Ángeles Errantes: Un Relato de Generosidad y Misterio

Ángeles Errantes: Un Relato de Generosidad y Misterio, InfoMistico.com

En un día particular, dos serafines errantes decidieron refugiarse en la morada de una familia de gran fortuna. Pese a sus riquezas, el corazón de esta familia era frío y decidieron no ofrecerles la habitación para huéspedes de su grandiosa casa. En cambio, señalaron un rincón en el inhóspito sótano como su estancia.

Serafines en dos hogares: El contraste entre la avaricia y la generosidad en este relato

Al preparar sus improvisadas camas, el serafín de mayor edad observó una imperfección en la pared y decidió repararla. Ante la mirada inquisitiva del serafín joven, el mayor simplemente dijo, «No todo es lo que parece ser.»

A la noche siguiente, los serafines optaron por resguardarse en el humilde hogar de un matrimonio, quienes a pesar de sus escasos recursos, les recibieron con calidez.

Luego de compartir el modesto festín que poseían, los amables esposos cedieron su lecho a los serafines, garantizándoles un reparador descanso.

Al alba, los serafines descubrieron al matrimonio llorando amargamente. Su única vaca, cuya leche representaba su sustento, había fallecido.

El serafín joven, con el corazón alborotado, cuestionó al más viejo, «¿Cómo pudiste dejar que sucediera? Al primero, con todo a su favor, le ayudaste y a esta noble familia, les arrebataste su bien más preciado.»

«No todo es lo que parece ser», replicó el serafín mayor.

«En la residencia, percibí que tras esa imperfección en la pared, había una fortuna escondida. Dado el carácter egoísta del dueño, decidí ocultarla aún más. Sin embargo, anoche, mientras descansábamos aquí, el ángel de la muerte vino por la esposa del granjero. Y decidí ofrecerle la vaca en su lugar.»

Y así, no todo es lo que parece ser.

Conoce la Luz Pura: El Mundo Angelical

Más allá de nuestra comprensión humana yace el reino de los Ángeles: seres de energía inmaculada y espíritus sublimes, forjados por la mano de Dios, libres de las barreras que conocemos… leer más>>