Cómo meditar Ángeles de la Cábala

Cómo meditar Ángeles de la Cábala, InfoMistico.com

Los ángeles de la cábala se invocan con la energía de su nombre y sus tres letras, por lo cual para invocarlos es necesario visualizar a través de la meditación y un pedido con una intención clara.

¿Por qué la meditación?

Observe atentamente el siguiente gráfico del árbol de la Sefirot:

Cómo meditar Ángeles de la Cábala, InfoMistico.com

¿Por qué la esfera de Yesod?

Según la cábala judía, Yesod es la base sobre la que nuestro padre ha construido el mundo. Sirve de transmisor entre las Sefirot de arriba y la realidad de abajo.

La luz de las Sefirot superiores se reúne en Yesod y se canaliza hacia Malkuth, abajo. De este modo, Yesod está asociado a los órganos sexuales.

El Yesod masculino recoge las fuerzas vitales de las Sefirot de arriba y transmite estas energías creativas y vitales a Malkuth femenino de abajo.

Yesod canaliza, Malkuth recibe. A su vez, es a través de Malkuth que la tierra puede interactuar con la divinidad.

Yesod desempeña el papel de recoger y equilibrar las energías diferentes y opuestas de Hod y Netzach, y también de Tiferet por encima de él, almacenándolas y distribuyéndolas por todo el mundo. Se le compara con la “sala de máquinas” de la creación.

Los Querubines son el coro angélico conectado a Yesod, encabezado por el Arcángel Gabriel.

Las grandes ideas, sueños se crean en esta esfera, por lo cual es lógico que cuando meditemos e invoquemos a nuestro ángel regente ayudemos a visualizar a través de la meditación y sus letras en hebreo nuestros pedidos y deseos de la forma más detalladamente posible.

De esta forma materializamos primero en Yesod para que suba a esferas superiores y sean atendidos nuestros pedidos.

¿Serán atendidos nuestros pedidos?

Si y no. ¿Cómo puede ser esto posible?

Puede estar seguro de que tus pedidos siempre serán escuchados, pero no necesariamente la respuesta llegará pronto o no llegará, ya que depende de varios factores, no complicados por cierto, pero el hecho de que sea simple los pasamos por alto…

y el primero tiene que ver con algo tan simple, pero a la vez difícil de tener que es la “Fe o Emuná” como los judíos se refieren a la fe verdadera.

¿Cómo se pone a prueba?

En términos prácticos, es posible que la persona tenga fe porque no le interesa o porque no es capaz de razonar por sí misma.

Por lo tanto, su fe no le pertenece, simplemente, confía en los demás. Cuando la persona tiene una profunda Emuná en una verdad, ella siente que esta verdad es parte integrante de su propia esencia y su propio ser.

La prueba de fuego sería un caso de martirio. La persona que tiene una fe subracional puede que decida dar su vida por su fe o puede que no. La persona con una emuná superracional no ve ninguna otra alternativa – negar su emuná es negar la esencia misma de su existencia.

Rabino Tzvi Freeman, editor senior de Chabad.org

Horarios y fechas de regencia

  • Si su ángel pertenece a su cuadro de nacimiento de los tres ángeles (físico, emocional o mental) puede meditar y realizar las peticiones en los días en que la luna está en sus fases crecientes, no es adecuado hacerlo en luna llena y evítese por completo la luna menguante.
  • Si su ángel no pertenece a su cuadro de nacimiento de los tres ángeles (físico, emocional o mental) puede meditar y hacer las peticiones en los horarios, días o semanas de regencia. Utilice los días en que la luna está en sus fases crecientes, no es adecuado hacerlo en luna llena y evítese por completo la luna menguante.

Si deseas sabes como calcular tus ángeles de nacimiento haga click aquí »

Salida del Sol

Para pedirle algo especialmente importante y necesario (desde la salida del sol de ese día) en el sitio geográfico donde se encuentre. Para conocer la hora de salida del sol puede consultar estas webs en Google (debe especificar el país y la ciudad en la que se encuentra)

Una vez que tenga la hora de salida, ubique el tiempo de meditación simplemente calculando la hora de salida de sol donde empieza a regir el ángel de la cábala No. 1.

Ejemplo:

  • Hora de salida de sol: 6:20 am ← empieza a regir el ángel No. 1
  • De las 06:20 am a las 06:40 am toma el control energéticamente el ángel No. 1
  • 20 minutos después, de las 06:40 a las 7:00 am, el ángel No. 2
  • 20 minutos después, de las 07:00 am a las 7:20 am, el ángel No. 3
  • y así sucesivamente hasta completar las 24 horas del día y el ciclo de protección de los 72 Nombres de Dios.

Un día tiene 1440 minutos, si lo divide en períodos de tiempo de 20 minutos se completará el ciclo completo de los 72 Ángeles ese día, pero siempre empezando por la hora de salida del sol del lugar donde se encuentre.

Meditación

Medite y visualice las letras en el momento central de cada tramo de 20 minutos, porque el cálculo de la hora del sol es aproximado y, por tanto, los minutos iniciales y finales de cada tramo de 20 minutos pueden no ser exactos.

Ejemplo:

Una persona vive en Barcelona, España quiere meditar con el ÁNGEL 40

Cómo meditar Ángeles de la Cábala, InfoMistico.com

  • Al sacar la cuenta el ángel No. 40 empieza a regir entre las 19:20 pm a las 19:40 pm de ese día en particular con salida de sol a las 06:20 am en Barcelona, España.
  • Justo a las 19:25 empiezo hacer la meditación y la invocación del ángel 40 hasta las 19:35 +/-

Planificar

Planifique 24 a 48 horas antes, trate de limpiar el sitio donde vaya a meditar o visualizar las letras hebreas y su nombre.

Jamás vea las letras hebreas en sitios como: baños, hospitales, clínicas, cementerios o cualquier sitio que usted considere como negativo. ¿Por qué? Porque ahí habitan los ángeles de la Qlifot (ángeles contrarios) de cada uno de ellos. Así que no quiere un CORTO CIRCUITO no lo haga.

Báñese y póngase ropa limpia, especialmente limpie bien su boca y cepille bien sus dientes. ¿Por qué?

Porque es donde nace su pedido e imploración… sabe la sensación desagradable cuando alguien se acerca a usted con mal aliento o halitosis… pues eso no, evítelo.

Compenétrese con ellos porque estuvieron en el inicio de su primer aliento en este plano y estarán al final del último. Son el más grande regalo con no da nuestro Padre Celestial para que nos ayuden pero recuerde:

¡HAY QUE PEDIR!