Select Page

Aprende a interpretar las llamas de las velas para identificar mensajes

Aprende a interpretar las llamas de las velas para identificar mensajes

Para proceder con esta práctica en primer lugar debemos apagar cualquier tipo de luz que exista en la sala y así poder iluminarnos de forma indirecta con las diferentes velas que tengamos en la habitación, y de esta forma centrarnos en la propia vela adivinatoria.

A continuación, será conveniente fijarnos muy bien en las diferentes evoluciones de la llama, en este caso observando sus movimientos, aspectos conocidos como “danza”, sus tamaños, crecidas y decrecidas y los denominados efectos adyacentes, en este caso chispas, emanaciones de color, o bien las distintas tonalidades.

Acto seguido te relajarás y harás tu pregunta o petición (recuerda siempre que debe ser concreta) para poder obtener una respuesta lo más definida posible.

Las velas tienen su propio lenguaje

Este código se divide en: llama, humo y la cera derretida, el baile de la vela o la espiral de su humo, e incluso sonidos.

Además, podremos también interpretar a través de un “si” o un “no” nuestras preguntas.

Este último método es muy simple, pero el más fiable: pero primero hay que marcar el lado derecho de la vela con un “si” y el lado izquierdo con un “no”. Si la primera gota de cera fluye hacia el lado izquierdo, la respuesta será un no.

Como interpretar las llamas de las velas en los hechizos o conjuros

Cuando enciendas la vela y veas que la llama es estable y tranquila entonces el lugar elegido es el adecuado para celebrar tu ritual.

Si la llama es alta y fuerte, la magia tendrá un efecto rápido y eficiente.

Si por lo contrario tienes problemas para encender la vela, hay fuerzas externas que están interfiriendo en tu trabajo y quieren impedir que consigas lo que deseas.

Si durante el lanzamiento de un hechizo o conjuro la llama es pequeña y parece estar a punto de salir, es que hay algunos obstáculos que se están interponiendo en tu camino y la situación no se podrá desarrollar de la forma en que se desea.

Cuando la vela parpadea, o la llama es azul, significa que ciertos espíritus están cerca.

Vela quemándose con la luz azulada; indica la presencia de ángeles y hadas, es una muy buena señal. Una llama azul siempre indica que la energía divina te asiste.

Si la vela se quema rápido, el cumplimiento de tu deseo se realizará rápido y además el espacio en el que te encuentras está muy limpio.

Capas de cera que permanecen alrededor de la vela hasta que la mecha se quema, indican un problema que tendrás que saber manejar en el futuro.

Cuando la llama de la vela es muy débil, o no se enciende

La vela que no enciende rápido significa que el ser etéreo con el que intentamos establecer comunicación puede tener dificultades para anclarse en este plano.

Generalmente esto ocurre porque el plano astral del alrededor de este ser puede estar contaminado de larvas o parásitos astrales e incluso de seres negativos (bajos astrales).

Hay velas que parecen tener un defecto, son aquellas velas cuya llama es débil o muy débil tanto que parece que se van a apagar de un momento a otro. Dependiendo de la intensidad de la vela, indicarán inestabilidad a tu alrededor, posibles pérdidas y también problemas de todo tipo, o bien que no estás preparado para ese objetivo.

Además, de ser síntoma de debilidad y falta de energía por parte del consultante. En estos casos se aconseja “cargar” la vela con tus manos dándole un poco de energía para hacerla más fuerte.

Pero este sistema no siempre funciona, porque la vela será un indicador de ti mismo, tu casa y tu alrededor en todos los aspectos.

Lo mejor que se puede hacer en estos casos es limpiar tanto física como energéticamente tu casa, tú mismo (con baños de hierbas) y después volver a repetir el ritual, o volver a encender la vela para la petición, o la pregunta en cuestión.

Una pequeña llama que quiere subir, pero inmediatamente vuelve a la posición inicial baja, indica que no tienes todavía claro lo que realmente quieres, a veces ocurre también porque estás pensando en varias cosas al mismo tiempo y tu mente no está centrada, de ahí la importancia de concretar una pregunta a la vela.

Observar siempre la llama de las velas en los rituales

Es importante que estemos atentos a las llamas de las velas en nuestros rituales o incluso en el propio altar, porque hay que tener en cuenta que estamos trabajando con energías y las velas, un medio por el cual esta energía se expresa.

Si vemos que la llama da como “saltos”, parpadeos o una danza o baile, esto significa que la situación que se está trabajando es perfecta. Hay cosas, que estallan las tensiones e inflaman las pasiones, independientemente de lo que hacemos. Tendrás que decidir si es bueno o malo para ti en el momento.

Cuando encendemos dos velas

Cada una simbolizando una figura, masculina, o femenina. Si la llama de una de las velas es más brillante y más fuerte que la otra, significa que esta persona siempre será más fuerte en la relación que la otra parte.

Si no se pregunta por una relación entonces esta persona tiene una capacidad psíquica superior y estará ganando la victoria sobre la otra, en el caso de que exista un trabajo de brujería.

Si en velas individuales las dos llamas saltan de forma constante en el transcurso de toda la quema de la vela y son inestables, ambas personas tienen fuertes sentimientos el uno por el otro. Pero tu tendrás que decidir a través de tu intuición si se trata de ira, odio o pasión. Recuerda que trabajas con energías, aquí la lógica no tiene cabida.

Si la llama hace saltar chispas o hace ruidos, anuncia que hay alguna interferencia energética.

Si la llama se apaga de repente aparentemente sin motivo alguno, puede indicar peligro de muerte o grandes dificultades. Si esto sucede, reemplazarla por otra y vuelve a comenzar con otra nueva.

Vela que “llora” mucho, la respuesta a tu pregunta se realizará, pero después de muchas dificultades y se retrasará en el tiempo.

Si la vela se apaga de repente y no “quiere volver a encenderse”, esto quiere decir que los seres que te ayudan en la parte más difícil en un momento concreto de tu vida, pero el resto tendrás que resolverlo tú. El ser ayudará en la parte más difícil del pedido, pero el resto lo tienes que resolver tú.

Si la llama se inclina hacia la derecha, simboliza que la proyección futura es positiva.

Cuando la llama se inclina hacia la izquierda, indica que existen problemas del pasado que pueden boquear el presente y el futuro.

Si la llama brilla mucho y su posición es estática y alta, indica éxito asegurado.

Llama que parece un espiral, tus pedidos serán alcanzados por tú ángel (o al ser que estés llamando) al cosmos. Si has hecho una pregunta, la respuesta es un sí rotundo, y alcanzarás el éxito sin ningún obstáculo.

Los abruptos o sonidos fuertes significan caos. Pero un tranquilo “chirrido” indica energía pura cerca de ti y por lo tanto la situación por la que preguntas estará protegida.

A veces la quema de una llama de la vela se puede acompañar con sonidos extraños, que se asemejarían a un susurro o charla suave, esto indica que habrá alguna amenaza por parte de alguien en la situación por la que preguntas.

Una llama de la vela que se apaga y de repente vuelve a encenderse, significa que hay ciertas protecciones o espíritus que no quieren que se apague la vela porque algo bueno o malo se dirige hacia ti y en cualquier caso quieren que sigas protegido. Recuerda que tus espíritus guardianes saben siempre lo que es mejor para ti.

Cada color tiene un significado para cada petición, a continuación, una pequeña guía para el simbolismo de cada color: Si la vela se enciende con fósforos, tu accionarás las fuerzas de los elementos de las Salamandras.

Si la enciendes con un encendedor formarás un eslabón mental dentro del ser divino que te estas comunicando (puede ser un ángel) y tú.

Comportamientos extraños en velas

Si la vela está en un recipiente de cristal y de repente se ennegrece por el hollín de la vela, alguien está pensando mal de ti, por lo que será conveniente que coloques incienso y después abras las ventanas para posteriormente cerrarlas. Pero si el hollín se acumula en la parte inferior de la parte de la vela los resultados que esperas en algún aspecto de tu vida no llegarán pronto y tendrás que volver a repetir el ritual en un futuro.

Si una gota de cera sale volando, se llama un “presente”. Significa que el destino ha preparado un regalo para ti.

Llama que suelta chispas en el aire, el ser eterico que te acompaña colocará a alguien en tu camino para que tu deseo se cumpla. Podrás sufrir algún tipo de decepción antes de que se cumpla tu pedido.

Capas de cera que permanecen hasta que la mecha se quema, indican un problema que tendrás que saber manejar en el futuro.

Si estalla la vela, es momento de renunciar a tus planes. La situación es muy peligrosa pero no debe alterar tu equilibrio. Piensa en tu deseo o pregunta, y medita lo que quieres conseguir y por qué.

Si la vela suelta humo y este viene hacia ti, tu hechizo se llevará a efecto de forma rápida. De lo contrario, tendrás que hacer esfuerzos para tu deseo se haga realidad.

Una llama con silbidos y otros ruidos indican un intento de los seres de luz, bien sean (ángeles, los antepasados, etc…) quieren comunicarse contigo. Cuando ocurra esto, presta atención a tus sueños, las señales, tu intuición, y también tus sentimientos.

Si en una vela de protección la llama de la vela hace crepitaciones esto significa malas intenciones de alguien que conoces hacia ti.

En el caso extremo de que una vela explote, tiene tres significados

Si estas tratando de hacer un trabajo hacia alguien significa que la persona tiene una fuerte protección, o bien la vela te está protegiendo de cualquier daño hacia ti.

Y, por último, en el hipotético caso de que todas las velas que enciendes exploten entonces esto es señal de brujería con alta magia. Cuidado en este punto.

Aquí se recomienda no encender ninguna vela más durante un tiempo prudencial. Simplemente dedicarte a limpiar y proteger tu hogar y protegerte a ti mismo.

Si necesitas apagar la vela, nunca la soples. La esencia del ser divino, que está cerca puede diluirse en el éter.


Vía » tarotvidenciaelisedefer.com