Neuralgia del Trigémino – Biodescodificación

Neuralgia del Trigémino
La neuralgia del trigémino no es una enfermedad física. Es totalmente emocional. Y somos nosotros los que la mantenemos viva si no resolvemos o superamos lo sucedido

La Neuralgia del Trigémino en sí misma habla de sentirse avergonzado. Simbólicamente sería algo parecido a “se me cae la cara de vergüenza” y obviamente al percibirse en la piel, estará siempre relacionado con conflicto de separación.

La Neuralgia del Trigémino

En una vida común, podría decirse que el simple hecho de “dejar de ver alguien cara a cara” ya implica una separación: mi cara se ha separado de la otra cara. Así lo toma el subconsciente. Y podemos verlo desde el lado contrario: “Me han visto la cara” (se han aprovechado de mí).

Alguien se ha burlado de mí, alguien no me toma en serio, alguien me ha ignorado y todas las variantes que puedan imaginar.

Por ejemplo, una mujer que recientemente ha quedado viuda, puede presentar neuralgia del trigémino si aquella cara (la del esposo) ya no verá de nuevo pero esa persona no la escuchaba, no le daba su lugar, no la respetaba, etc.

O tal vez es el hijo, que se ha quedado sin ver a su padre, pero éste jamás le prestó atención, lo ignoró, le deseó mal, etc.

Mientras el conflicto emocional está activo, es decir, mientras yo vivo angustiado por aquella separación, por aquella vergüenza, por aquella manera de tratarme de esa persona que ya no está, yo presento la piel algo seca, una reducción en la sensibilidad de mi rostro, posible sensación de que mi piel forma escamas.

¿Y por qué siento mi piel dormida?

Porque es la manera que tiene mi cuerpo de “no sentir la separación” y que me duela menos. Cuando yo ya he asumido lo que ha ocurrido, cuando ya he resuelto dicha situación y ya no me afecta tanto, entro en fase de resolución y ahí es cuando se presenta el dolor.

Pero la crisis de sanación es altamente dolorosa, resulta insoportable y aunque ya estoy volviendo a tener sensibilidad, es dura esta etapa.

¿Pero qué pasa si ya llevo meses con dolores e insensibilidad y no se me quita?

Sencillo, no has superado lo que ocurrió. Aún no superas la vergüenza, aún no superas que esa persona de la que te separaste te haya visto la cara, te haya engañado, te haya mentido.

Y no vayamos tan lejos, muchas madres cuyos hijos se alejan tan sólo para estudiar en un intercambio, tan sólo porque han decidido hacer su vida en otra ciudad o país, presentan neuralgia del trigémino.

Aquí yo peleo y discuto mucho con mi hijo, pero “YA NO LO VEO CARA A CARA”.

No siempre es una muerte, que quede claro

Puede ser una separación dolorosa de una ex pareja que no me amaba o la muerte de un hijo o un nieto que jamás me visitaba.

Es en pocas palabras, una separación entre dos personas que no llevaban del todo una EXTRAORDINARIA Y AMOROSA RELACIÓN (y parte de la solución es aceptar objetivamente que no era una relación 100% positiva o amorosa).

El único problema de seguir rumiando aquello que paso, el hecho de recordarlo a diario o bastante seguido, hace que yo mantengo el conflicto en resolución PENDIENTE. Y es por eso que hay personas que pueden sufrir de neuralgia del trigémino por años, porque aún no cierran ese círculo, aquella separación de cara a cara.

Casi siempre, se tratará de relaciones de pareja o de relaciones madre e hijo (a).

¿Puede ser la causa una separación de tipo más violento que provoque dolores insoportables?

¡Por supuesto!

Si la separación fue intensa, brutal si incluso hubo bofetadas y además terceros presenciaron la escena. (Separación cara a cara + vergüenza).

Esas situaciones en donde la relación de pareja termina con gritos o con la pareja dándose la media vuelta para nunca más volver (ya no pude verlo a la cara), claro que puede dar lugar a una neuralgia del trigémino. Los vecinos escucharon los gritos (qué vergüenza)…

Otro conflicto que puede dar lugar a una neuralgia del trigémino con demasiado dolor, puede ser una vergüenza que se siente porque alguien que no me da la cara, ha hablado mal de mí y de lo que realmente me siento separada o separado es de mi “reputación”.

Por lo regular, los analgésicos comunes son incapaces de disminuir el dolor tan fuerte que se siente, y es por ello que la mejor manera de solucionar el conflicto es analizarlo desde lo emocional, buscar separaciones, momentos de vergüenzas, situaciones de ya no ver a alguien “cara a cara”, etc.

La neuralgia del trigémino no es una enfermedad física

Porque la neuralgia del trigémino no es una enfermedad física. Es totalmente emocional. Y somos nosotros los que la mantenemos viva si no resolvemos o superamos lo sucedido, Si no lo reconocemos.

Y los síntomas pueden incrementarse sumando pies fríos, más dolor durante el día que en las noches, entumecimiento, etc.

Y algo importante

Si yo tengo o padezco de neuralgia del trigémino, debo por sobre todas las cosas, buscar mi desvalorización en ella.

Porque una cosa es que haya ocurrido una separación, una vergüenza, una muerte en la que yo haya dejar de ver la cara de alguien, el hecho de que alguien me haya visto la cara, pero otra muy distinta, es que yo me sienta tan desvalorizada que me haya dejado maltratar por esa persona, que haya permitido que esa persona se fuera sin verme a la cara.

Por lo que de pronto se convierte en un conflicto que yo estoy viviendo desde mi DESVALORIZACIÓN. Como si yo anduviera por la vida mendigando el amor, el respeto, la compañía de alguien que apenas me regalaba migajas.

Eso es lo que yo debo resolver en mí

Aceptar mis miedos, mis fallas, cambiar la forma en que percibo lo que “los demás me hacen” y reconocer que yo he dado pie, gracias a mis creencias (me tiene que querer, se tiene que quedar), mis expectativas (es el amor de mi vida, hice tanto por él por ella, que debe agradecer) a mis costumbres (el o ella no se pueden, no me pueden dejar, no puede ser que puedan vivir sin mi), para sanar.

Así las cosas…

Akasha Sanación Integral
Elizabeth Romero Sánchez y Edgar Romero Franco