Levanta tu mirada — Un video para reflexionar

Levanta tu mirada — Un video para reflexionar
Levanta tu mirada — Un video para reflexionar

La idea que movilizó el video Look up (Levanta la mirada) que ya vieron en el mundo por millones de personas dispara un debate profundo sobre cómo encarar este tiempo de cibercultura en el que todos nosotros estamos inmersos.

La polémica se instala en cómo el uso (o abuso) de la tecnología afecta nuestras relaciones interpersonales y la interacción con el mundo que nos rodea.

El video nos invita a reflexionar sobre cómo los nuevos usos y costumbres alrededor de la tecnología con pantallas, redes sociales e interactividad digital incluidas atraviesan y modifican nuestra vida cotidiana. En definitiva nos obliga a reflexionar sobre cómo queremos construir nuestro propio futuro basado en una cultura digital masiva.

Somos personas móviles que desarrollaron a partir de la democratización y accesibilidad a la tecnología portable (celulares inteligentes (smartphones), tablets, e-readers, entre otros) nuevas relaciones interpersonales con nuestro entorno y con nosotros mismos. Luego vendrá el análisis sobre la calidad y el impacto de este cambio que ya ocurrió.

Para el hombre (pos) moderno de hoy todo cambió: cómo nos relacionamos, como nos divertimos , cómo educamos a nuestros hijos, cómo leemos, cómo aprendemos. Y allí siempre aparece una pantalla.

El escritor y director británico Gary Turk desde su video Look Up propone un grito hecho imagen casi desesperado en medio de tantas miradas que apuntan a la pantalla y dejaron de mirar a los ojos.

La lingüista de la Universidad de Buenos Aires (UBA) Silvia Ramírez Gelbes y directora de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad de San Andrés contextualiza el tiempo socio histórico en el que vivimos:

“Llevamos dentro una especie de adicción a las pantallas. Esta es una época muy visual en donde además hay una sustitución de lo auditivo por lo visual. Y lo táctil queda reservado para la pantalla y no para las personas. Da la impresión de que esta cibercultura acerca a los que están lejos pero aleja a los que están cerca”

Sin embargo para el filósofo Omar Bello no hay que demonizar a la tecnología ni a las pantallas:

“En este mundo de hoy paradójicamente “desconectado” que nos toca vivir , nosotros no nos tocamos hace muchas décadas, mucho antes de la explosión de las tablets y los smartphones. La tecnología al contrario llegó para ofrecernos una alternativa de comunicación en un mundo difícil. Se trata de una alternativa, seguramente no es la mejor pero es la que hoy tenemos”.

A principios de los años 90, el antropólogo y biólogo británico Robin Dunbar definió que una persona necesita y puede sostener 150 relaciones interpersonales. Que el cerebro no tiene más capacidad para almacenar más contactos. Dunbar lo expresó a sabiendas de la existencia de Facebook y de su principal objetivo: expandir nuestro círculo social de manera cibernética.

Ramírez Gelbes explica:

“Las redes sociales y Facebook en particular generan lo que se conoce como “afiliación ambiental” y tal vez allí aparezca una de sus mayores riquezas: se trata de crear muchos perfiles en distintos círculos de pertenencia. Algo así como la percepción de vivir varias vidas simultáneas, eso nos convierte en trascendentes, pero livianos”


Vía » Infobae.com