Masaje Sueco ¿Por qué se llama así?

Masaje Sueco

El masaje sueco es un tipo de masaje destinado a eliminar las tensiones y a reafirmar músculos y articulaciones. Su efecto tonificante y relajante favorece la circulación sanguínea y linfática y la eliminación de toxinas y ayuda al cuerpo a reencontrar su equilibrio natural.

Beneficios del Masaje Sueco para la Salud

El masaje es quizás una de las técnicas curativas más antiguas del mundo: hunde sus raíces en las civilizaciones china, egipcia e hindú, pero, sobre todo, en la greco-romana.

Inspirándose en ellas, el médico sueco Per Henrik Ling (1776-1839) creó un completo sistema de ejercicios físicos con el objetivo de corregir y fortalecer las deficiencias corporales conocido como sistema Ling del movimiento, que combinaba ejercicio, masaje y sauna.

Para desarrollar su técnica, Ling se inspiró en sus conocimientos en anatomía, educación física, esgrima y en su convencimiento del poder del pensamiento sobre la mente. Y para demostrar la eficacia de sus hallazgos fundó en 1814 en Estocolmo el Royal Gymnastics Central Institute.

Aunque tuvo que pasar un siglo para que su trabajo fuera reconocido y sus técnicas empleadas, primero en Estados Unidos y, más tarde, en Europa. Hoy en día, la mayoría de las modalidades de masaje terapéutico occidental tienen su origen en el masaje sueco.

Principales beneficios del masaje sueco

Como sabrá ya cualquiera que lo haya recibido en sus propias carnes, el masaje sueco tiene no pocos beneficios. Aquí tienes algunos de los más importantes:

  • Activa la circulación sanguínea.
  • Acelera la circulación linfática y su efecto de drenaje.
  • Mejora el aspecto de la piel.
  • Aumento del tejido muscular, haciéndolo más firme y elástico.
  • Disminuye el tejido adiposo, ya que acelera su metabolismo al aumentar la circulación.
  • El masaje también actúa sobre el metabolismo –aumenta la cantidad de orina, por ejemplo– y las vísceras, especialmente las del aparato digestivo, ayudándolas a vaciarse.
  • Posee un efecto psicológico positivo sobre el paciente, que se sentirá más relajado y aliviado.

El masejo sueco está principalmente indicado para…

  • Contracturas, atrofias musculares, esguinces y distensiones.
  • Problemas de circulación, del sistema linfático, varices y arteriosclerosis.
  • Artrosis y escoliosis, dorsalgias y lumbalgias.
  • Estreñimiento.
  • Como complemento para tratamientos anticelulíticos.
  • Fortalecimiento y tonificación de los tratamientos deportivos.
  • Embarazo –si no es de riesgo– y posparto, aunque conviene esperar a la llamada cuarentena.
  • Estimulación de la salud en general.

Pero contraindicado si padeces

  • Enfermedades de la piel y del cabello.
  • Inflamaciones agudas con enrojecimiento, calor, dolor, etcétera.
  • Infecciones y enfermedades hemorrágicas, tumorales, cancerosas y tuberculosas.
  • Traumatismos con herida abierta, fracturas y fisuras.
  • Enfermedades vasculares o sospechas de que se padecen: tromboflebitis, flebitis…
  • Después de correcciones quirúrgicas de la columna.
  • Lesiones cerebelosas, enfermedad de Parkinson, cálculos de riñón, vesícula…
  • Durante la fase aguda de las enfermedades reumáticas.
  • Úlceras internas y quemaduras.

saltillo360.com

Relacionado

Masaje Tailandes Beneficios

Los masajes tailandeses no solo nos ayudarán a mejorar nuestro estado general, sino que fomentarán la movilidad articular y la flexibilidad de nuestro cuerpo, todo son ventajas.