Consecuencias Energéticas al Beber Alcohol

Beber Alcohol
Beber Alcohol

Más allá de toda creencia, estos son los puntos de por qué el ser humano no le es necesario ni conveniente beber alcohol. Sobre todo, las nuevas semillas, trabajadores de luz y terapeutas energéticos deben tomar con profunda seriedad la siguiente información.

Consecuencias Energéticas al Beber Alcohol

El plexo solar es el chakra donde se llevan a cabo los procesos digestivos

Este es una de las principales fuentes energéticas, aquí se genera una transformación para la obtención de energía. Al ingerir alcohol, se alteran los procesos naturales del organismo, y más allá de la erosión de la mucosa o la inflamación de la pared estomacal, se densifica la energía de esta zona, generando una distorsión en la armonía molecular.

El plexo solar es la dimensión de donde la energía mental-emocional emana con mayor fuerza

No es coincidencia que la ingesta del alcohol comience a afectar los pensamientos del individuo así como a hacer aflorar sus emociones más contenidas o reprimidas, o a hacerle cometer desvaríos.

Dado a que en el plexo están las puertas del astral (energía mental-emocional), el beber este líquido de baja frecuencia, incapacita al individuo para poder proyectar su ser de luz conscientemente (desdoblamiento). Además, al vibrar en tan baja frecuencia, se produce una fisura en el campo energético, dejándolo vulnerable ante vibraciones de la misma densidad baja.

Cuando el ser humano duerme con este líquido que se ha mezclado con su configuración natural, no sólo hay una alteración físico-química, sino que el cerebro sintoniza con energías de muy baja vibración.

Es común que el individuo vea sombras, escuche susurros, amanezca rasguñado, se levante de madrugada constantemente o que en ocasiones experimente parálisis del sueño (predormicional o posdormicional).

Se ha de aclarar que la mayoría de las veces no es ninguna entidad que somete al individuo para que no pueda moverse, sino que la misma persona crea desde el astral esta aparente entidad separada de él, con el fin de darse a sí mismo una lección para abandonar este vicio u otros similares.

Cuando se está ingiriendo alcohol, el cerebro conecta con la memoria colectiva relacionada con esta sustancia

No es coincidencia que el alcohol sea la principal causa de muerte en este planeta, los casos nos hacen ver que muchas veces el exceso no es el motivo.

La razón es que la persona conecta con los campos mórficos que se han grabado energéticamente en el ambiente: accidentes, peleas, discusiones, robos, asesinatos, violaciones, muertes y demás tragedias entorno a esta sustancia. Esto quiere decir, que no importa si se bebe en exceso o con moderación, la puerta hacia la baja frecuencia se abre y con ella, todas las bajas energías se filtran.

Con el punto anterior, es común notar que hay muchos casos en los que la única persona que no iba tomando se muera si hay un accidente, esto es porque sirve de canal limpio para atraer toda la densidad en la que estaban vibrando todos.

Vista la muerte desde un ángulo menos dramático, esto no es malo, muchas veces esa alma pactó esto para proteger a los demás y dejarles una gran enseñanza. Aunque pocas veces se honra tan grande sacrifico que hizo por amor esa alma tan avanzada.

El alcohol, al alterar la energía madre en nosotros y al ser procesada esa distorsión por el cerebro, va afectando las tareas de los neurotransmisores, esto se refleja en la plasticidad neuronal, la circulación y otras funciones del organismo.

El cerebro, siendo nuestro máximo procesador, al irse viendo afectado, va sumergiendo al individuo a las dimensiones más bajas de su ser energético. Cualidades como la clarividencia se van entorpeciendo, falso es que se potencie, lo que en realidad se proyecta son las visiones producidas por la propia alucinación de la persona…

La voluntad, al ser una de las máximas cualidades del plexo solar, se va debilitando

Tampoco es coincidencia que muchos casos de suicidios estén asociados con este hábito, así como depresiones y demás emociones y pensamientos distorsionados.

A pesar de que se menciona que de manera moderada ayuda a la digestión, cierto es que su consumo genera vasodilatación periférica

Y al haber un cambio térmico en el tercer pulmón (piel), se produce entonces como ya se había dicho, una alteración en el campo electromagnético del individuo, y por ende, una contaminación energética que es absorbida nuevamente por la persona.

Si la persona come lo que debe, tendrá en sí ya una buena digestión, lo demás solo son engaños de la mente para seguir aprisionada a esta droga.

Al estar la persona en euforia, alegría y desinhibición por una sustancia externa que interactúa con los químicos de su cuerpo, se genera entonces una dependencia (adicción)

Como ya se mencionó, el centro de la voluntad se debilita, pero no sólo eso, la mente se identifica con el personaje creado, provocando así una falsa identidad que sofoca al Ser Verdadero, a aquél que está conectado a La Divinidad.

No importa si la persona tiene creencias o prácticas espirituales, el hecho de que su consciencia se desconecte de su Ser de Luz, le llevará a caer fácilmente en las programaciones, condicionamientos y demás ilusiones generadas por la mente. Esto no es malo, sino una prueba muy grande a trascender.

Pareciera que la persona entra en un buen estado de reposo al dormir, ya que el cuerpo y el sistema nervioso caen exhaustos

Pero aunque el agotamiento lleva al cerebro a frecuencias delta, el sistema nervioso afectado comienza a hacer que el cerebro trabaje en ondas alfa (oscilaciones de 8 a 13 Hz). Para entender esto, es necesario puntualizar que el individuo se regenera en ondas theta y delta, no en beta y alfa (que son las frecuencias en las que estamos la mayor parte del tiempo por vivir aceleradamente).

Las frecuencias delta y theta están relacionadas con el sueño profundo y la meditación. La persona no necesita dormir para sintonizar con estas frecuencias, sino saber observar, callar la mente y no ingerir o beber todo aquello que distorsiona su frecuencia de meditación y regeneración.

Esta realidad vibra a distintas frecuencias y sólo las frecuencias densas pueden ser manejadas por la misma densidad, sin embargo, si el individuo eleva su vibración, entra en una frecuencia cerebral en la que conecta con una dimensión de esta realidad más amable y armónica, en la que será imposible ser alcanzado y menos aún: manejado.

Consideraciones finales

Se ha de comentar que se ha querido convencer a la gente de que el mal no existe, de que se puede vivir con poca seriedad y responsabilidad, sin embargo, el mal es una realidad que sí existe, su función es la de descubrir la propia sombra para trascenderla con la luz del amor y la inteligencia, quienes buscan que el ser humano duerma no se dan cuenta que son solo piezas negras de ajedrez que están ayudando a que muchos los reconozcan y despierten; (la oscuridad nos hace descubrir que lo único que prevalece es la luz).

Esta droga se legalizó pero sigue siendo eso: droga

Todo ser que verdaderamente busque ser un revolucionario pacífico, dará la espalda al sistema que esclaviza la consciencia. El rebelde despierto no consume lo que le ha dado “la matrix”, no disfruta ello y se engancha a ello, más bien, lo experimenta, lo descubre, lo aprende, lo comprende…asciende y trasciende.

No importa cuánto se proteja energéticamente la persona, o si reprograma “cuánticamente” la sustancia, o si confía en que lo que hace no traerá consecuencias, en este planeta de aprendizaje, toda acción tiene una reacción en cadena. Es un acto de amor el no seguir alimentando estos campos de memoria de baja frecuencia, hay que ser el eslabón que rompa con esa cadena.

El alcohol es una puerta que todo ser humano consciente debe cerrar, no por creencia o ideología, sino porque ya ha ha despertado. Cada vez son más quienes renuncian a esto, y esta, es la era del despertar, La Nueva Era.

Comparte el mensaje. Bendiciones y amor a tu camino.


Lan | La Nueva Era

Los comentarios están cerrados.