El miércoles 31 de enero ocurrirá un Eclipse de Luna en Leo. Sus efectos los empezaremos a sentir desde ese instante y en el transcurso de los próximos seis meses. La Luna tiene que ver con el mundo subconsciente; al eclipsarse, su energía se interrumpe por unos momentos y como consecuencia nuestra psique recibe alteraciones que inducen a transformaciones internas; esto ocurre en el plano individual como también global, pues la Luna rige a las masas, a la población, y al “inconsciente colectivo”.

Eclipse Lunar 31 de Enero

El eclipse de Luna mueve a que se produzcan cambios de hábitos, tanto individuales como colectivos, y a que afloren viejos temores, traumas o fobias, dándonos la oportunidad de limpiar nuestra mente y liberarnos de conductas que tenemos arraigadas y que nos impiden avanzar y desarrollarnos como seres humanos.

El momento del eclipse lunar es excelente para hurgar en nuestro mundo interno, hacer una revisión profunda de aquellas conductas que perjudican nuestro avance en la vida, conocer y comprender nuestros miedos para vencerlos y producir un cambio de hábitos en el área de nuestra vida que así lo requiere.

En esta ocasión, el eclipse de Luna ocurre en el signo de Leo, no obstante, todos recibiremos influencia, pues en nuestra carta astral están presentes los 12 signos, por tanto, hay un sector de nuestra vida que está gobernado por Leo, al igual que hay otros 11 sectores gobernados por todos los demás signos del zodíaco.

El eclipse lunar en Leo

En el plano colectivo, influye sobre los liderazgos, permitiendo que haya renovación y reestructuración en todos los niveles gubernamentales, gerenciales, y en cada persona que cumple un rol de mando, conducción o guía en un determinado ámbito social (incluyendo el hogar); todo ello conectado a lo que en un momento dado desean las masas, aquello que está latente en el inconsciente colectivo.

Asimismo, el eclipse en Leo destapa nuestro potencial creativo, todo ello de acuerdo a los talentos con los que cada uno de nosotros vino al mundo; el eclipse favorece para que esos talentos, en ocasiones ocultos, afloren y se traduzcan en proyectos exitosos.

Uno de los aspectos más importantes que moverá el eclipse lunar en Leo, tiene que ver con el ego

Hay una parte de la energía leonina que se centra en la vanidad, en el qué dirán, en la necesidad de aprobación. La Luna, al remover nuestro inconsciente, nos permite conectarnos con nuestra verdadera esencia ligada al Yo Superior, lo que se traduce en mayor autoestima, confianza en nosotros mismos y creatividad.

Este eclipse tendrá una conexión con Neptuno a una distancia de 150 grados, cuyo nombre astrológico técnico es “quincuncio”, y que nos llama a descubrir en nosotros las energías de ese planeta, es decir, a reconectarnos con la fe, a destapar la intuición o sexto sentido, a desarrollar la empatía con los demás, a visualizar nuestros sueños y potenciar la creatividad que nos puede llevar a hacerlos realidad.


Pedro González Silva