El Bigfoot (Pie Grande) ya no es un mito, ¿existe?

El Bigfoot (Pie Grande) ya no es un mito, ¿existe?

Durante una conferencia en Texas, un grupo de científicos presentaron varias grabaciones, descritas como “nunca antes vistas” de la criatura simiesca, dando a conocer sus conclusiones.

(Pie Grande) ya no es un mito

La Dra. Melba Ketchum, una científica experta en genética y medicina forense, fue la encargada de dirigir el proyecto y dijo estar impresionada por las evidencias.

“Queremos que la gente entienda que esto es una investigación muy seria”, dijo la doctora Ketchum a los medios de comunicación.

Sasquatch Genome Project

La investigación llamada “Sasquatch Genome Project”, consistía en la recogida de datos y pruebas en los últimos cinco años con un coste final de 500.000 dólares, financiada por el empresario Adrian Erickson.

Erikson dijo haber tenido numerosos encuentros con las enigmáticas criaturas, además de tener el respaldo de la ciencia a su favor. Pero también entiende el estigma y la incredulidad que acompaña al Bigfoot.

“La gente ha optado por no creer. La gente no pueden llegar a pensar que estas cosas existen”

Bigfoot hembra y a su cría

Así que el grupo de investigadores y científicos se dispusieron a seguir en 2005 a un verdadero Bigfoot hembra y a su cría, recogidas por imágenes térmicas, grabaciones de vídeo, así como, diversa fotografías y huellas.

Todo este material fue presentado en la conferencia de Texas, y un futuro próximo será divulgado la versión extendida mediante un documental.

“Después de realizar esta investigación, todos los integrantes hemos tenido experiencias que han cambiado nuestras vidas”, dijo uno de los investigadores.

Pero la evidencia definitiva fue una prueba de ADN de un Bigfoot. Según los científicos, no se parece a nada a los visto antes en mamíferos o en humanos.

ADN híbrido-humano

“El ADN de esta criatura no sigue la regla general”, dijo la Dra. Ketchum. “Lo que sí que lo hace muy diferente. Creemos que es ADN híbrido-humano. Esta es nuestra conclusión”.

El grupo envió las muestras de ADN del pelo a varios laboratorios, incluyendo la Universidad de Nueva York y el laboratorio criminológico al norte de Luisiana.

Según la página web del proyecto Sasquatch Genome Project un total de 111 muestras de pelo de Sasquatch, sangre, piel, y otros tipos de tejidos se analizaron para el estudio.

“Las muestras fueron presentadas por personas y grupos en 34 sitios diferentes de investigación de homínidos en 14 estados de los EE.UU. y dos provincias canadienses”

Genomas mitocondriales

El equipo de la Dra. Ketchum secuenció 20 genomas mitocondriales parciales enteros, así como 3 genomas nucleares enteros, a partir de las muestras. Pero lo curioso, es que en principio “todos ellos resultaron ser de origen humano”, explicó la Dra. Ketchum.

Pero cuando el equipo de científicos investigó más a fondo las muestras de ADN, los resultados fueron muy desconcertantes. Encontraron fragmentos humanos, pero también había partes de ADN, que según los científicos, no coincidía con ninguna especie conocida.

A esto, los miembros del proyecto dijeron que la ciencia demostró de una vez por todas la evidencia.

“No se trata de un animal”, explicó la Dra. Ketchum. “Estamos tratando con algo que camina en dos patas, tiene hijos y por medio de otras investigaciones y audios, parece emitir sonidos”.

Tanto para los investigadores como para los científicos todas estas pruebas demuestran de una vez por todas la existencia del Bigfoot y a su vez también demostraría la existencia de otras criaturas semejantes en otras partes del mundo.

Entonces, a día de hoy podemos decir que el Bigfoot ya no es un mito, ya que la ciencia ha demostrado su existencia.

Otro encuentros recientes

Esta gran bestia está al acecho en los bosques, en dramáticas fotos nuevas y podrían probar que la mítica criatura es real. Las imágenes fueron tomadas por el leñador John Stoneman hace dos semanas cerca de Bradford, Pennsylvania, EE.UU.

El excursionista John vio la bestia de siete metros de altura, a unos metros de la carretera principal a través de los árboles en el parque de estado Kinzua.

John, de 57 años, regresaba de la fiesta de otoño, pasando por el puente Kinzua con su novia, cuando la pareja descubrió la misteriosa figura moviéndose en el bosque.

John agarró su cámara rápidamente y tomó unas fotos asombrosas, dejó su carro en medio de la carretera y subió por el camino donde vió a la criatura.

El tráfico empezó acumularse en la parte detrás de su vehículo y obligó a Juan a seguir adelante, pero no antes de que consiguiera una de las mejores pruebas hasta ahora vistas sobre la existencia de la criatura legendaria de América del Norte.

John, de Bradford, Pensilvania, dijo: – Yo soy un escéptico de mí mismo, yo no soy creyente, pero esto no fue un oso y se puede ver la piel.

– Es más ancho en los hombros y se estrecha hacia abajo, mientras que un oso es más grande en el centro y se encuentra de manera diferente con las patas hacia fuera, esto estaba de pie como un hombre, como un bigfoot.

Dijo también: – Se fue como a 200 metros de la carretera y era demasiado estrecha para mí como para detenerme sin obstaculizar el tráfico, pero tome tantas fotos como pude.

– De hecho, se me cayó la cámara, así que no podía ver lo que había conseguido hasta que llegué a mi casa y bajarlas en mi ordenador, ¡me sorprendió lo que vi!

Parece más un bigfoot que cualquier otra cosa

Me parece más un bigfoot que cualquier otra cosa, ya otras organizaciones me han contactado para enviarles copias para su verificación.

John es miembro del grupo local de actividades al aire libre Allegheny Outdoor Adventures y dijo que nunca había visto nada igual en el bosque antes.

– Esta zona es conocida por los avistamientos de Bigfoot, pero esta es la primera vez que he visto algo como esto, estoy en el bosque todas las semanas, yo cazo y practico senderismo.

– Regresé al lugar exacto donde había estado y no había nada allí, sólo años y años de hojas en el suelo.

Bigfoot, también conocido como Sasquatch

Es el nombre dado a una criatura parecida al simio que algunas personas creen que habita en los bosques, principalmente en la región noroeste del Pacífico de América del Norte.

Bigfoot se describe generalmente como melenudo grande, humanoide bípedo. En 1951 Eric Shipton fotografió a lo que describió como una huella Yeti comienza una serie de “avistamientos” y publicaciones durante todo el siglo 20 y 21.

Sasquatch Genome Project’s Dr. Melba Ketchum on ABC 8

More From The Sasquatch Genome Project Press Conference