Seguro que alguna vez has sentido los síntomas de esa enfermedad, esa tristeza que te embarga y no te deja actuar. Sólo quieres estar en casa acostado o viendo la televisión, sin ánimo para nada. Descubre cómo puedes solucionarlo naturalmente.

¿La Tristeza te Embarga?

Para evitar que el desgano se apodere de tu cuerpo y atender esta fatiga corporal y mental, puedes incorporar a tu vida diaria antidepresivos naturales.

Conocé cuáles son los principales remedios que te ayudarán a combatir la depresión para poder acabar con esto lo antes posible.

Con estas sencillas propuestas naturales llevadas a la práctica de forma diaria podrás acabar con esta enfermedad.
 

Tocar y pisar la tierra

Según científicos de la Universidad de Bristol y de University College de Londres, se han encontrado unas bacterias amistosas en la tierra que afectan al cerebro de forma similar a como lo hacen los antidepresivos. Los efectos curativos emocionales del trabajo en la jardinería, en pequeños cultivos, en definitiva, tocando la tierra con los pies y con las manos, son realmente antidepresivos. Anímate a andar descalzo en el jardín de tu casa o en el parque y verás cómo la alegría de la naturaleza te va invadiendo.
 

Meditación

La meditación parece tener efectos antiestrés y relajantes que benefician efectivamente a aquellas personas que padecen depresión. Si lo acompañas con incienso, tendrás la casa siempre perfumada con estos olores místicos que van a dar al ambiente una mayor armonía. En relación a esto, un cambio en la casa, tanto de disposición de muebles, nuevo mobiliario, pintura nueva, etc. te ayudarán a combatir la depresión.
 

Hierbas naturales

Si buscas remedios naturales contra la depresión puedes probar con la flor amarilla de la llamada hierba de San Juan. A ésta se le reconocen efectos beneficiosos en el tratamiento de la leve a moderada. Esta es tan sólo una de las tantas beneficiosas para la salud.
 

Hacer actividad física

No te quedes solo en casa sin hacer nada. Es el momento perfecto para iniciar un deporte diariamente como andar en bicicleta o hacer natación, o bien realizar senderismo, salir a correr. Cualquier cosa menos estar en casa sin actividad, entregado a una vida sedentaria.
 

Tomar el sol

La vitamina D que proporciona el sol es un poderoso antidepresivo natural. Cuando hay varios días nublados podemos observar que nuestro ánimo va decayendo y cuando vemos el sol se levanta el espíritu.
 

Diviértete

La risa es altamente antidepresiva, así que leer un libro divertido, ver una comedia, salir con los amigos a divertirse, en definitiva, cualquier actividad que suponga reír alejará ese sentimiento de tu vida.

Vía Nuevo Diario Web