Si la cabecera de la cama mira hacia el este, las capacidades intelectuales del niño mejorarán.

El cuarto de los niños está en la zona incorrecta de la casa

Se debe de evitar que tanto los niños como los adolescentes duerman en habitaciones que se encuentran en el sur-este de la casa. El sur-este está regido por el elemento fuego y propicia así conflictos y tensiones, entre ellos o entre ellos y sus padres.

Las habitaciones no están pintadas con los colores apropiados

La habitación de los niños debe de pintarse con el color que está relacionado con el planeta que rige el ascendente de la carta natal de cada niño, para fortalecer su salud y su intelecto.

La habitación (en el caso de las casas de dos pisos) está encima del garaje

Si hay movimiento de vehículos debajo de la habitación de los niños no se propiciará la tranquilidad y el descanso.

Objetos o juguetes debajo de la cama

No se recomienda el almacenamiento de objetos debajo de las camas ya que todo objeto emana una vibración electromagnética que puede, en ocasiones, ser causa de perturbaciones tanto del sueño como de los estados emocionales.

Equipos eléctricos conectados que están creando contaminación electrónica

La contaminación electrónica es un hecho comprobado y extensamente documentado. Se sabe que la exposición prolongada a las emanaciones de los equipos eléctricos produce problemas de salud, tales como el cáncer.

Las radiaciones electrónicas que provienen de los equipos que están en las cabeceras de las camas de los niños perturban el sueño, ya que la glándula pineal lee las ondas electromagnéticas como luz y como consecuencia no se produce la cantidad adecuada de melatonina, la cual está íntimamente relacionada con el descanso.

Si tomamos en cuenta estas variables básicas podemos mejorar mucho no tan solo la vida emocional de nuestros hijos, sino también cooperar con el desarrollo de su potencial y, tal vez, evitar que sean diagnosticados de forma incorrecta o hasta medicados innecesariamente.

Conozca lo que puede ser la vida de un niño, eso se puede saber mediante una carta natal. Este conocimiento ayuda a los padres a planificar mejor para estimular el potencial del niño y a manejar adecuadamente las posibles dificultades en su vida.

Autor: José N. García via Diario El Nuevo Día