Magia Gitana — A las sacerdotisas o brujas se les llaman Shuvanis

En el ámbito de los gitanos la palabra Shuvihani o Shuvihano significa Sacerdotisa o bruja, en muchas ocasiones o en algunas regiones se pronuncia shuvani o shu’ni. Lo que hace referencia a una persona que conoce los aspectos de las ciencias ocultas.

Magia Gitana

Muchos aseguran que son quienes tienen la importante función en la organización gitana de bendecir y maldecir curar y hacer que enfermen. Dentro de esta este tipo de personas son muy respetadas por su sabiduría además por sus conocimientos en las actividades mágicas. Se asegura que los shuvani provienen de la unión de una gitana joven y un espíritu de agua o de la tierra, además que los espíritus tienen una unión carnal con las posibles brujas.

Esto no es aceptado por muchos gitanos ya que en su mayoría las jóvenes brujas son entrenadas por otras mujeres de mayor edad para que puedan continuar con la tradición de las prácticas o de las ciencias ocultas.

Magia Romaní

Desde hace miles de años, la llamada magia gitana o mejor dicho la magia Romaní, ha sido relacionada con muchísimas corrientes esotéricas antiguas, algunas de esas corrientes se perdieron, otras se adaptaron a la religión cristiana.

Otros se conservan como tal, se cree que los zíngaros (gitanos) se convirtieron en esoteristas expertos en Egipto, lugar en el cual permanecieron cautivos durante cuatro siglos, antes de la era cristiana, otros dicen ser una de las tribus perdidas de Israel, o que eran una de las tribus de la India, o que son descendientes de lemurianos asentados en Persia.

Una de las habilidades resaltantes de los Romaní además de la magia, era la adivinación del futuro (de múltiples formas), las maldiciones y maleficios, (la famosa maldición gitana o la de la horca) los conjuros de amor, y hechizos no demasiado ritualizados.

Todos esos elementos forman parte de su cultura que se ha transmitido de generación en generación. Hasta no hace mucho tiempo practicaban la quiromancia, pero, por abuso, por comerciar con ella, han ido perdiendo esta habilidad.

Shuvanis

Las gitanas practicantes de magia son llamadas shuvanis, la mayor parte de las veces son ancianas sabias. Y se cree que lo son de nacimiento al igual que se cree en algunos círculos de brujas. En la creencia gitana si una mujer nacía con algo diferente como un lunar podría indicar que la niña podía ser una Shuvani.

Si le ocurría algún acontecimiento traumático al padre o madre justo antes de que naciera. Por ejemplo si pasaba algún acontecimiento durante su gestación o lastimara algo a su madre en pleno embarazo la niña llevaba ese estigma y era considerada como una shuvani en potencia y durante su crecimiento era educada como tal por las ancianas shuvanis.

La madre era muy respetada por ser la madre de una shuvani en potencia. El entrenamiento de la niña es progresivo, gradual, bajo tutela o autodidacta. Este aprendizaje podía durar incluso toda la vida. Así pues no todas las gitanas son shuvanis, pero si algunas de ellas. Ellas pueden maldecir o bendecir, curar o hacer que enfermen, no hay unas leyes mágicas que prohíban la magia negra. Se dice que tienen gran habilidad para comunicarse con los espíritus.

Los gitanos son famosos por ser expertos en adivinación

Sobre todo leen las palmas de las manos, los posos del té, son cartomantes y tarotistas, usan los dados. Se dice que muchos gitanos nacen con la habilidad para “ver”, por eso son excelentes videntes.

Además como hechiceros se dice que hacen las mejores maldiciones, sobre todo en casos de venganzas. Y se dice que solo la magia gitana puede levantar una maldición impuesta por la magia gitana. Pero también se destaca mucho la magia amorosa.

En España, gran parte de la tradición de magia gitana se ha perdido, pero los gitanos de otras partes de Europa aún continúan ejerciendo como shuvanis, realizando sus propias ceremonias de casamiento, nacimiento y defunción sin acudir a las iglesias.

La ciencia gitana posee muchas supersticiones, predicciones, tabúes y profecías, que forman parte de la vida de los gitanos. Creen mucho en los espíritus, tanto en los de los cuatro elementos conocidos, como en los de las personas.

  • Los espíritus del aire obran por si solos, son independientes y pueden causar daño a los humanos, ya que disfrutan haciendo que los humanos se equivoquen a todo momento.
  • Los espíritus de la tierra son buenos, nobles, amistosos que dan buenos consejos a los humanos.
  • Los espíritus del agua son muy variables, unas veces ayudan a los humanos y otras no y en muchos de los casos son vengativos.

Los gitanos temen muchísimo a los muertos y fantasmas, la palabra gitana para fantasma o espíritu es mullo. Esta palabra también se refiere a los “muertos vivientes”

Los vampiros

Existe una fuerte creencia de que si un gitano muere como resultado de la influencia del mal, después el fallecido se convierte en un mullo, y persigue e intenta atrapar a la persona que le provocó la muerte: a pesar de esto, los gitanos no dudan en dormir en un cementerio si es necesario, ya que creen que solo los gitanos muertos se convierten en vampiros.

Un mullo puede aparecerse a un vivo, esto es el muerto viviente, para advertirle de algo, es un mal augurio, significa que algo malo está a punto de pasar. Los payos (guajos o gorgios), no lo consideran así, por lo cual no temen a los fantasmas. También se habla de la insaciable necesidad del mullo de tener relaciones sexuales, al grado de que su viuda llega a quedar exhausta.

Los gitanos de ciertas regiones eslavas creen en los hombres lobos

Algunas personas piensan que quien haya llevado una mala vida se convertirá en hombre lobo, mientras otras consideran que los hombres lobos son víctimas a quienes la gente malvada les sustrajo la sangre.

Una víctima así poco a poco pierde el poder del habla, y durante la noche se transforma en un lobo que sirve al mal. Podemos ver como todos esos mitos de las películas derivan de la creencia gitana.

Otra creencia dice que la sangre ajena no se debe ni mirar, ni tocar; los hombres están permanentemente a la defensiva de lo que pudiera ser una contaminación, no entrando en contacto con sus mujeres en los periodos menstruales o de pérdidas sanguíneas por nacimientos.

Ante todo debemos decir que las tradiciones antiguas gitanas y las tradiciones de la brujería son muy similares.

En la magia gitana obligatoriamente se respeta las 4 leyes

Las gitanas más conocedoras (aún quedan algunas) sostienen y argumentan con bases sólidas que la efectividad de la magia gitana esta basada en el respeto de los cuatro mandamientos fundamentales de su poder que por ningún pretexto debe ser violada jamás, estos mandamientos deben ser considerados en cuenta al momento de la practica mágica Romaní.

  1. La fuerza del deseo
    La primera ley sostiene que lo más importante para lograr un resultado favorable es el deseo. Pues cuanto más intenso sea nuestro deseo, más seguro será el efecto del hechizo.
  2. Intensa concentración
    La segunda ley consiste precisamente en mantenerse bien concentrado durante el ritual, nada ni nadie deben distraer a la Shuvani cuando esta haciendo el ritual, si el mismo se distrae o interrumpe de forma abrupta el ritual debe pedir perdón a los espíritus (Diosa y Dios, los Ángeles, los dioses o en el estilo gitano a Devel) y comenzar desde el principio el ritual nuevamente.
  3. Infinita paciencia
    La tercera ley recomienda tener paciencia o en otros casos tener constancia en el deseo, pues cualquier deseo que se siembra, debe siempre crecer poco a poco como una planta o en otros caso se debe tener primero las bases sólidas y paulatinamente se construye el resultado, como una casa.
  4. Actuar en secreto
    La ultima ley o el ultimo mandamiento, quizás el mas importante y vital de todos, afirma que siempre y resalto siempre se debe mantener en secreto el ritual, jamás por ningún motivo o pretexto debemos decir que estamos haciendo un ritual ni cual es su objetivo o propósito, esto es de vital importancia tomarlo en cuenta, por que de lo contrario el ritual se debilita, se enferma, y finalmente se muere.

Tomado del libro de Raymond Buckland: Hechizos y Magia Gitanas