Feng Shui Inmobiliario

El Feng Shui es el arte y ciencia para vivir en armonía con el entorno. Desde hace mas de 4.500 años fue utilizado por el pueblo chino para elegir el emplazamiento de ciudades, templos, palacios, negocios y casas.

Feng Shui Inmobiliario — Alquilar o comprar una casa

Sus reglas están llenas de sabiduría y sentido común. La correcta elección de una vivienda puede cambiar la vida de sus habitantes en todos los aspectos. No es suficiente que la casa sea de nuestro gusto y presupuesto.

Antes de tomar la decisión definitiva es indispensable estudiar el efecto que tendrá sobre los futuros habitantes el entorno inmediato, el diseño arquitectónico, la distribución interior y al mismo tiempo aquellas energías invisibles que los antiguos chinos aprendieron a descubrir mediante complejas técnicas y cálculos matemáticos.

La practica del Feng Shui

Esta basada en siglos de observación de la naturaleza y en conocimientos de astronomía, matemática y geografía, usando a su vez conceptos como energía, tiempo y espacio.

Su aplicación ofrece al mismo tiempo los métodos para mejorar el entorno y su energía intrínseca, con el fin de recuperar el equilibrio entre el ambiente y las personas que lo habitan.

El proceso de encontrar la casa soñada puede significar tiempo y energía, pero la perseverancia y la paciencia darán su fruto, porque el resultado final bien vale la pena. Independientemente si la vivienda será arrendada o adquirida, nos afectara por un tiempo importante.

Antes de iniciar la búsqueda es mejor contactar una persona especializada en el tema. En Chile se practican diferentes técnicas o escuelas de Feng Shui.

Actualmente la mas completa y eficaz es la Escuela de Estrellas Volantes, Xuan Kong Fei Xing, que toma en cuenta la orientación, la fecha de construcción y la fecha de nacimiento de los habitantes.

El primer paso es evaluar el entorno y la topografía del lugar

El declive del terreno, las formas terrestres naturales y artificiales y las construcciones cercanas. No son favorables los terrenos demasiado irregulares, inclinados, sobre acantilados, barrancos y quebradas. Los lugares rocosos y desprovistos de vegetación tampoco tienen buen Feng Shui.

El flujo vehicular es muy importante

Una calle demasiado transitada y de alta velocidad no es favorable. Tampoco es recomendable una calle sin salida. Se deben ubicar los cruces, pasos a nivel, rotondas, vías de tren y canales de regadío para poder determinar como ellos afectan a la casa.

Se deben analizar la forma y ubicación de las casas y edificios vecinos, su tamaño y altura. Pueden provocar sensación de opresión y falta de privacidad.

Estructuras y formas irregulares

Es imprescindible detectar las posibles estructuras y formas irregulares que apuntan hacia la casa. En la práctica de Feng Shui son llamadas “Flechas venenosas” o Sha Qi.

Entre ellas las más dañinas son las torres de alta tensión, las antenas trasmisoras y de telefonía móvil, los postes de alumbrado público y sus respectivos transformadores, los techos vecinos de puntas irregulares, algunos árboles y las calles que terminan frente a la casa.

Este primer paso es de gran importancia, ya que la transformación y el arreglo de estas estructuras están fuera de nuestro alcance. Su presencia muchas veces puede indicar que es inútil seguir con el resto del estudio.

Evaluar la construcción

En segundo lugar se debe evaluar la construcción, su diseño arquitectónico, su forma, la distribución interna, la ubicación de las escaleras, los cielos, desniveles y pasillos.

Es muy importante que la construcción sea de forma regular, estable y armónica. Los diseños intrincados, con demasiados salientes, partes desiguales o que cuelgan en el vacío tienen como resultado un flujo irregular e interrumpido de las energías internas.

Tampoco son recomendables las casas sobre pilotes o columnas o aquellas cuyo diseño presenta estructuras o adornos de forma agresiva, tejados irregulares y torres y chimeneas muy sobresalientes.

Las casas pareadas y los departamentos merecen especial evaluación debido a que tienen muros sin ventanas. Este hecho impide la entrada de algunas energías que podrían resultar de gran importancia para el Feng Shui.

Recovecos y rincones oscuros

El diseño interior no debe presentar recovecos y rincones oscuros, pasillos demasiado largos y mal iluminados, cielos inclinados o triangulares. No es bueno tener desniveles ya que dificultan la circulación de las energías.

La puerta principal no debe enfrentar la puerta trasera o una ventana grande, eso perturba a las energías. Tampoco es favorable que la puerta principal este alineada con la escalera.

Si la construcción no es satisfactoria en este aspecto, no sirve continuar el estudio, a menos que estemos en condiciones de corregir los defectos estructurales mediante una remodelación.

Medir la orientación

El tercer paso es medir la orientación del frente de la casa o departamento respecto al Norte para poder elaborar su carta energética. La medición debe ser efectuada con una brújula especial llamada Luo Pan.

Esta brújula permite tomar una medida muy exacta y no solamente indicar una de las 8 orientaciones cardenales. En la técnica de Estrellas Volantes existen 24 direcciones posibles y la precisión de la medida es de extrema importancia. Se debe prestar atención al frente o fachada de la casa o departamento…