Biodescodificación — Yacentes — Los Muertos Vivientes

muertos vivientes

Hoy vamos a hablar de muertos, de muertos vivientes. En Biodescodificación, se les conoce como “Yacentes” y ya muchos de ustedes conocen tanto el término como los efectos de ser uno de ellos.

Familiares fallecidos en la familia

No me voy a meter en complicaciones y detalles de confundan, porque como ya saben, no me gusta eso. Básicamente se trata, de familiares fallecidos en la familia, justo previo a la concepción de un nuevo bebé y todo transcurre sin que la familia esté plenamente consciente de lo que le están heredando a ese bebé que apenas se gestará.

Hay otros fallecimientos, que pueden afectar a un bebé claro, pero ya no se consideran yacentes cuando dicha muerte ocurre mientras el bebé ya se encuentra en gestación. Eso ténganlo muy en cuenta y es un tema distinto que entra más en Proyecto Sentido. Aclarado esto, continuemos.

Los yacentes

Tenemos entonces, que los yacentes, serán todos aquellos bebés que se CONCIBAN días, semanas, meses y hasta un par de años, luego de un fallecimiento muy doloroso en la familia.

En la familia (abuelos, tíos, primos, hermanos, etc), ha ocurrido una gran pérdida, se ha vivido un gran dolor y por supuesto, existe un ánimo de duelo. Todo es tristeza y llanto, que invitan al inconsciente colectivo familiar a un hecho conocido como “fiesta manía”.

Este término se utiliza para identificar en Biodescodificación, a ese período de tiempo, de gran actividad sexual, inmediata y posterior al fallecimiento del miembro de la familia. Es como una “ansiedad” inconsciente por reproducirse, por multiplicarse, por procrear, porque hay que “tapar el vacío” que dicho familiar ha dejado en la familia.

Y curiosamente ocurre, que si la persona fallecida era una tía o una prima o una hermana, etc; seguramente en la familia se concebirá a alguna “niña”. Si por el contrario, era el abuelo, el padre, el primo o el hermano, etc; seguramente se concebirá un “niño”. Y todo fuera tan sencillo como eso, pero no es así.

Ser concebido para “llenar” el vacío que ha dejado un miembro de la familia

Ser concebido para “llenar” el vacío que ha dejado un miembro de la familia con su fallecimiento, es realmente agotador y confuso. Porque yo, como bebé, como nuevo bebé recién concebido, traigo ya conmigo un comportamiento propio, una inteligencia, sueños e ilusiones propias, una meta en la vida, un carácter, etc.

Si encima de ello, debo cargar con el comportamiento de alguien más, con la inteligencia (mucha o poca) de alguien más, con los sueños e ilusiones de alguien más, con las metas y el carácter de alguien más, las metas de alguien más, el carácter de alguien más, etc. Seguramente me enfrentaré a una vida difícil, con cambios de humor radicales.

En muchos casos, el considerado trastorno bipolar o el conocido TDHA, son sólo señales de que se trae a un muerto encima. Cambios de humor radicalmente opuestos e imprevisibles, falta de atención o concentración, entre otras muchas señales.

Y realmente uno no trae a ningún muerto encima, simplemente, uno trae todas las expectativas familiares que dieron pie a nuestra concepción.

Uno, como yacente, vive sus días en silencio, sintiendo que no se debe hacer ruido porque despertamos al muerto. O bien, somos escandalosos, brincamos, corremos y gritamos, para demostrarle a ese muerto, que nosotros estamos vivos.

En las familias, es común que sea yacente, todo hijo o hija concebidos posterior a un aborto o a la pérdida del hermanito o hermanita menor. Por supuesto es posible, que tanto la familia como los padres de ese bebé concebido tras un fallecimiento, no piensen siquiera en el familiar muerto al momento de concebir al nuevo bebé. Y que éste bebé sea perfectamente autónomo emocionalmente y concebido por amor. Programado para ser él o ella, para ser independiente y feliz.

Características que presentan los yacentes

Algunas de las características que presentan los yacentes, son las siguientes, pero necesitas tener más de 5 de ellas, para considerarte todo un Yacente:

  • Hablar con un tono de voz muy bajo.
  • Reír poco o tan sólo intentar sonreír.
  • Vestir de color negro o tonos oscuros la mayoría del tiempo.
  • Dormir perfectamente quieto, boca arriba y con las manos sobre el pecho.
  • Escuchar música oscura, triste, y en volumen muy bajo.
  • Sentir frío aun cuando se está bajo los rayos del sol.
  • Sentir atracción por los lugares nevados o extremadamente fríos.
  • En las mujeres, usar maquillaje casi blanco en la cara.
  • Morder o apretar los dientes mientras se duerme (bruxismo).
  • Sentirse tristes o deprimidos todo el tiempo.

Son personas que cargan permanentemente con aquel dolor vivido por la familia previo a su concepción. Por lo tanto, y aunque quieran ser diferentes les es difícil. Y justamente son los “arranques emocionales” los que muchas veces dan las pistas de que algo anda mal.

Porque éstas personas de pronto, quisieran “revivir a ese muerto”. Y bailan, gritan, son impulsivos, corren y pareciera que se mueven sin control, no se quedan quietos.

Si alguna de las anteriores características, te resuena, investiga qué familiar tuyo murió justamente previo a tu concepción. Investiga cómo era esa persona, qué le gustaba, qué hacía, etc. Seguramente descubrirás que tú traes mucho de él o ella y por supuesto, querrás liberarte y por fin vivir siendo tú.

Ayúdate, una vez que averigües de quién se trata, de una carta de duelo, para expresar todas aquellas cosas que no quieres de ese familiar fallecido y comienza a vivir tu vida, plenamente consciente de ser tú mismo.

Importante

Muchas veces, la persona fallecida previo a nuestra concepción, es un amigo de la familia, un vecino, un profesor o un buen amigo. Así que también investiga eso.


Akasha Sanación Integral

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*