Cómo lidiar con un hater

Cómo lidiar con un hater

¿Sabías que tus haters posiblemente sean tus mayores fans? Reflexiónalo. En el fondo tiene lógica… Al contrario de lo que solemos pensar, lo opuesto al amor, NO es el odio, sino la indiferencia.

Psicología del hater

Por eso decimos que del amor al odio, tan sólo hay un paso. Lo que le sucede al hater es que no sabe canalizar correctamente sus pasiones y necesita realizar un intenso trabajo en su mentalidad y su propio desarrollo personal para que las emociones negativas no le consuman.

Así aprenderá a interactuar en el universo digital de una manera más amable y ganará calidad de vida.

Entender su psicología es clave para poder lidiar de manera exitosa con este tipo de personas.

El hater y la mentalidad de escasez

Uno de los principales problemas del hater es que tiene una marcada mentalidad de escasez.

Identifica tu éxito con su fracaso. Y debido a ello, le carcome la envidia. No es porque a ti te vaya bien, sino más bien porque piensa que si tú triunfas te estás llevando parte de su trozo del pastel y no le van a quedar ni las migajas.

Así que se toma los logros ajenos como fracasos propios. En lugar de inspirarse y tomar impulso viendo a otros triunfar, deja que la rabia y la frustración le corroan y vomita bilis a través de su teclado.

Carece de las mínimas dosis de empatía y autocontrol y adopta posturas agresivas que no vienen a cuento.

Cliente reactivo

Ojo, no hay que confundir al hater con el cliente reactivo.

El cliente reactivo es aquel que se pone a la defensiva o al ataque porque no ve satisfecha una necesidad (por ejemplo, un pedido que se retrasa o un mail que no has visto), pero tratándole con educación y recursos, este cliente cambia de actitud y puede convertirse hasta en un gran prospector cuando resuelves su queja con celeridad.

Con el hater esto no es posible. Su agresividad no se debe a una necesidad insatisfecha, sino que radica en un profundo complejo de inferioridad marcado por una autoestima debilitada. Al hater no le vale que resuelvas su problema, porque su problema querida, es que en tu visibilidad él ve reflejadas sus miserias.

Relaciones espejo

Así que cuando te topes con un hater, has de evitar tomártelo como algo personal… ¡Porque NO es personal! Simplemente, le estás haciendo de espejo.

Gracias a ti está sacando a la luz las partes de su ser que menos molan: sus bloqueos, creencias limitantes, patrones negativos y temores. En definitiva, en tu persona está proyectando el lado de su sombra más feo y lo hace de manera poco amable.

Quizás tiene celos porque le gustaría estar en tu posición. Sin embargo, sus miedos se lo impiden y le atan a la zona de confort. Así que cómo él (o ella) no quiere intentarlo, te ataca porque le recuerdas que las cosas sí que pueden ser de otra manera… Y que si no lo son, es por pura cobardía.

¿Cómo lidiar con ellos?

¡No tienes que lidiar con ellos!

En este caso está bastante claro que el problema es suyo, no tuyo. Así que déjales que se encarguen de gestionar su propia desidia. Hay poco que puedas hacer al respecto.

Como mucho, trabajar para que no te afecten este tipo de incidentes… porque cuánto más visible seas, más posibilidad habrá de que aparezcan en tu camino individuos de este tipo. ¿No vas a hacerte pequeñita por no suscitar envidias, verdad?

Cuando nos encontramos con un hater, lo más adecuado es ignorar y bloquear. Afortunadamente, las herramientas digitales cada vez nos lo ponen más fácil. Así que ya lo sabes, con un click te los quitas de encima.

Eso sí, si alguno cae en rozar el acoso, mi consejo es que tomes las medidas legales pertinentes. Porque NO TODO ESTÁ PERMITIDO. Y debes ser muy tajante con tus límites desde el principio.

Julia Almagro
Me considero una emprendedora y comunicadora polifacética cuya misión es impulsar a mujeres conscientes a diseñar la vida y el negocio de sus sueños, superando todas las barreras que puedan encontrar en el camino.

Relacionado

La mejor venganza es la indiferencia

La mejor venganza es la indiferencia – No permitas que la ira y el rencor se apoderen de ti