Entrada del otoño 2020 España

Entrada del otoño 2020

El equinoccio (del latín aequs noctis, “noche igual”) es el momento del año en el que, a causa del movimiento de traslación de la Tierra, el Sol se sitúa en el plano del ecuador celeste y sus rayos inciden perpendicularmente sobre el ecuador de nuestro planeta.

Entrada del otoño 2020 España — Predicción meteorológica

Ocurre dos veces cada año, en primavera y en otoño. En ese momento los dos polos terrestres se encuentran a una misma distancia del Sol, así la luz se proyecta por igual en ambos hemisferios.

En las fechas en las que se producen los equinoccios, el día tiene una duración exactamente igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra.

Este reparto equilibrado de la luz solar se halla en el origen al símbolo del signo del zodiaco que comienza con el equinoccio otoñal: Libra, la balanza.

San Miguel Arcángel

Curiosa y casualmente, la balanza es el instrumento de San Miguel, el Arcángel cuya fiesta se celebra en los últimos días de septiembre, aqual ángel al que le fue encomendada la tarea de pesar las almas y disputárselas al diablo, enemigo de San Miguel que, según la tradición bíblica, fue el que luchó contra Lucifer (etimológicamente “el portador de la luz”).

Este año la lucha sucederá el 22 de septiembre a las 15:33 h. (hora española).

El equinoccio del 22 de septiembre señala la entrada del otoño en el hemisferio Norte y la de la primavera en el hemisferio Sur de la Tierra.

Nos encontramos en uno de los puntos críticos de la onda climática anual: nace aquí un tiempo nuevo, de cuyas primicias pueden intuirse las características posteriores de la estación entrante.

Refranero español del otoño

Como el otoño es la estación en la que, si todo va bien, hemos de esperar las lluvias, la balanza puede inclinarse hacia la escasez o hacia la abundancia de las precipitaciones, por eso el refranero español está plagado de dichos tales como:

“La otoñada verdadera, por san Miguel, la primera”

“El día de san Miguel, quita el riego a tu vergel”

“Entre septiembre y octubre, repara bien tu techumbre”

“De san Miguel a los Santos, nubes a tranchos

Y también tenemos otros muchos refranes que advierten que una entrada del otoño seca es muy mala señal a medio plazo:

“Si per sant Miquel no plou, al pagès li entra el dol” (Si no llueve por san Miguel, el campesino se pone de luto)

“Els camps, per sant Miquel, esperen aigua del cel” (“Los campos, por san Miguel, esperan agua del cielo”)

“Tramontana per sant Miquel, tot l´any miraràs al cel” (“Tramontana por sn Miguel, todo el año mirarás al cielo” ya que si sopla viento de tramontana,. anuncia sequía]).

Las señales astronómicas en los horóscopos lunares de este año y para la península ibérica, apuntan a fuertes y vientos o importantísimos movimientos de las masas de aire en altura que se traducirían en sucesivos descuelgues de masas frías. Muchas precipitaciones entre la luna nueva del el 17 de septiembre y la del 16 de octubre.

De acuerdo con las señales celestes de la lunación del 16 de octubre, es muy probable que esa tendencia a las precipitaciones se prolongue.

De suceder así, ya el cuarto lunar del 23 de octubre las precipitaciones serán en forma de nieves en las montañas y para el cuarto menguante del 8 de noviembre, se producirá un cambio fuerte y radical en las condiciones atmosféricas, que afectaría particularmente a lo referido a las temperaturas.

Relacionado

La tradición agrícola del dios de la fertilidad

Mabon Equinoccio de Otoño

Adela Ferrer Astróloga