Cuando usamos el termino circunstancia debemos de entender que es tan solo una etiqueta con la cual designamos la percepción que tenemos del mundo exterior. Si las circunstancias históricas tuvieran una realidad separada del observador entonces todos la describirían igual, mas no es así. Es tan solo nuestra percepción.

La Escasez y la Pobreza son estados de Conciencia

Es la razón por la cual en esta recesión económica mientras para unos ha sido la escusa perfecta para empobrecerse para otros ha sido un momento lleno de oportunidades para enriquecerse.

Piensen en esto cada vez que se les ocurra decir frases como: es que las cosas están malas o las circunstancias no me lo permiten. Excusas, solo son excusas fabricadas por nuestros sistemas de creencias.

Siempre habrá gente pobre en nuestro mundo

Aunque quisiésemos, no podemos erradicar ese mal de nuestra sociedad. No obstante, sabemos que la indigencia es una condición prevenible y alterable.

Pero, ¿por qué tiene que ser así? Aunque el tópico es complejo, la respuesta a esa pregunta puede ser simple: Es más fácil ser pobre que rico.

Somos pobres porque nacimos en la pobreza y no conocemos ni aspiramos a nada mejor. Los humanos no elegimos el nivel social y económico en que nacemos. Tal como el nombre y apellido que nos dan al nacer, aunque no nos guste nuestra situación social, muchos la vivimos en resignación por el resto de nuestras vidas.

Hay quienes profesan: Pobre nací y pobre moriré

Como esclavos de la sociedad, no aprovechan las verdaderas oportunidades y viven sus vidas conformes pero en constante lucha por subsistir. Llenos de lamento, estos seres rara vez manifiestan aspiraciones u optimismo.

Ya sea por herencia genética o circunstancial, en la mayoría de los casos seremos tan ricos o pobres como nuestros progenitores. Algunas investigaciones concluyen que la pobreza es una condición genéticamente hereditaria.

Varios estudios también demuestran que aunque existen otros factores, el éxito de los acaudalados se debe en gran parte a su creatividad, ética, eficiencia y dedicación al trabajo.

Pero en realidad la única razón de que muchas personas vivan en pobreza es porque están bloqueando sus pensamientos. Todo pensamiento, sentimiento o emoción negativos bloquean que lo bueno llegue hasta ti y eso incluye el dinero.

Tú dinero ya existe en este mismo instante en el plano invisible y el Universo está esperando que tu le des la orden para hacerlo visible ante ti, no importa si naciste pobre ni tu condición genética, lo importante es lo que tu desees obtener en la vida.

Ten más pensamientos de abundancia que de carencia y habrás compensado la balanza. Mantén tu mente en positivo así como tus visualizaciones de que llega esa prosperidad que te pertenece, que es tuya por derecho de consciencia y visualiza todo en perfecta paz y armonía.

Tu deber es pedir, creer que estás recibiendo y sentirte feliz ahora. Déjale los detalles de cómo sucederá al Universo.

Este artículo no te garantiza la riqueza, pues tu futuro dependerá de tus decisiones, talentos, comportamiento y sobre todo, qué tanto quieres trabajar y aprovechar las oportunidades que se te presenten y pedirle al universo lo que te toca por derecho de consciencia.

José N. García

Mentalidad de Pobreza – Usa el gran poder de tu mente para cambiar tus creencias