Biodescodificación: Muertos Vivientes (Yacentes)

Biodescodificación: Muertos Vivientes (Yacentes), InfoMistico.com

Descubre cómo la biodescodificación aborda el impacto de las emociones heredadas en nuestra salud. Este artículo se centra en los yacentes, niños concebidos después de una muerte familiar y cómo esta condición puede influir en su bienestar emocional. Además, exploraremos la carta de duelo, una técnica poderosa para liberar cargas emocionales y alcanzar una vida plena con autonomía emocional.

Entendiendo la Biodescodificación y los Yacentes

La biodescodificación es una técnica terapéutica que busca el origen emocional de las enfermedades. Según esta disciplina, nuestras experiencias y emociones influyen directamente en nuestra salud física. En el caso de los yacentes, se cree que los niños concebidos poco tiempo después de un fallecimiento significativo en la familia pueden heredar las cargas emocionales y expectativas de la persona fallecida.

Los Yacentes: Bebés y muertos vivientes

Los yacentes son aquellos bebés que se conciben días, semanas, meses o hasta un par de años después de la muerte de un familiar cercano. Este concepto es fundamental en la biodescodificación, ya que se considera que estos niños pueden llevar consigo las emociones y deseos no resueltos del familiar fallecido.

En una familia, la pérdida de un ser querido genera un profundo duelo y una sensación de vacío familiar. Este estado emocional puede desencadenar lo que se conoce como «fiesta manía», un período de intensa actividad sexual en la familia como una respuesta inconsciente para llenar el vacío dejado por el fallecido. Curiosamente, si la persona fallecida era una mujer (como una tía o hermana), es probable que se conciba una niña y si era un hombre (como un abuelo o hermano), es probable que se conciba un niño.

Ser concebido para llenar el vacío familiar

Ser concebido con la intención inconsciente de llenar el vacío dejado por un miembro de la familia puede resultar agotador y confuso para el nuevo bebé. Este niño trae consigo su propia personalidad, inteligencia, sueños y metas. Sin embargo, al mismo tiempo, se espera que lleve las características del fallecido, lo cual puede llevar a una vida de cambios de humor radicales y otros problemas emocionales.

En muchos casos, trastornos como el trastorno bipolar o el TDHA (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) pueden ser señales de que el niño está cargando con las expectativas familiares. Estos niños pueden mostrar cambios de humor imprevisibles, falta de atención o concentración, entre otros síntomas.

Características de los Yacentes

Los yacentes suelen mostrar ciertas características que pueden indicar su condición. Algunas de estas son:

  • Hablar con un tono de voz muy bajo.
  • Reír poco o sólo intentar sonreír.
  • Vestir de colores oscuros la mayor parte del tiempo.
  • Dormir quietos, boca arriba y con las manos sobre el pecho.
  • Escuchar música triste y a bajo volumen.
  • Sentir frío incluso bajo el sol.
  • Sentir atracción por lugares fríos o nevados.
  • Usar maquillaje muy claro en el rostro (en el caso de las mujeres).
  • Morder o apretar los dientes mientras duermen (bruxismo).
  • Sentirse tristes o deprimidos constantemente.

Estas características son signos de que estas personas cargan con el dolor vivido por la familia antes de su concepción. A pesar de sus esfuerzos por ser diferentes, encuentran difícil desprenderse de estas cargas emocionales. Los arranques emocionales son a menudo indicios de que algo no está bien.

El Proceso de liberación: Carta de duelo y autonomía emocional

Si alguna de las características mencionadas te resulta familiar, es crucial investigar fallecidos en tu familia justo antes de tu concepción. Averigua quién era esa persona, sus gustos, actividades y características. Este conocimiento puede ayudarte a entender por qué sientes lo que sientes y cómo estas emociones han influido en tu vida.

Un método efectivo para liberarte de estas cargas es escribir una carta de duelo. En esta carta, expresa todas las cosas que no quieres de ese familiar fallecido y comienza a vivir tu vida de forma consciente, siendo tú mismo. Este proceso te permitirá alcanzar una autonomía emocional y llevar una vida plena.

La importancia de investigar y comprender

Es vital entender que, en algunos casos, la persona fallecida podría no ser un familiar directo, sino un amigo cercano de la familia, un vecino, un profesor o un buen amigo. Por lo tanto, ampliar tu investigación puede revelarte aspectos ocultos de tu historia y ayudarte a liberarte de esas cargas emocionales.

La biodescodificación nos ofrece herramientas para entender y sanar nuestras heridas emocionales. Ser un yacente no significa estar condenado a una vida de sufrimiento. Con comprensión y trabajo emocional, es posible liberarse de las expectativas familiares y vivir una vida auténtica y satisfactoria.

En resumen, el concepto de yacente en biodescodificación nos invita a reflexionar sobre cómo los eventos familiares impactan nuestra vida desde antes de nacer. Ser concebido en un contexto de duelo y pérdida puede dejar marcas profundas, pero también abre la puerta a un proceso de sanación y liberación emocional. La clave está en reconocer estas influencias, trabajar en ellas y permitirnos ser auténticamente nosotros mismos.

Scroll al inicio
Abrir Chat
1
💬 Toc, Toc
Escanea el código
¿Necesitas Ayuda?