Mujeres que deciden no tener hijos

Hace poco, vi la publicación de una chica de 25 años que comentaba que había peleado con su mamá. Su madre la presionaba para que le diera un nieto. A razón de esto, ella le dijo que no quería tener hijos; justo por esto había decidido hacerse un procedimiento médico para evitar quedar embarazada.

Mitos sobre las mujeres que deciden no tener hijos

La madre se había opuesto y -según sus palabras- le dijo que en unos años se arrepentiría.

Además, argumentó la madre que, si no tenía hijos, no tendría quién cuidara de ella en la vejez. La mujer se enojó por la respuesta; le dijo que igual haría lo que quisiera porque era su vida y tenía derecho a hacerlo.

Así como ese testimonio, hay cientos en diferentes sitios de la red con la misma temática.

La razón es que popularmente se cree que uno de los “objetivos obligatorios” de la mujer es dar vida. Tanto así, que una mujer que decida no cumplir esas expectativas que caen sobre ella, es tomada como “antinatural”.

No hay mentira más grande que esa.

Establezcamos algo primero que todo: absolutamente nadie está obligado a cumplir las expectativas que otros tengan sobre ti.

No importa que sean tus padres, maestros, amigos, pareja; nadie puede obligarte a hacer algo que no está dentro de tus sueños.

Partiendo de esto, las mujeres, si bien disfrutan de esta bendición, pueden elegir si quieren o no ser madres. Esto no tendría que ser problema más que de ella y su pareja, si hay una, pero de nadie más.

El asunto, es que ante una elección radical, siempre hay personas que creen poder dar su punto de vista; no es así.

¿Por qué tanta oposición a que una mujer no quiera tener hijos?

Porque la sociedad mundial es añejamente patriarcal.

Las personas están acostumbradas a seguir reglas implícitamente establecidas desde hace años. Es por esto que les molesta que haya cambios o personas que se salgan del molde.

Cuando se espera algo de alguien, choca que esa persona no cumpla con eso que se espera de ella. Por esto, una mujer que exprese que no quiere ser madre, es vista como alguien que va en contra de su naturaleza femenina.

Es como si las mujeres hubiéramos nacido exclusivamente para ser madres y solo ese fuera el propósito para tener vida.

Ser madre es una bendición que desafortunadamente no todas las mujeres tienen; sin embargo, esto no es argumento para “obligar” que las que sí pueden, lo sean.

Hay muchas razones por las que una mujer decide no ser madre; y eso es un asunto sumamente personal en el que nadie tiene derecho a opinar. Lo cierto es que por consideración, si no deseas ser madre, seas honesta con tu pareja y le comuniques tu decisión.

Mitos más comunes sobre las mujeres que no desean tener hijos

No es secreto que las mujeres que no quieren tener hijos son grandemente estigmatizadas. Sobre ellas se dicen y creen cosas muy duras y bastante alejadas de la realidad. Por esto, a continuación expondreos los 4 mitos más comunes respecto a este tema.

No les gustan los niños

Falso. Una mujer puede amar a los niños, trabajar con ellos, ser una buena tía y/o madrina y no tener hijos.

La decisión de una mujer de no tener hijos es personal. No se debe adjudicar que esta se debe a que “odie a los niños”; simplemente no quiere ser madre y eso debe bastar. Amar y cuidar niños son una serie de acciones que no tiene que ver con la maternidad.

Su elección es en realidad un deseo oculto

No, pero hay una variable.

Muchas mujeres cuando deciden no tener hijos, lo hacen con la mente clara en ese objetivo. La decisión no fue tomada de un día para otro; todo fue debidamente estudiado y calculado. Además, tiene razones únicas y particulares; es justo porque lo han pensado mucho que no tienen dudas al respecto.

Ahora bien, puede que en un futuro algunas cambien de decisión; de todas maneras, siempre seguirá un asunto único y personal en el cual nadie más que ella debe tener participación.

Son egoístas

Falso. La crítica que más cae sobre las mujeres que no desean ser madres es que son en extremo egoístas.

Además, creen que por aspirar a “realizarse”, dejen de lado su rol dentro de la sociedad: traer hijos al mundo. No, las mujeres no venimos solo a traer hijos al mundo. Hay que tener algo claro y es que una persona que no busca su realización, pocas veces logra hacer feliz a personas que dependan de ella.

Al contrario de lo que se pueda pensar, una mujer puede comprometerse en las causas que le atraigan, tengan o no hijos; eso es algo que depende más de los valores que de una condición natural.

Ahora bien, en los últimos tiempos son cada vez más las parejas que han optado por no tener hijos. En su lugar, se comprometen en causas altruistas que buscan hacer del mundo un mejor lugar para vivir.

No tienen instinto materno

Quizás este es el mito más resaltante que existe.

Se sabe que al nacer un bebé, “algo en los padres se activa” y se genera un vínculo entre ellos; sin embargo, no solo los padres pueden “despertar” el instinto materno. Incluso, los abuelos pueden sentir ese instinto hacia sus nietos.

Una mujer puede o no sentir ese instinto; pese a eso, la decisión acerca de tener o no hijos no tienen que ver con este. Sí, hay mujeres que sienten que no podrían tener niños a su cuidado, pero esto nada tiene que ver con algo instintivo, es más una cuestión de elección personal.

Creo que como sociedad debemos empezar a respetar las elecciones de cada persona en el mundo. Cada ser humano tiene derecho a decidir lo que considera mejor para su vida, esto no lo hace alguien malo; por el contrario, alguien decide no tener hijos, lo hace pensando en el futuro.

Elegir no tener hijos muchas veces es considerado un acto de responsabilidad libre.

Es tu elección si deseas tener o no hijos

Ser madre es una bendición y una gran responsabilidad concedida por la naturaleza; justo por eso, una gran bendición trae consigo asumir esa gran responsabilidad.

Temas relacionados

Erika Patricia Otero para familias.com
Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.