Unos taoísta sabios observaron que los humanos muchas veces desarrollamos bloqueos energéticos dentro y alrededor de los órganos internos, manifestando éstos bloqueos en nudos y lazos en la parte abdominal – según de los taoísta nuestra segunda mente.

Almacenamos todas las sensaciones y emociones. Esto puede afectar el fluido del Chi, dando como un desorden en el sistema, resultando en molestias físicas y emocionales como por ejemplo problemas de digestión, dolor lumbar, el abdomen hinchado y con gases, mal humor y mucho más.

Para una vida sana y feliz tenemos que limpiar el abdomen con frecuencia, esta técnica milenaria nos ayuda a conseguir el estado equilibrado deseado de manera agradable.

Utilizando las casi 40 técnicas del Chi Nei Tsang al masajear el ombligo y los órganos internos podemos aliviar y limpiar esto bloqueos, toxinas, calor excesivo y emociones negativas.

Con solo un masaje abdominal podemos ver resultados: un vientre más plano, menos tensiones y dolencias.

Después unas sesiones más el estado físico y emocional de la persona mejora visiblemente. En muchos casos se puede ver un cambio del peso, una piel más limpia, la postura más recta, una persona más relajada y feliz.

En las sesiones además se aprenden algunas técnicas básicas para trabajar con uno mismo en casa. Como los taoístas dicen: cada uno debe mantener su propio bienestar.

En resumen: el Chi Nei Tsang trabaja en un nivel físico, emocional, mental y espiritual.

Vía » Chi Nei Tsang-Masaje Abdominal Taoísta