La mañana de este miércoles el gobernador del estado Amazonas, Liborio Guarulla, encabezó una movilización de chamanes que recorrió las principales calles de Puerto Ayacucho. En la marcha el mandatario regional realizó un ritual en el que esparció sopló cenizas ancestrales para invocar el Dabukuri y rechazar “la tiranía” que asegura representa el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Gobernador del estado Amazonas, Liborio Guarulla

Hace una semana Guarulla, al informar que fue inhabilitado por 15 años para ejercer cargos públicos, lanzó una maldición indígena a los que quieren hacerle maldad.

De acuerdo con Guarulla, la Contraloría General de la República le acusa de la compra con sobreprecio de un edificio donde ahora funciona la Gobernación de Amazonas y aseguró que en su caso hay un problema de “discriminación racial”.

Indicó que esta medida no supondrá el fin de su vida política, porque esta “tiene que ver con la defensa de los derechos indígenas” y de su estado.

Maldición del Dabukuri

Guarulla además dijo que convocará a sus “ancestros” y “chamanes” para que lancen la “maldición del Dabukuri” a quienes intentan hacerle maldad

“Les aseguro que no morirán sin tormento, les aseguro que antes de morir comenzarán a sufrir y su alma van a vagar por los sitios más oscuros y pestilentes antes de que puedan, de alguna manera, cerrar los ojos”, dijo.


 
La marcha de los indígenas se produce en el marco de una ola de manifestaciones antigubernamentales que hasta el momento ha dejado 43 muertos en los últimos 46 días, de acuerdo a los reportes de la Fiscalía y las autoridades.


Vía » elcooperante.com





Relacionados

Comentarios

comentarios