Extrañas ideas antiguas sobre los extraterrestres

Extrañas ideas antiguas sobre los extraterrestres
Extrañas ideas antiguas sobre los extraterrestres

Hoy en día, lo más cerca que hemos llegado (al menos desde el punto de vista de la ciencia) a tener contacto con formas de vida alienígena son algún tipo de bacterias fosilizadas localizadas en Marte.

Sin embargo, durante muchos siglos los seres de otros mundos ya han venido a habitar nuestra imaginación, ajustándose a lo mucho o poco que íbamos sabiendo sobre el universo y sus posibilidades físicas. He aquí algunas de las más increíbles ideas sobre la vida extraterrestre en el pasado.

Camille Flammarion y su vida extraterrestre después de la muerte

Creía que los marcianos eran superiores a los humanos. Los habitantes del planeta rojo ya habrían tratado de comunicarse con nosotros cuando el hombre habitaba en cuevas pero, como no obtuvieron respuesta, desistieron en sus intentos. Igualmente, Flammarion creía que la Luna estaba habitada y, como el místico que era, pensaba que después de la muerte nuestra alma sería capaz de viajar de un planeta a otro en busca de la perfección

William Herschel

El científico británico William Herschel es uno de los más importantes astrónomos de la historia. Entre sus descubrimientos están Urano, varias lunas de Saturno, la radiación infrarroja y los sistemas estelares binarios. También estaba obsesionado con la idea de que existía vida extraterrestre en la Luna. En la década de 1770, escribió en su diario que había visto bosques y pasturas en la Luna. Construyó el más grande telescopio hasta entonces y vio unas estructuras circulares como nadie había visto antes, a las cuales llamó “circos” (nosotros los llamamos cráteres) y pensó que eran desarrollos urbanos.

Doctrinas cosmológicas del Islam

La vida extraterrestre fue un importante tema para los escolásticos en la era dorada del Islam. Avicena escribió acerca de un héroe llamado Absal, el cual recorría otros mundos más allá de la Tierra. Se decía que existían nueve reinos de los cielos, cada uno con un tipo distinto de habitantes.

Cusa y Bruno

A Nicolás de Cusa se le conoce como “el hombre que inventó a los extraterrestres”. Aunque no es del todo cierto, sí fue el primer escolástico en discutir el tema en la Europa cristiana. Sugirió que los habitantes de otros lugares serían un reflejo de los mundos en los que vivían; así, los habitantes del Sol serían brillantes e iluminados, mientras que los de la Luna serían lunáticos. Bruno, nacido 80 años después, fue quemado en la hoguera en 1600, por herejía. Esto fue sobre todo por su manuscrito Sobre el Universo infinito y los mundos, en el cual hablaba de un universo infinito habitado por seres extraterrestres…

continúa página 2 »


seguir leyendo en página: